Icono de diálogo

Batalla de Guadalete

Enfrentamiento bélico entre tropas visigodas y omeyas que tuvo lugar en el sur de la península ibérica, a principios del siglo VIII.

Datos
Fechas 19 al 26 de julio de 711.
Lugar Orillas del río Guadalete, en el sur de la península ibérica.
Beligerantes Reino visigodo de Toledo vs. Califato omeya
Resultado Victoria del Califato omeya.

 ¿Qué fue la batalla de Guadalete?

La batalla de Guadalete fue un enfrentamiento bélico que tuvo lugar entre el 19 y el 26 de julio del 711, a orillas del rio Guadalete, en la actual provincia de Cádiz, en el sur de la península ibérica.

En esta batalla, que algunas fuentes medievales datan en 712, se enfrentaron:

  • El ejército del reino visigodo de Toledo: comandado por el rey Rodrigo. No se sabe a ciencia cierta cuántos hombres lo integraban, solo que superaba en número a los invasores.
  • Un ejército musulmán: integrado por unos 12.000 árabes, sirios y bereberes al mando de Táriq Ibn Ziyad. Esa fuerza militar había sido despachada por Musa Ibn Nusair, gobernador del norte de África, que dependía del Califato de Damasco, gobernado por la dinastía de los Omeyas.

La batalla terminó con una aplastante victoria musulmana, el desmoronamiento del reino visigodo y el inicio del sometimiento de casi toda la península ibérica a la autoridad del Califato de Damasco.

Se la considera como uno de los enfrentamientos más trascendentales de la historia europea de la Edad Media, ya que fue el inicio de casi ocho siglos de presencia islámica en los actuales territorios de España y Portugal.

pintura de la batalla de guadalete

El rey Don Rodrigo arengando a sus tropas en la batalla de Guadalete. Pintura realizada por el artista español Bernardo Blanco y Pérez, en 1871. Museo del Prado, Madrid, España.

Contexto histórico

Desde principios del siglo VI, los visigodos, de origen germano, estaban asentados en la península ibérica, donde habían fundado un reino con capital en la ciudad de Toledo.

Si bien la forma de gobierno era la monarquía, los reyes visigodos tenían un poder limitado ya que el cargo no era hereditario, sino que dependía de la elección de una asamblea de la aristocracia guerrera. Esto generaba frecuentes conflictos entre varios candidatos al trono y era la causa de confabulaciones, intrigas palaciegas, traiciones y asesinatos.

Esta situación tuvo lugar en el 710, cuando murió el rey Witiza, aparentemente de manera violenta. Una parte de la asamblea nobiliaria eligió como su sucesor a Rodrigo, duque de la Bética. Sin embargo, otro sector se pronunció a favor de Agila II, duque de la Tarraconense, que algunos autores consideran pariente de Witiza.

Esta discrepancia desencadenó una guerra civil, que fue ganada por Rodrigo y que provocó la huida de Agila hacia el noreste. Sus partidarios no se dieron por vencidos y decidieron pedir ayuda a los musulmanes para arrebatarle el trono a Rodrigo.

En ese momento, los seguidores del Islam habían ocupado gran parte del norte de África y rodeaban Ceuta, ciudad visigoda que era gobernada por el conde Julián. Este había sido gran aliado de Witiza, por lo que la entronización de Rodrigo no fue de su agrado.

Con su ayuda, los musulmanes atravesaron el Estrecho de Gibraltar en la noche del 27 al 28 de abril del 711 y ocuparon Gibraltar, desde donde pasaron a Algeciras.

La respuesta a la invasión no fue inmediata, ya que Rodrigo se hallaba en el noreste combatiendo a los vascones, quienes se habían alzado en armas.

Una vez que fue informado de la presencia de los musulmanes, envió un contingente de caballería al mando de su sobrino Sancho, para recabar información sobre las posiciones de los invasores. Pero la avanzada visigoda cayó en una emboscada durante la cual Sancho fue capturado y su caballería abatida.

Al recibir esta noticia, Rodrigo decidió desplazarse rápidamente hacia el sur. Su estrategia era provocar un enfrentamiento decisivo con Tariq que le hiciera volver al continente africano.

Este avance veloz jugó en su contra, ya que agotó a sus jinetes y sus caballos y no le permitió engrosar sus fuerzas realizando reclutamientos de hombres en las aldeas y pueblos que iba atravesando.

El 19 de julio Rodrigo y sus tropas avistaron el campamento musulmán, que estaba situado sobre una colina al lado del río Guadalete.

Desarrollo de la batalla de Guadalete

El mismo día en el que avistó el campamento musulmán, y sin dar descanso a sus hombres, Rodrigo lanzó su ataque. Este consistió en una carga de caballería cuesta arriba, por un sendero que se iba estrechando a medida que se ascendía hacia el campamento enemigo.

Los atacantes fueron recibidos por oleadas de flechas que hicieron estragos en las filas visigodas. Rodrigo ordenó dos nuevas cargas que tuvieron el mismo resultado que las anteriores. Finalmente, llamó a retirada, sin que los visigodos hubieran podido penetrar en el campamento musulmán.

Durante la noche, los partidarios de Agila se dedicaron a desmoralizar a las tropas visigodas, argumentando que no valía la pena luchar, ya que los invasores sólo buscaban hacerse de un buen botín y que una vez que lo obtuvieran regresarían a sus tierras.

El segundo día de lucha le tocó el turno a la infantería visigoda, que fue igualmente masacrada por las flechas de los invasores.

Siguieron otras escaramuzas, hasta que Tariq ordenó el ataque, durante el cual los partidarios de Agila desertaron. El ataque musulmán fue devastador, ya que destrozó casi por completo a las huestes visigodas, dando muerte al rey y a muchos de los nobles que lo acompañaban.

pintura de la batalla de guadalete

La batalla de Guadalete. Pintura realizada por el artista español Salvador Martínez Cubells. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, España.

Causas y consecuencias de la batalla de Guadalete

Causas

Entre las principales causas de la batalla de Guadalete, se encuentran:

  • La inestabilidad política de la monarquía visigoda, debido al enfrentamiento entre el rey Rodrigo y los hijos y seguidores de Witiza, que aspiraban a desplazarlo del poder.
  • La traición de los partidarios de Agila y del gobernador visigodo de Ceuta, que con el fin de derrocar a Rodrigo, pidieron ayuda a los musulmanes y les abrieron el paso del Estrecho de Gibraltar.
  • El afán expansionista de los Omeyas, que pretendían extender el Islam por toda Europa.

Consecuencias

Las principales consecuencias de la batalla de Guadalete fueron las que se detallan a continuación:

  • La muerte en combate del rey Rodrigo y de gran parte de la nobleza visigoda.
  • La aniquilación de los restos del ejército visigodo en las proximidades de la ciudad de Écija, donde los nobles que habían sobrevivido en Guadalete intentaron frenar el avance musulmán.
  • El cruce del Estrecho de Gibraltar por un ejército musulmán dirigido por Musa e integrado por 18.000 hombres que reforzaron las tropas de Táriq.
  • La entrada de las hombres de Musa y Táriq en Toledo, donde fueron bien recibidos por los partidarios de Agila, que los consideraban sus aliados.
  • La traición de los musulmanes, que decidieron ocupar Toledo y apoderarse de toda la península ibérica.
  • El asesinato del conde Julián, que fue capturado por los musulmanes cuando trataba de huir hacia el norte.
  • La desaparición del reino visigodo, ya que su territorio pasó a formar parte de Al-Ándalus, una provincia dependiente del Califato de Damasco.
  • La huida hacia las montañas de Asturias de algunos nobles visigodos, entre ellos Pelayo, legendario precursor de la Reconquista tras la batalla de Covadonga.
  • La progresiva islamización de la península ibérica, hasta entonces cristiana, que adoptó en gran parte las costumbres, la cultura, el idioma y la arquitectura de los invasores musulmanes.
Bibliografía:
  • Collins, Roger. La España visigoda, 409-711. Barcelona, Crítica. 2004.
  • Manzano Moreno, Eduardo. Conquistadores, emires y califas: los Omeyas y la formación de Al-Ándalus. Barcelona, Crítica. 2006.
  • Wickham, Christopher. Una historia nueva de la Alta Edad Media: Europa y el mundo mediterráneo, 400-800. Barcelona, Crítica. 2016.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Batalla de Guadalete. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/batalla-de-guadalete/).