Icono de diálogo

Civilización wari

Civilización que se extendió por toda el área andina peruana.

¿Qué fue la civilización wari?

Se conoce como wari (o huari) a una civilización que, desde la actual región de Ayacucho, en el centro sur de Perú, se extendió por toda el área andina peruana.

El desarrollo wari se produjo entre el 600 y el 1000 d. C., y corresponde al Horizonte medio de acuerdo con la periodización tradicional del área andina.

A partir de la difusión de la cultura wari cambiaron de manera permanente las estructuras culturales de la región. Las modificaciones alcanzaron cuestiones como la religión y el culto, la administración y manejo del territorio y manifestaciones materiales como la cerámica, el arte textil y la metalurgia, así como el urbanismo y la arquitectura.

La cultura wari tuvo una estrecha relación con la Tiahuanaco, aunque todavía no pudo ser demostrada la naturaleza de esa relación. En ambas civilizaciones aparece el culto a una divinidad conocida como el Señor de las Varas, divinidad que se asocia a Viracocha, el dios creador. Entre ambas civilizaciones existieron relaciones comerciales intensas al mismo tiempo que cierta disputa de la hegemonía del poder.

Características de la civilización wari

Las principales características de la civilización wari son:

  • Fue una sociedad militarizada e imperialista que, mediante la fuerza político-militar, absorbió y dominó las culturas nazca, mochica y los pequeños reinos establecidos entre la sierra y la costa peruanas.
  • La civilización wari impuso a los pueblos conquistados su cultura y tecnología. Además, difundió prácticas religiosas y el culto a Viracocha.
  • A partir de su influencia, surgieron ciudades organizadas con plantas reticulares en reemplazo de los antiguos centros ceremoniales.
  • Fue una sociedad urbana que construyó numerosas ciudades de distintos tamaños, algunas de ellas cercadas. Las excavaciones arqueológicas han determinado que esas ciudades suelen presentar áreas de culto, depósitos y sectores protegidos para los funcionarios y administradores.
  • A partir de su expansión, los wari dominaron diversos ambientes desde la sierra alta hasta la costa que les permitieron obtener gran variedad de productos agrícolas como papa, maíz, coca, etc.
  • Desarrollaron una producción de cerámica y de textiles de extraordinaria calidad. Sobresale su alfarería policromada, así como los complejos tejidos, muchos de los cuales se adornaban con plumas. Además, se destacaron en la orfebrería y el trabajo en piedra.
  • Durante este período aparecieron los primeros quipus, un sistema textil de registro de información que sería utilizado ampliamente por la civilización inca.
  • Realizaban enterramientos en tumbas colectivas en las que los cuerpos eran depositados envueltos en mantos para formar fardos funerarios.
  • Las ciudades wari fueron abandonadas repentinamente alrededor del año 1000. A partir de la desaparición simultánea de las fuerzas unificadoras de Wari y Tiahuanaco el espacio andino se desarticuló y surgieron desarrollos regionales locales dando lugar al Segundo Período Intermedio.
fotografía de un fardo funerario con cabeza falsa realizada con fibras textiles.

Fardo funerario con cabeza falsa realizada con fibras textiles.

Organización política y social de la civilización wari

Organización política

No hay evidencias claras del modo de organización política de la cultura wari. Si bien existía una elite sacerdotal y una guerrera, el gobierno, aparentemente, no era de tipo teocrático ya que no se han encontrado restos de los grandes centros ceremoniales o plazas que son característicos de estos sistemas de gobierno.

Un complejo sistema de funcionarios se ocupaba de la administración de los recursos y de la organización del trabajo.

Organización social

La sociedad wari era militarizada y jerárquica. Existía un grupo sacerdotal y otro guerrero que eran quienes ejercían el poder, organizaban las actividades y llevaban adelante la conquista.

En la base de la sociedad estaba la gran masa de campesinos y artesanos que sostenían con su trabajo las actividades de la elite.

Economía de la civilización wari

La economía wari estaba centralizada y planificada de manera eficiente. El Estado administraba el espacio, la fuerza laboral y los recursos. Así, cultivaron en las áreas montañosas mediante la construcción de andenes y en la región costera, en wachaques. Estos eran áreas de cultivos realizadas en pozos para aprovechar la humedad subterránea y generar un microclima que permitiera la agricultura en el desierto costero.

Sus principales actividades eran la agricultura, el pastoreo de camélidos, como la llama y la alpaca, así como el comercio y la producción de artesanías.

Manifestaciones de la cultura wari

La cultura wari fue extraordinariamente influyente y dejó una influencia permanente en las civilizaciones sucesivas. A partir de este horizonte cultural cambiaron las tipologías arquitectónicas, la forma de organización del trabajo y el sistema de creencias religiosas. Entre las manifestaciones materiales se destacan la cerámica derivada de la tradición nazca y caracterizada por su policromía y su pulido, y los textiles, realizados de fibras vegetales, como el algodón, o animales, como la lana de llama y alpaca.

fotografía de un vaso cerámico policromado con forma de cabeza humana.

Vaso cerámico policromado con forma de cabeza humana.

Bibliografía:
  • AA. VV. Wari: arte precolombino peruano. Sevilla, Centro Cultural El Monte. 2001.
  • Alva, Walter y Longhena, María. Perú Antiguo. Barcelona. Folio. 2005.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Civilización wari. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/civilizacion-wari/).