blank

Colonialismo

Sistema político y económico impuesto por un Estado dominante al invadir otro territorio.

¿Qué es el colonialismo?

El colonialismo es un sistema político y económico que es impuesto por un país o Estado dominante al invadir otro territorio (colonia) para explotarlo, tomando para sí sus riquezas, región, recursos, entre otros.

Este surge a partir de que los países potencia buscan expandir su producción y territorio a través de medios políticos y/o militares. A través del colonialismo, las costumbres y políticas del país dominante son impuestas a los habitantes de los territorios colonizados, con el fin de aprovechar su materia prima, producción, mano de obra, etc.

Características del colonialismo

Las principales características del colonialismo son las siguientes:

  • Hay un aprovechamiento económico por parte del país dominante sobre el territorio dominado.
  • Busca imponer su cultura, leyes y costumbres sobre el territorio dominado, utilizando la evangelización y civilización de los pueblos.
  • Justifica la acción invasora para facilitar el dominio de los habitantes y el apoyo de la población dominante.
  • El país dominante controla y somete a los habitantes de las colonias, logrando incluso la explotación de mano de obra barata y esclavización.
  • Generalmente priva de los derechos políticos y sociales a los pobladores originarios del territorio usurpado.

Tipos de colonialismo

Colonialismo directo

En el colonialismo directo, el país dominante le permite a la colonia tener un gobierno propio pero sin ninguna autoridad sobre la política exterior, dependiendo para ello del gobierno invasor.

Además, los colonizadores poseen total poder sobre sus colonias, por lo que los pobladores originarios se ven obligados a obedecer lo que la metrópoli imponga.

El colonialismo directo surgió en la Segunda Guerra Mundial, cuando se designaban personas para que gobernaran los territorios invadidos y rindieran cuentas con regularidad.

Colonialismo indirecto

En el colonialismo indirecto se deja libertad política a las colonias, sin embargo estas no pueden ejercer el poder total sobre la administración de la economía. Asimismo, las compañías de navegación y comercio son independientes pero tienen una fuerte conexión con la metrópoli.

En este caso, la potencia invasora evita el gasto y la designación de funcionarios para un gobierno propio que controle políticamente el territorio invadido, pero aprovecha de igual manera los recursos del mismo.

Ejemplos de colonialismo

A continuación se exponen algunos ejemplos de colonialismo a lo largo de la historia:

  • Islas Malvinas: como gobierno dominante, Inglaterra aprovecha los recursos naturales de dicha región y su ubicación clave cerca de la Antártida. Por otro lado, Argentina reclama este territorio desde hace años, habiéndose enfrentado sin éxito en una guerra contra el Reino Unido, en el año 1982.
  • Colonización de América: al descubrir el continente americano en el siglo XVI, el Imperio español impuso sus costumbres, sistemas y cultura a las colonias americanas.
  • Martinica: durante el siglo XVII, Francia se encargó de ocupar esta isla perteneciente a las Antillas Francesas y, hasta el día de hoy, su política y economía son manejadas por dicha metrópoli. Así también la conocida Guayana Francesa, que forma parte de las colonias actuales de Francia.
  • Groenlandia: desde principios del siglo XVIII, Dinamarca como gobierno dominante se encarga de las cuestiones políticas de esta gran isla, considerada la más grande del mundo.
  • Islas Vírgenes de los Estados Unidos: este archipiélago compuesto por tres islas principales, llamadas Saint Croix, Saint John y Saint Thomas, entre otras islas de menor tamaño que las bordean, fue vendido por Dinamarca a los Estados Unidos por medio del Tratado de las Indias Danesas Occidentales, en el año 1916.
Citar contenido:
Colonialismo (2019). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/colonialismo/).