Atenea

Una de las diosas más relevantes de la mitología de la antigua Grecia.

¿Quién era Atenea?

Atenea es una de las diosas más relevantes de la mitología de la antigua Grecia. Era hija de Metis, una titánida y del dios Zeus, por lo tanto, pertenecía a la segunda generación de dioses dentro de la genealogía mítica. También formaba parte del grupo de 12 dioses que habitaban el monte Olimpo.

Dentro del panteón griego, Atenea era al mismo tiempo diosa de la guerra, pero también de la razón y de los trabajos laboriosos en los que las habilidades de la inteligencia se unen a la destreza manual. Se destacaba por sus labores como tejedora y, según el mito, había inventado para los humanos el carro de guerra, entre otros objetos útiles.

Lo mismo que Apolo, era guardiana del equilibrio y castigaba a los mortales que cometían el pecado de la soberbia, es decir, que se atrevían a igualarse a los dioses.

Era protectora de Esparta y se la adoraba en Tebas y Corinto, pero el centro del culto a Atenea era la ciudad de Atenas de la que los atenienses consideraban protectora y guardiana.

Atenea pasó a la mitología de la antigua Roma con el nombre de Minerva y formó parte, junto con Júpiter y Juno, de la Tríada capitolina.

Escultura de Atenea.

Atenea en una copia romana de una escultura griega, probablemente realizada por el escultor Fidias. La diosa presenta sus atributos y a su lado está su hijo adoptivo Erictonio en forma de serpiente.

Características de Atenea

Algunas de las características de Atenea según las narraciones míticas son las siguientes:

  • Participó junto a su padre en la lucha contra los Gigantes. Los atenienses sostenían que luego de vencerlos, había obligado a algunos de ellos a acarrear piedras para construir las murallas de la Acrópolis.
  • A pesar de su condición de guerrera, era una diosa justa que odiaba la violencia sin sentido y mediante su ayuda a los héroes mitológicos, como Perseo y Heracles, colaboraba con la función de su padre de dar orden al mundo.
  • Era una diosa virgen que no quiso unirse nunca a ningún dios ni mortal. Su hijo adoptivo Erictonio era considerado el primer rey de Atenas.
  • Durante la Guerra de Troya, tomó partido por los aqueos en contra de los troyanos. Protegió a Aquiles, a Menelao y a Odiseo, al que según algunos mitos inspiró la idea de construir el caballo de madera que permitió a los aqueos entrar en la ciudad.

Origen de Atenea

Según la tradición, Atenea nació del cerebro de su padre, el dios Zeus, que estaba casado con Metis, una de las titánidas.

Los titanes Urano y Gea, le habían advertido a Zeus que su segundo hijo con Metis lo destronaría. Para evitarlo, el dios se comió a su esposa, que estaba embarazada de su primer hijo.

Un día que tenía un terrible dolor de cabeza, Zeus le pidió al dios Hefaistos que le abriera la cabeza con un hacha y de la herida nació Atenea ya adulta y completamente vestida con sus ropas de guerrera.

Atenea y la ciudad de Atenas

Los atenienses de la Antigua Grecia consideraron a Atenea su deidad máxima, su señora y patrona. Aunque adoraban a los demás dioses del panteón, le dedicaron a ella los principales cultos públicos.

Según la leyenda, Atenea y Poseidón se habían disputado el protectorado de Atenas y habían ofrecido regalos a sus habitantes para ser elegidos. Mientras Poseidón hizo brotar una fuente de agua salada en la cima de la Acrópolis, Atenea les regaló a los atenienses el árbol de olivo y les enseñó a hacer aceite de oliva. Este regalo resultó el más satisfactorio para los habitantes de Atenas que, por ese motivo, la eligieron diosa protectora.

Las monedas atenienses se acuñaban con una imagen de la diosa de un lado y del otro una lechuza, que era uno de sus símbolos.

En la Acrópolis se custodiaba el paladión, una escultura de madera que se suponía que la diosa había tallado y enviado a sus fieles. El paladión aseguraba la prosperidad de Atenas y se decía que mientras existiera, la ciudad no sería vencida. La escultura se resguardaba en el templo de Atenea Polias, que significa “la guardiana de la ciudad”.

La ciudad celebraba todos los años las Panateneas, un festival que duraba tres días, durante el cual todos los atenienses ascendían a la Acrópolis en procesión para rendirle culto a la diosa y le entregaban una especie de vestido, el peplo, que habían tejido las muchachas para ella. Cada cuatro años se celebraban las Grandes Panateneas. Estas festividades duraban una semana e incluía actos rituales, concursos atléticos y diversas ceremonias.

Replica en pequeña escala de Atenea

Réplica en pequeña escala de Atenea Partenos. Esta era una enorme escultura de madera cubierta con oro y marfil construida por el escultor Fidias que estaba colocada en el interior del Partenón, en Atenas.

Elementos asociados

La diosa atenea se presentaba siempre con sus atributos, el yelmo, una lanza y la égida, una armadura de piel de cabra de la que colgaba la cabeza de la Medusa. Éste era un monstruo que convertía en piedra a quien la miraba y Perseo la había vencido con la ayuda de la diosa.

Sus símbolos eran el huso de hilar, la lechuza y el olivo.

Atenea en la mitología

La diosa Atenea fue protagonista de numerosos relatos mitológicos en los que se caracterizó por actuar con mesura y justicia. Algunos de ellos fueron el mito de Jasón y los argonautas, el regreso de Odiseo a Ítaca después de la guerra de Troya, narrado en la Odisea de Homero; las aventuras de Perseo; la metamorfosis de Aracné; entre otros.

Bibliografía:
  • Graves, Robert. Dioses y héroes de la antigua Grecia. Barcelona, Lumen, 2001.
  • Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Buenos Aires, Barcelona, México, Paidós. 1999.
  • Guarino Ortega, Rosario. La Mitología Clásica en el Arte. Universidad de Murcia, Murcia 2000.
  • Lambré, Tomás (coord.). Mitología. Buenos Aires, Del Nuevo Extremo/RBA España, 2006.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Atenea. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/atenea/). Última actualización: septiembre 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)