Icono de diálogo

Batalla de Midway

Confrontación aeronaval que tuvo lugar en junio de 1942 en aguas del Océano Pacífico, entre fuerzas de Japón y los Estados Unidos.

Datos
Fechas 4 al 7 de junio de 1942.
Lugar Atolón de Midway y aguas del Pacífico.
Beligerantes Imperio del Japón vs. Estados Unidos.
Resultado Victoria de los Estados Unidos.

¿Qué fue la batalla de Midway?

La batalla de Midway fue una confrontación aeronaval que tuvo lugar en junio de 1942 en aguas del Océano Pacífico, entre fuerzas de Japón y los Estados Unidos.

Se llevó a cabo seis meses después del sorpresivo ataque japonés sobre Pearl Harbor, que había marcado el inicio de la participación de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Los japoneses intentaron tomar Midway y poner fuera de combate a la flota estadounidense, pero fracasaron en su intento.

La victoria de los estadounidenses le puso un freno a la expansión nipona en Oceanía, que hasta entonces parecía imparable.

Midway fue entonces un punto de inflexión de la Guerra del Pacífico, ya que dio a los estadounidenses la iniciativa estratégica al provocar daños irreparables a la flota y la aviación japonesas.

Contexto histórico

Desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Imperio japonés aparecía ante el mundo como una potencia invencible. Las tropas japonesas habían derrotado varias veces a los Aliados, victorias que habían permitido conquistar Hong Kong, Shanghái, Malasia, Singapur, Birmania, Filipinas, Indonesia, Nueva Guinea, la Isla de Wake, la Isla de Guam, las Islas Salomón y las Islas Gilbert.

El ataque japonés por sorpresa a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, había sido un notable éxito táctico pero incompleto, ya que los portaaviones estadounidenses no estaban anclados en puerto, como esperaban los japoneses.

De uno de esos portaaviones, el Hornet, partieron 16 aviones B-25 Mitchell que el 18 de abril de 1942 bombardearon la ciudad de Tokio, provocando pánico en la población.

En mayo de ese mismo año, los estadounidenses utilizaron sus portaaviones para impedir los movimientos japoneses hacia Australia, durante la batalla del mar del Coral.

Estos dos incidentes convencieron a los altos mandos japoneses de que tenían que eliminar a los portaaviones enemigos para poder concretar el plan de conquistar un gran espacio estratégico para Japón, tanto en el sudeste asiático como en Oceanía.

Según la información proporcionada por la inteligencia japonesa, los portaaviones estadounidenses navegaban en aguas cercanas a Midway, un atolón del archipiélago de las islas Hawái.

Hacia Midway enfiló entonces la flota japonesa, integrada por 4 portaaviones, 9 acorazados, 8 destructores, 4 cruceros y 433 aviones de combate.

Los estadounidenses contaban con 3 portaaviones (el Hornet, el Yorktown y el Enterprise), 8 cruceros, 15 destructores y 360 aviones de combate.

fotografía del portaaviones japonés Akagi, hundido durante la batalla de Midw

El portaaviones japonés Akagi, hundido durante la batalla de Midway.

Desarrollo de la batalla de Midway

El 4 de junio de 1942 a la madrugada, el almirante japonés Chuichi Nagumo lanzó una oleada de 108 aviones contra Midway. Al mismo tiempo, hizo despegar aviones de reconocimiento para detectar la posición de la flota enemiga.

Los Zero, cazas japoneses, lograron derribar 17 aviones estadounidenses que salieron a hacerles frente. A partir de ese momento los japoneses bombardearon y ametrallaron el atolón, destruyendo depósitos de gasolina, hangares de hidroaviones, torretas de vigilancia, vehículos y artillería antiaérea.

El oficial japonés a cargo del ataque comunicó a Nagumo que era necesario lanzar una segunda incursión para completar la destrucción de la base.

Nagumo ordenó entonces que los aviones que había dejado en reserva bajaran a los hangares para sustituir los torpedos con los que estaban armados por bombas terrestres. Pero mientras el rearme de los aviones se estaba llevando a cabo, un hidroavión de reconocimiento japonés informó que había avistado una flota enemiga de diez buques, entre ellos dos o tres portaaviones.

Presa del pánico, Nagumo ordenó volver a subir todos los aviones a cubierta y cambiar las bombas por torpedos. Pero en ese preciso momento, una escuadrilla de 30 aviones estadounidenses detectó a los portaaviones japoneses y lanzó sus bombas sobre las cubiertas de las naves enemigas. La explosión de los aviones japoneses armados con torpedos produjo deflagraciones devastadoras que hicieron explotar también los depósitos de combustible, por lo que los tres portaaviones alcanzados se fueron a pique.

El Hiryu, el único portaaviones japonés que estaba intacto lanzó sus aviones contra el Yorktown, provocándole serios daños. Poco después, el Hiryu fue atacado a su vez por aviones procedentes del Enterprise y quedó seriamente dañado, para hundirse al día siguiente.

Al ser informado de la pérdida de los 4 portaaviones, el almirante Yamamoto dio la orden de retirada. El 6 de junio, durante esa retirada aviones estadounidenses bombardearon al crucero Mikuma, que se hundió con 650 marinos a bordo.

fotografía de pilotos estadounidenses del portaaviones Enterprise

Pilotos estadounidenses del portaaviones Enterprise preparándose para despegar en sus bombarderos Douglas SBD Dauntless.

Causas y consecuencias de la batalla de Midway

Causas

Las principales causas de la batalla de Midway fueron las siguientes:

  • La decisión de los japoneses de eliminar por completo a las fuerzas navales estadounidenses del Pacífico, para evitar su intromisión en las campañas niponas en Oceanía y el sudeste asiático.
  • La creencia que tenían los japoneses de que los estadounidenses estaban muy desmoralizados por las derrotas sufridas en los últimos seis meses.
  • La información que los servicios de inteligencia estadounidenses tenían sobre un inminente ataque japonés, lo que hizo que las fuerzas armadas americanas estuvieran alertas y no desprevenidas como había sucedido en Pearl Harbor.

 Consecuencias

Entre las consecuencias de la batalla de Midway se destacan las siguientes:

  • Los japoneses perdieron 4 portaaviones (el Akagi, el Kaga, el Hiryu y el Soryu), un crucero (el Mikuma), 250 aviones y 3.057 hombres, entre marinos y pilotos. Esos pilotos eran los más expertos y veteranos de la Fuerza Aérea japonesa.
  • Los Estados Unidos registraron la pérdida de un portaaviones (el Yorktown), un destructor (el Hamman), 150 aviones y 307 hombres.
  • Los Estados Unidos lograron una victoria decisiva que no solo evitó la ocupación de Midway y la destrucción de su flota del Pacífico, sino que además les permitió hundir a la gran mayoría de los portaaviones del Imperio Japonés.
  • Para Japón, la derrota en Midway fue de una magnitud devastadora porque al perder a 4 de sus 6 portaaviones, quedó incapacitado para llevar a cabo nuevas conquistas tanto en Asia como en el Océano Pacífico. A partir de Midway, Japón perdió la iniciativa militar y pasó a la defensiva.
  • Por primera vez en la guerra quedó igualado el número de buques japoneses y estadounidenses, con la ventaja de que la industria americana podía construir nuevos portaaviones con mayor rapidez. De hecho, hasta 1945 los estadounidenses lograron botar 35 portaaviones mientras que los japoneses apenas compensaron los perdidos en Midway. A medida que la industria estadounidense fabricaba más portaaviones y más aviones, la balanza se inclinaba más a favor de los Estados Unidos, sellando el resultado de la guerra.
Bibliografía:
  • Beevor, Anthony. La Segunda Guerra Mundial. Barcelona, Pasado y Presente. 2012.
  • Delitte, Jean-Yves y Baiguera, Giuseppe. Las grandes batallas navales. Midway. Barcelona, Norma. 2019.
  • Hastings, Max. Némesis: la derrota de Japón. Barcelona, Crítica. 2008.
Citar artículo:
Batalla de Midway (2021). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/batalla-de-midway/).