blank

Arte romano

Conjunto de manifestaciones artísticas características de la antigua Roma producidas entre los siglos VI a. C. y IV d. C. aproximadamente.

¿Qué es el arte romano?

Con el concepto de arte romano se designa al conjunto de manifestaciones artísticas, especialmente la arquitectura, escultura, pintura y artes decorativas, características de la antigua Roma producidas entre los siglos VI a. C. y IV d. C. aproximadamente.

A lo largo de ese período, la ciudad de Roma se expandió primero por la península itálica y luego por el resto del mundo Mediterráneo hasta constituir una inmensa civilización, llamada Imperio romano.

El arte y la cultura romanos recibieron la influencia de la civilización etrusca, durante los primeros siglos, y de la griega a partir del siglo III a. C. A partir del siglo I a. C. esas influencias, adaptadas al gusto y a las necesidades romanos, adquirieron un carácter propio fácilmente reconocible.

Fotografía del arco de Tito

Arco de Tito, construido en el siglo I para conmemorar las victorias de este emperador sobre Judea.

Características del arte romano

Las principales características del arte romano son:

  • En general, fue utilitario. Tendía a expresar la idea de Roma como centro del mundo y a exaltar el poder del Estado romano.
  • La influencia griega, que se inició a partir del contacto de Roma con las ciudades griegas instaladas en el sur de Italia y se intensificó con la conquista de los reinos macedonios.
  • La mayoría de los artistas que trabajaban en Roma eran griegos y los coleccionistas adquirían o hacían copiar esculturas de ese origen.
  • Alcanzó su máximo desarrollo a partir de la constitución del Imperio, bajo el reinado de Augusto, en el año 27 a. C. Entre las clases altas se desarrolló un intenso consumo de obras que estimuló el comercio artístico.
  • Se destacaron la arquitectura y la escultura. En ambas disciplinas introdujeron nuevas tipologías y géneros.
  • Al mismo tiempo que el arte estatal y monumental, existió un arte popular que se manifestó en los relieves de las tumbas. Estos relieves muestran un gusto por la representación minuciosa de situaciones de la vida cotidiana.

Arquitectura romana

La arquitectura romana es la disciplina en la que mejor se manifestó el poder del Estado a través de la construcción de grandes obras para uso público. También es la que ha quedado mejor documentada. No solo perduraron numerosas construcciones, sino que se conserva un tratado teórico, De architectura, escrito por Vitruvio en el siglo I a. C.

La arquitectura romana se caracteriza por:

  • El uso del arco de medio punto y, como derivación, la bóveda de cañón corrido y la cúpula.
  • El empleo del hormigón (también llamado mortero) y el elaborado uso de ladrillos en distintas formas.
  • La incorporación del diseño de amplios espacios interiores.
  • La planificación del espacio urbano.
  • El desarrollo de nuevas tipologías arquitectónicas.

La influencia griega en la arquitectura se manifestó en el uso de los órdenes de arquitectura griegos (dórico, jónico y corintio) o sus adaptaciones, pero con un fin ornamental.

Tipologías arquitectónicas

Algunas de las nuevas tipologías arquitectónicas fueron:

  • Anfiteatro: edificio cerrado, de planta elíptica, ideado para realizar espectáculos públicos como las luchas de gladiadores.
  • Basílica: amplio espacio cerrado ubicado en los foros de las ciudades importantes donde se realizaban actividades judiciales y comerciales. Luego de la caída del Imperio romano, esta tipología dio lugar a las iglesias cristianas.
  • Circo: pistas para carreras de carros de caballos, con graderías para el público. Son los antecedentes de los hipódromos actuales.
  • Termas: edificios con una función similar a la de los clubes actuales. Tenían baños públicos, salones para realizar deportes, bibliotecas y salas de reuniones.
  • Arcos de triunfo: estos arcos, cubiertos de relieves conmemorativos, reproducían las puertas de acceso a las ciudades y recordaban las hazañas de los generales victoriosos.

También fueron característicos de la arquitectura y la ingeniería romanas la red de caminos, puentes y acueductos que se construyeron por todo el territorio del Imperio.

Escultura romana

La escultura romana, especialmente a partir del Imperio, adoptó los modelos griegos, pero los adaptó a su propia concepción del mundo, más concreta, realista y práctica.

Se caracterizó por la introducción de dos géneros, el retrato y relieve narrativo.

El retrato escultórico atravesó diversas etapas estilísticas: eran más rígidos y austeros en el período republicano; tendieron a la idealización de los personajes en los primeros años del imperio y hacia el final adoptaron rasgos más expresivos. A pesar de esas diferencias, los retratos siempre buscaron reproducir de manera naturalista los personajes que representaban.

Los relieves narrativos son verdaderas descripciones históricas realizadas sobre la piedra. En general, celebraban las glorias militares de los emperadores y generales y se desplegaban en altares, arcos de triunfo, columnas conmemorativas y tumbas.

Pintura romana

La mayor parte de la pintura que sobrevivió de la antigua Roma es mural y procede de la ciudad de Pompeya. Estos frescos, quedaron preservados cuando la ciudad fue sepultadas por las cenizas de la erupción del Vesubio en el 79 d. C.

A partir de esos hallazgos, los investigadores establecieron cuatro estilos de pintura mural pompeyana:

  • Primer estilo: las paredes se pintaban imitando placas de mármol de colores.
  • Segundo estilo: se simulaba un espacio exterior, como si la pared no existiera. A veces también se incluían personas o escenas.
  • Tercer estilo: las paredes se pintaban de colores planos y se incluían pequeños detalles.
  • Cuarto estilo: se buscaba una síntesis entre el segundo y el tercero. Sobre paredes de colores planos, se abrían espacios con escenas naturalistas.

Otra manifestación pictórica característica fueron las escenas con mosaicos. En este caso, las imágenes se construían con pequeñas piezas de mármoles de distintos colores.

Obras del arte romano

Algunos de los ejemplos más importantes del arte romano son:

Arquitectura e ingeniería

  • Anfiteatro Flavio (también conocido como Coliseo): su construcción finalizó en el 80 a. C. Tenía capacidad para 50.000 personas.
  • Panteón de Agripa: templo construido en el siglo II por el emperador Adriano. Está cubierto por una enorme cúpula de hormigón.
  • Pont du Gard: acueducto construido sobre el río Gard en Francia.
Foto del puente del Gard

Imagen del Pont du Gard, Francia.

Escultura y relieve

  • Columna trajana: columna de homenaje cubierta de relieves historiados que conmemoran la campaña del emperador Trajano contra los Dacios.
  • Augusto de Prima Porta: escultura del emperador Augusto
Fotografía de la escultura del emperador Augusto

Escultura Augusto de Prima Porta.

Pintura

  • Pinturas murales de la Villa de los Vetii: pinturas que decoraban la lujosa casa de la familia Vetii en Pompeya.
imagen de pintura de casa de Vetti

Representación del rey Penteo a punto de ser destrozado por las ménades, fresco romano de la casa de los Vetti.

Bibliografía:
  • Gombrich, E. H. La Historia del Arte. Londres, Phaidon Press. 1997 (reedit. 2012).
  • Janson, H. W y Janson, Anthony. Historia del Arte para jóvenes. Madrid, Akal. 1988.
  • Woodford, Susan. Introducción a la Historia del Arte. Grecia y Roma. Barcelona, Gustavo Gilli. 1985.
  • Zanker, Paul. Augusto y el poder de las imágenes. Madrid, Alianza Forma. 1992.
Citar contenido:
Arte romano. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/arte-romano/).