blank

Conferencia de Teherán

Reunión que mantuvieron los principales líderes de los Aliados a fines de 1943, durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué fue la Conferencia de Teherán?

La Conferencia de Teherán fue una reunión que mantuvieron los principales líderes de los Aliados a fines de 1943, durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre y estuvieron presentes los llamados «Tres Grandes», es decir, el primer ministro británico Winston Churchill, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y el premier soviético Iósif Stalin.

El objetivo de la cumbre fue coordinar los planes de guerra de los Aliados, en un momento en el que casi todo el peso de las operaciones contra las potencias del Eje recaía sobre la Unión Soviética. Por esa razón, el principal tema de debate se centró en la apertura de un segundo frente bélico en Europa Occidental, para obligar a la Alemania nazi a dividir sus fuerzas.

Stalin, Roosevelt y Churchill, en la Conferencia de Teherán.

Stalin, Roosevelt y Churchill, en la Conferencia de Teherán.

Contexto histórico de la Conferencia de Teherán

La Conferencia de Teherán fue la continuación de una serie de encuentros entre los líderes de los Aliados que se iniciaron con la Conferencia de Moscú, en agosto de 1942, y que continuaron con la Conferencia de Casablanca, en enero de 1943.

Antes de viajar a Teherán, Roosevelt y Churchill se reunieron en El Cairo, Egipto, con Chiang Kai-shek, líder de la República de China. Si bien el objetivo de la conferencia era acordar la posición de los Aliados hacia Japón, Churchill quería aprovechar la oportunidad para convenir con Roosevelt una postura común frente a las que suponía serían las demandas de Stalin. Pero Roosevelt se mostró esquivo y no quiso debatir sobre ese tema.

Finalizada la Conferencia de El Cairo, el 26 de noviembre, Churchill y Roosevelt viajaron juntos hacia Irán. En el momento en que se inició la Conferencia de Teherán, las fuerzas del Eje ocupaban gran parte de Europa, pero luego de la batalla de Kursk y de la ocupación de Sicilia por los Aliados (julio-agosto de 1943) habían comenzado a retroceder tanto en Italia como en la Unión Soviética.

Stalin reclamaba a Churchill y Roosevelt que los Aliados occidentales invadieran Francia, para así abrir un nuevo frente bélico y obligar a Alemania a dividir sus fuerzas. De esta manera, se aliviaría la presión germana sobre el frente oriental.

Resoluciones de la Conferencia de Teherán

Las principales resoluciones de la Conferencia de Teherán fueron las siguientes:

  • Polonia sería desplazada hacia el oeste, cediendo a la Unión Soviética los territorios que ésta había ocupado tras la firma del tratado de no agresión germano-soviético de agosto de 1939. Se la compensaría con territorios arrebatados a Alemania, ubicados al este del río Oder.
  • Los partisanos yugoslavos, liderados por el mariscal Josip Tito, debían recibir suministros y equipamiento militar y se los apoyaría mediante la organización de operaciones de comandos y bombardeos aéreos sobre posiciones alemanas.
  • Los Aliados occidentales lanzarían la «Operación Overlord» (el desembarco de Normandía) en mayo de 1944, al mismo tiempo que se realizaría un ataque de distracción en el sur de Francia. Paralelamente, la Unión Soviética desencadenaría una ofensiva en el frente oriental, para evitar que Alemania pudiera trasladar tropas desde el Este hacia el Oeste.
  • Los Estados Mayores militares de las tres grandes potencias aliadas deberían permanecer en estrecho contacto a partir de ese momento para garantizar la efectividad de la apertura de un nuevo frente en Europa Occidental.
  • Se presionaría a Turquía para que su gobierno se decidiera a declararle la guerra a Alemania.
  • La Unión Soviética se comprometió a declararle la guerra a Bulgaria, si esta atacaba a Turquía, y a Japón, luego de que se hubiera consumado la derrota de Alemania.
  • Los Aliados reconocieron el rol desempeñado por Irán en la guerra, garantizaron su independencia e integridad territorial y acordaron dar asistencia financiera a su gobierno.
  • Se iniciaron conversaciones para constituir una organización internacional que reemplazara a la Sociedad de las Naciones, desprestigiada por no haber podido impedir el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Consecuencias de la Conferencia de Teherán

Las principales consecuencias de la Conferencia de Teherán fueron las siguientes:

  • Se consolidó la colaboración entre los Aliados que, a partir de entonces, coordinaron estrechamente sus acciones bélicas para provocar la derrota de las fuerzas del Eje y acelerar así el fin de la Segunda Guerra Mundial. En ese sentido, tanto la Conferencia de Teherán como su sucesora, la Conferencia de Yalta, se consideran los máximos exponentes de la colaboración entre los Aliados durante la guerra.
  • Se pusieron en marcha los preparativos para concretar el desembarco de los Aliados occidentales en Normandía. De ese desembarco participarían fuerzas de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y la Francia libre.
  • La Unión Soviética se aseguró el dominio de los territorios ubicados al este de la Línea Curzon, es decir de todas las regiones de Polonia que había ocupado en 1939.
  • El gobierno de Irán, encabezado por el sha Mohammad Reza Pahlaví​, se fortaleció debido al apoyo de los Tres Grandes.
  • Se pusieron los cimientos para la constitución de una nueva organización internacional, las Naciones Unidas.
Bibliografía:
  • Beevor, Anthony. La Segunda Guerra Mundial. Barcelona, Pasado y Presente. 2012.
  • Gromiko, Andrei. Memorias. Madrid, El País-Aguilar. 1989.
  • Hobsbawm, Eric. Historia del siglo XX. Buenos Aires, Crítica Grijalbo Mondadori. 1998.
Citar artículo:
Conferencia de Teherán (2020). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/conferencia-de-teheran/).