Icono de diálogo

Calvinismo

Teología protestante surgida en Suiza durante el siglo XVI.

¿Qué es el calvinismo?

El calvinismo es una teología protestante surgida en Suiza durante el siglo XVI. Su creador fue el teólogo francés Juan Calvino (1509-1564). Desde Suiza, el calvinismo se extendió por gran parte del norte de Europa, América del Norte y África del Sur.

El calvinismo defiende la autoridad de Dios sobre todas las cosas, la doble predestinación y la salvación solo por la fe.

En el siglo XX, el calvinismo original fue renovado por la prédica del teólogo suizo Karl Barth (1886-1968), a quien se lo considera el creador de la teología dialéctica. En la actualidad, las iglesias reformadas con inspiración calvinista tienen unos 75 millones de seguidores alrededor del mundo.

Principales características del calvinismo

Las principales características del calvinismo son las siguientes:

  • Rechaza la autoridad del papa sobre los cristianos.
  • Considera a la Biblia como la única fuente de autoridad, fe y conducta para los creyentes.
  • Concibe a Dios como creador, preservador y gobernador de todo lo que hay en el mundo.
  • Sostiene que las personas son incapaces de salvarse a sí mismas, por lo que se hace necesaria la gracia soberana de Dios para transformar la naturaleza humana, a la cual concibe como incapaz y corrupta. La salvación es, así, una gracia, un don de Dios.
  • Cree en la doctrina de la doble predestinación, según la cual desde la Creación Dios ha predeterminado quiénes se salvarán y quiénes serán condenados.
  • Sostiene que Dios no justifica al ser humano por sus obras de bondad ni de caridad, sino solo por su fe.
  • No acepta la veneración de las imágenes de los santos.
  • Acepta los sacramentos del bautismo y la eucaristía por ser los únicos que considera instituidos por Jesucristo.
  • Cree en la Santísima Trinidad.
  • Considera a los sacerdotes como administradores de los sacramentos, pero no como mediadores entre Dios y los creyentes. Jesús es considerado el único mediador y quien hace posible la salvación por su sacrificio en la cruz.
  • Los ministros o pastores pueden contraer matrimonio, tener familia y ejercer actividades con fines de lucro.
Retrato de Juan Calvino

Retrato de Juan Calvino realizado por el pintor italiano Tiziano (1550).

Origen y extensión del calvinismo

La irrupción del calvinismo se produjo en la segunda fase de la Reforma, que tuvo lugar luego de la excomunión de Martín Lutero por el papa León X, en 1521.

Su creador fue Juan Calvino, nacido en Noyon, Francia, en 1509. Durante su paso por las universidades de París, Orleans y Bourges, fue influenciado por las ideas de Lutero.

Su conversión al protestantismo tuvo lugar en 1533, cuando aceptó los puntos de vista de Lutero acerca de la negación de la autoridad de la Iglesia de Roma por derecho divino, la importancia de la Biblia como fuente de fe y la doctrina de la justificación de los seres humanos por medio de la gracia divina.

En 1536 huyó de Francia y se instaló en Ginebra, donde se propuso sistematizar la teología reformada que había creado Lutero. Escribió entonces su obra Institución de la Religión Cristiana, la cual junto con sus cartas pastorales, sus sermones y comentarios bíblicos, constituyen la fuente doctrinal del calvinismo.

Calvino pasó gran parte de su vida en Ginebra, donde mantuvo varias disputas teológicas. La más famosa fue la que lo enfrentó al español Miguel Servet, quien rechazaba el dogma de la Santísima Trinidad. Esta disputa finalizó con el arresto de Servet, que en 1553 fue quemado en la hoguera junto con todos sus libros.

A partir de entonces Calvino se concentró en la redacción de la llamada Biblia de Ginebra, una edición protestante de la Biblia francesa que logró publicar antes de su muerte, en 1564.

Durante la segunda mitad del siglo XVI el calvinismo se extendió por Francia, Alemania, Inglaterra, Escocia, los Países Bajos, Escandinavia y Hungría.

En el siglo XVII el calvinismo llegó a América del Norte y África del Sur, debido a la emigración de puritanos ingleses, hugonotes franceses y calvinistas alemanes y holandeses.

Luteranismo y calvinismo

Las diferencias entre el calvinismo y el luteranismo son mínimas, siendo mucho mayores las coincidencias que los desacuerdos. Ambos grupos coinciden, entre otras cuestiones, en que:

  • La naturaleza del ser humano está corrompida por el pecado original, por lo que la intervención directa de Dios es indispensable para asegurar su salvación.
  • Desde la Creación, Dios ha elegido a un grupo de personas para la gloria eterna.

Las diferencias radican en que:

  • Los calvinistas afirman que la muerte de Cristo en la cruz fue para beneficio exclusivo de los elegidos por Dios, mientras que los luteranos sostienen que el sacrificio de Cristo fue para beneficio de toda la humanidad, aunque solo obtienen ese beneficio los que tiene fe.
  • El luteranismo sostiene que un hijo de Dios, regenerado por el bautismo, puede llegar a perder su salvación por confiar en sus obras y no en Cristo. El calvinismo, en cambio, no cree en la regeneración bautismal. Para los calvinistas, un verdadero hijo de Dios, justificado y santificado por su sangre, no puede terminar en el infierno.
pecado original

Caída y expulsión del Jardín del Edén (1510), fresco del pintor italiano Miguel Ángel que representa el pecado original. Se encuentra pintado en la bóveda de la Capilla Sixtina, en El Vaticano.

Impulsores del calvinismo

Además de Calvino, otros impulsores del calvinismo fueron:

  • Ulrico Zuinglio (1484-1531): humanista y teólogo suizo, creador de la Iglesia reformada suiza. Predicó en contra de la costumbre de los suizos de alistarse como mercenarios del papado.
  • Guillaume Farel (1489-1565): predicador y reformador francés. Introdujo la Reforma en Ginebra, donde en 1536 estableció una teocracia en la que todos los habitantes aceptaron vivir según la palabra de Dios.
  • Martín Bucero (1491-1551): teólogo alemán que predicó la Reforma en Estrasburgo, donde se estableció en 1523.
  • Pedro Mártir Vermigli (1499-1562): teólogo y reformador italiano. Vivió en Florencia, Oxford, Estrasburgo y Zúrich, donde se desempeñó como profesor universitario hasta su muerte.
  • Enrique Bullinger (1504-1575): teólogo y reformador suizo, sucesor de Zuinglio como jefe de la Iglesia de Zúrich.
  • Teodoro de Beza (1519-1605): teólogo francés, sucesor de Calvino como jefe de la Iglesia de Ginebra.
Bibliografía:
  • Collinson, Patrick. La Reforma. Barcelona, Debate. 2004.
  • Gomis Joan. Calvino, una vida por la Reforma. Barcelona, Planeta-De Agostini. 1997.
  • Gounelle, André. Los grandes principios del protestantismo. Puebla, Cajica. 2008.
Citar artículo:
Calvinismo (2020). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/calvinismo/).