Aristóteles

Filósofo de la Antigüedad que vivió en Macedonia y en la Antigua Grecia durante el siglo IV a. C.

Datos
Nacimiento Estagira, Macedonia, 384 a. C.
Fallecimiento Calcis, Eubea, 322 a. C.
Ocupación Filósofo.
Causa de la muerte Enfermedad digestiva.

¿Quién fue Aristóteles?

Aristóteles fue un filósofo de la Antigüedad que vivió en Macedonia y en la Antigua Grecia durante el siglo IV a. C. Su pensamiento, junto al de Sócrates y Platón, constituye uno de los pilares sobre los que se desarrolló la filosofía de Occidente.

Aristóteles fue discípulo de Platón y de Eudoxo de Cnido durante los veinte años que permaneció en la Academia de Atenas. Poco después de dejar esa institución, se instaló en Macedonia para desempeñarse como maestro de Alejandro Magno. Luego de la asunción al trono del hijo de Filipo II, regresó a Atenas, donde fundó el Liceo, en el que enseñó hasta un año antes de su muerte.

Por el rigor de su metodología y por la amplitud de los campos de conocimientos que estudió y sistematizó, Aristóteles es considerado el primer investigador científico de Occidente.

Busto de Aristóteles realziado en mármol.

Busto de Aristóteles realizado en mármol. Copia romana de un original del escultor griego Lisipo. Colección Ludovisi, Palacio Altemps, Roma.

Infancia, juventud y formación intelectual

Aristóteles nació en el 384 a. C. en Estagira, una pequeña localidad del reino de Macedonia cercana al monte Athos. De su población natal deriva el apodo con el que se lo conoció: el estagirita.

Fue el hijo menor de Festias y de Nicómano, el médico personal de los reyes de Macedonia Amintas III y Filipo II.

Desde pequeño su padre le ensenó los secretos de la medicina, y de ahí provino su afición a la investigación experimental.

Luego de la muerte de su padre y de su madre, fue adoptado por Proxeno de Atarneo, que se había casado con Arimnesta, la hermana mayor de Aristóteles.

En el 367 a. C., cuando tenía 17 años, Proxeno lo envío a Atenas para que ingresara en la Academia de Platón. No se sabe con certeza qué relación personal se estableció entre ambos filósofos, pero está claro que no fueron amigos.

Vida familiar

Poco después de la muerte de Platón, en el 348 a. C., Aristóteles aceptó la invitación de Hermias de Atarneo, para instalarse en Aso, en Asia Menor, en compañía de su discípulo Teofrasto.

En Aso, el estagirita se dedicó a la enseñanza, a la escritura y a la vida doméstica. Primero se casó con una sobrina de Hermias llamada Pitias, con la que tuvo una hija, Pitias la Joven. Luego de la muerte prematura de su esposa, se unió a una estagirita de nombre Erpilis, que le dio un hijo, Nicómaco. En esa época también adoptó a su sobrino Nicanor, que era hijo de Proxeno y de Arimnesta.

Tras el asesinato de Hermias, en el 345 a. C., Aristóteles se instaló en Mitilene, en la isla de Lesbos, donde se dedicó al estudio de distintas especies vegetales y animales.

Maestro y preceptor de Alejandro Magno

En el 343 a. C. el rey Filipo II de Macedonia lo contrató como maestro de su hijo Alejandro, quien en aquel entonces tenía 13 años, y de un grupo de jóvenes nobles de su misma edad. La idea de Filipo era que Aristóteles formara a la futura clase dirigente de Macedonia.

Aristóteles enseñó a Alejandro y sus compañeros matemática, gramática, lógica, ética, historia, geografía y literatura. También les inculcó el amor hacia los héroes de los poemas homéricos, en especial, hacia Aquiles y Patroclo, y valores como el heroísmo, el honor y el respeto hacia la palabra dada.

Poco después del asesinato de Filipo y de su ascenso al trono, en el 336 a. C., Alejandro hizo ejecutar a un sobrino de Aristóteles, Calístenes de Olinto, a quien acusó de traición. Este asesinato produjo un quiebre en la relación entre Alejandro y Aristóteles, quien se refugió en Estagira por temor a una posible represalia del emperador macedonio.

El Liceo de Atenas

En el 334 a. C. Aristóteles, en compañía de Teofrasto, se instaló en Atenas, donde fundó el Liceo, una institución pedagógica de enseñanza pública y gratuita. El Liceo se contrapuso a la Academia platónica, dirigida en ese momento por Jenócrates de Calcedonia.

Durante los once años que dirigió el Liceo, Aristóteles se propuso sintetizar todo el saber alcanzado hasta entonces por la humanidad.

Obras de Aristóteles

Aristóteles escribió cerca de 200 obras, que tratan sobre temas tan diversos como la lógica, la ética, la metafísica, la filosofía de la ciencia, la política, la retórica, la estética, la zoología, la física y la astronomía.

Luego de su muerte, esas obras fueron heredadas por Teofrasto, que las cedió al filósofo Neleo de Escepsis. Este las envió a casa de sus padres con la orden de que las escondiesen para evitar que fueran requisadas y enviadas a la biblioteca de Pérgamo.

Muchos años después, los herederos de Neleo las vendieron a Apelicón, un bibliófilo que se las llevó consigo a Atenas. En el 86 a. C., el dictador romano Sila las requisó y envió a Roma, donde fueron compradas por Tiranión de Amisus. Este gramático de origen griego las entregó a Andrónico de Rodas, quien se ocupó de ordenarlas, catalogarlas y editarlas.

Luego de la caída del Imperio romano, las obras de Aristóteles, desaparecieron hasta que en el siglo XII, una parte de ellas fueron recuperadas por Averroes, quien las conoció a través de versiones árabes y judías.

Gracias a Averroes, el pensamiento de Aristóteles se reintrodujo en el Occidente cristiano y ejerció gran influencia sobre la escolástica medieval.

Pensamiento político de Aristóteles

En oposición al idealismo platonismo, Aristóteles desarrolló una filosofía en donde la observación y la experiencia eran la fuente del conocimiento.

Según su teoría, el ser humano es un animal racional constituido por cuerpo y alma. Su fin último es el ejercicio de la razón, siendo la actividad intelectual la única capaz de proporcionarle placer y bienestar.

Para Aristóteles el hombre es por naturaleza un «animal político», que encuentra su razón de ser en el ejercicio pleno de la ciudadanía en su polis o ciudad-Estado, considerada como la mejor forma de organización política posible.

Aristóteles distinguió entre tres formas de gobierno legítimo: la monarquía (gobierno de uno), la aristocracia (gobierno de los mejores) y la democracia (gobierno de muchos). A estas formas rectas de gobierno opuso tres formas corruptas: la tiranía, la oligarquía y la demagogia.

Aristóteles definió a las formas de gobierno legítimas como aquellas en las que quiénes gobiernan lo hacen en pos del bien común. En cambio, en las formas corruptas los gobernantes buscan sólo su propio interés.

Aristóteles defendió la superioridad de los griegos y como contrapartida consideró “bárbaros” a los persas y otros pueblos asiáticos, a los que consideró proclives a aceptar la tiranía.

Consideró inferior a la mujer y justificó la esclavitud, a la que pensó como condición de posibilidad del ejercicio de la democracia directa y de la propia filosofía.

Muerte de Aristóteles

Luego del fallecimiento prematuro de Alejandro Magno, en el 323 a. C., se extendió en Atenas un fuerte sentimiento anti macedónico, incentivado por el orador Demóstenes. En ese contexto, Aristóteles debió enfrentar una acusación de impiedad, es decir, de falta de fe religiosa.

Para no correr la misma suerte que Sócrates, Aristóteles huyó y se exilió en Calcis, la capital de la isla de Eubea. Allí murió de una enfermedad digestiva en el 322 a. C. Tenía entonces 62 años.

Bibliografía:
  • Lear, J. Aristóteles. El deseo de comprender. Madrid, Alianza, 1994.
  • Montoya J. y Conill, J. Aristóteles: sabiduría y felicidad. Madrid, Cincel, 1985.
  • Reale, G. Introducción a Aristóteles. Barcelona, Herder, 2003.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Aristóteles. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/aristoteles/). Última actualización: diciembre 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)