blank

Batalla de Berlín

Enfrentamiento bélico entre tropas soviéticas y alemanas, que tuvo lugar en la capital de la Alemania nazi.

Datos
Fecha 16 de abril al 2 de mayo de 1945.
Lugar Berlín.
Beligerantes Tropas soviéticas vs. Alemania nazi.
Resultado Victoria soviética.

¿Qué fue la batalla de Berlín?

La batalla de Berlín fue un enfrentamiento bélico entre tropas soviéticas y alemanas que tuvo lugar en 1945, en la capital de la Alemania nazi. Esta comenzó el 16 de abril y finalizó el 2 de mayo, luego de que los alemanes se rindieran ante los ejércitos de la Unión Soviética.

Así, fue la última gran acción bélica en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Alemania carecía de los medios necesarios para frenar el ataque soviético. Sin embargo, el líder alemán Adolf Hitler se negó a rendirse. Dicha decisión lo llevó al suicidio y provocó la muerte de cientos de miles de civiles y militares de ambos bandos.

Berlín

Una calle de Berlín en mayo de 1945, tras la caída de la ciudad en manos de los soviéticos.

Antecedentes de la batalla de Berlín

El 12 de enero de 1945, el Ejército Rojo entró en territorio alemán y avanzó a gran velocidad hacia el oeste, internándose en las regiones de Prusia Oriental, Silesia y Pomerania Oriental.

La estrategia del líder soviético, Iósif Stalin, era desplegar 3 grandes grupos de ejércitos (al norte, al centro y al sur de Alemania) para que ocuparan toda la orilla derecha del río Elba. El objetivo de esta maniobra consistía en cercar a Berlín y evitar que los aliados occidentales participaran de la toma de la ciudad.

Las fuerzas soviéticas estaban formadas por 1,5 millones de efectivos, a los que se sumaron unos 100.000 soldados polacos. La ofensiva también incluía 6.250 tanques y cañones autopropulsados, 7.500 aviones, 41.000 piezas de cañones y morteros y 3.250 lanzaderas de cohetes.

Luego de tomar las ciudades de Stettin, Küstrin y Slubice, el avance soviético se detuvo a unos 60 kilómetros al este de Berlín, frente a las líneas defensivas alemanas situadas junto al río Oder.

Esta pausa que ofrecieron los soviéticos no fue aprovechada por Hitler para construir fortificaciones ni establecer planes de evacuación de la población civil. El Führer, refugiado en el búnker de la Cancillería alemana, solo se limitó a dar órdenes terminantes: estaba prohibido rendirse y había que resistir hasta el final. Hitler pensaba que, si los berlineses no estaban a la altura de las circunstancias, debían perecer con el Tercer Reich.

Desarrollo de la batalla de Berlín

La batalla se inició el 16 de abril de 1945, cuando un grupo de ejércitos soviéticos, comandado por el mariscal Gueorgui Zhúkov, avanzó sobre las colinas del Seelow, próximas a la capital. Mientras tanto, otros ejércitos soviéticos atacaron desde el norte y desde el sur. Después de encarnizados combates, los soviéticos tomaron las colinas y los alemanes retrocedieron hasta Berlín.

El 20 de abril la artillería soviética bombardeó la capital, destruyendo los pocos edificios que entonces se mantenían en pie. La ciudad quedó sin agua ni electricidad, al tiempo que miles de berlineses entraban en pánico y trataban de escapar hacia el oeste.

El 22 de abril Hitler ordenó al general Wenck, que luchaba con su 12° ejército en el oeste contra los estadounidenses, que socorriera a Berlín. Wenck dirigió sus fuerzas hacia el este pero fue frenado por los soviéticos. Al considerar perdida la batalla por la capital, Wenck se dirigió con el resto de su ejército y miles de civiles hacia el río Elba, donde se entregó a los aliados occidentales.

Sin opciones de refuerzos externos, Berlín quedó completamente cercada el día 24. El general Weidling organizó entonces la defensa final, pero solo contaba con 40.000 soldados agotados y mal equipados, a los que se sumaron voluntarios extranjeros (sobre todo franceses, holandeses y españoles), muchachos de las juventudes hitlerianas, policías y veteranos de la Primera Guerra Mundial.

Uno a uno, los barrios periféricos de Berlín fueron ocupados por los soviéticos, mientras la población civil se refugiaba en sótanos o en los túneles del metro, invadidos por el humo.

Los soviéticos avanzaron a través de las avenidas de Berlín hasta llegar al centro de la ciudad, donde los combates se libraron calle a calle y casa por casa.

El 28 de abril los invasores se aproximaron al búnker de la Cancillería, en el que Hitler tenía reiterados estallidos de furia contra sus generales, a los que calificaba de ineptos y de traidores. La madrugada del 29 de abril, Hitler contrajo matrimonio con su pareja, Eva Braun, y luego redactó su testamento personal y político.

La tarde del 30 de abril, mientras las tropas soviéticas atacaban el edificio del Reichstag (Parlamento), Eva Braun y Hitler ingirieron cápsulas de cianuro, tras lo cual el Führer se pegó un tiro. Inmediatamente los dos cadáveres fueron rociados con gasolina y quemados en el patio trasero de la Cancillería.

Tras varias horas de duros combates, soldados soviéticos lograron abrirse paso hacia los techos del Reichstag y por la noche hicieron ondear una bandera soviética.

Los combates prosiguieron durante la mañana del 1 de mayo mientras Magda Goebbels, esposa de Joseph Goebbels, ministro de Propaganda, asesinaba con cianuro a sus 6 hijos en el bunker de la Cancillería. Poco después la pareja se suicidaba con disparos en la cabeza.

Cercado por los soviéticos, el general Weidling rindió Berlín a las 08:45 horas del 2 de mayo y pidió por radio que cesara la lucha. Sin embargo, los combates callejeros continuaron hasta la capitulación de la Alemania nazi, ocurrida el 8 de mayo.

Ese día el sucesor de Hitler, el almirante Karl Dönitz, firmó la rendición incondicional de Alemania, primero ante los aliados occidentales y luego ante el Estado Mayor soviético.

fotografía de la rendición de berlín

Fotografía de Yevgeni Jaldéi que muestra a soldados rusos haciendo flamear una bandera soviética en los techos del edificio del Reichstag, el 30 de abril de 1945.

Consecuencias de la batalla de Berlín

Las principales consecuencias de la batalla de Berlín fueron las siguientes:

  • La mayor parte de la capital alemana fue tomada por los soviéticos, lo que obligó a los defensores a aceptar su rendición incondicional.
  • Tras la victoria, muchos soldados soviéticos protagonizaron robos, asesinatos y violaciones de mujeres alemanas.
  • Con los suicidios de Hitler, Goebbels y otros altos oficiales alemanes, el Partido Nazi quedó descabezado.
  • La caída de Berlín llevó a la rendición incondicional de Alemania y esto significó la destrucción del Tercer Reich y el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa.
  • Los soviéticos informaron unas 400.000 bajas mientras que los alemanes perdieron unos 200.000 hombres. Se calcula que 150.000 civiles murieron durante el sitio de la ciudad.
  • El avance soviético sobre Berlín provocó una oleada de refugiados alemanes que se entregaron a los aliados occidentales a orillas del río Elba.
Bibliografía:
  • Beevor, Anthony. Berlín. La caída, 1945. Barcelona, Crítica. 2012.
  • Evans, Richard. El Tercer Reich en guerra. Barcelona, Península. 2011.
  • Overy Richard. Por qué ganaron los Aliados. Barcelona, Tusquets. 2011.
Citar artículo:
Batalla de Berlín (2020). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/batalla-de-berlin/).