Conquista del Perú

Campaña de conquista y ocupación de la región andina bajo dominio del Imperio inca en el contexto de la conquista española de América.

¿Qué fue la conquista del Perú?

Se denomina conquista del Perú a la campaña de conquista y ocupación de la región andina bajo dominio del Imperio inca en el contexto de la conquista española de América durante las primeras décadas del siglo XVI.

Esta fue la segunda gran oleada conquistadora que, desde Centroamérica, extendió el dominio español hacia el sur del continente.

Luego de la Conquista de México por Hernán Cortés y la consolidación de la ocupación española de Centroamérica y las Antillas, los exploradores se anoticiaron de la existencia de un rico imperio hacia el sur.

Las primeras noticias sobre su existencia llegaron a Panamá en 1523 y motivaron a varios conquistadores a intentar conseguir los medios para iniciar la exploración. Así, se formó una sociedad entre el hidalgo y experimentado militar, Francisco Pizarro, Diego de Almagro y Hernando de Luque, quien hizo el aporte financiero.

En 1528, Pizarro viajó a España para tramitar las capitulaciones necesarias para iniciar la conquista.

Retrato de Francisco Pizarro

Retrato imaginado de Francisco Pizarro, de Amable-Paul Coutan, 1835.

Características de la Conquista de Perú

Entre las características de la conquista de Perú se pueden mencionar las siguientes:

  • A Pizarro y Almagro les resultó difícil conseguir voluntarios para armar la expedición ya que parecía muy improbable lograr la empresa con éxito. Por otra parte, algunos de los hombres que habían seguido a Pizarro desde España enfermaron y murieron al llegar a América por las condiciones del trópico.
  • En enero de 1531, Pizarro dejó Panamá en barco con rumbo al sur por la costa del Pacífico. Llevaba entre 150 y 250 hombres y alrededor de 30 caballos. En los meses sucesivos se agregaron refuerzos, llegando a formar una tropa de unos 350 hombres y 67 caballos.
  • En el camino hacia el sur, Pizarro encontró una población aborigen dócil pero tensionada con la estructura de dominio inca y, sobre todo, descontenta. Algunas de estas poblaciones sometidas por los incas se aliaron voluntariamente a los españoles y otras fueron dominadas.
  • El imperio Inca atravesaba un momento de extrema debilidad por la lucha sucesoria entre los dos hijos del inca Huayna Cápac fallecido hacía poco tiempo: desde Quito, Atahualpa disputaba el trono a su hermano Huáscar, representante de la nobleza cusqueña.
    • Para el momento de la llegada de Pizarro al Perú, las tropas de Atahualpa habían tomado Cusco y masacrado a la familia real vinculado con su hermano Huáscar.
  • En noviembre de 1532, Pizarro, con 168 hombres, llegó a Cajamarca, en las montañas, donde residía Atahualpa. El inca esperó a los españoles con curiosidad ya que estaba convencido de que un número tan pequeño de expedicionarios era inofensivo. Por lo tanto, evacuó la ciudad y se retiró a una fortaleza cercana a la espera del desarrollo de los acontecimientos.
  • Pizarro entonces, entró en Cajamarca, ocupó la plaza principal, estableció a sus mejores tiradores en los alrededores e invitó a Atahualpa a encontrarse con él.
  • El 16 de noviembre de 1532, el inca se presentó ante Pizarro con su ejército compuesto por 30 mil soldados, la mayor parte de los cuales permaneció afuera de la ciudad. Atahualpa fue emboscado y hecho prisionero y en el pánico que se extendió entre las tropas incas se produjo una estampida en la que murieron miles de indígenas. Los soldados de refuerzo huyeron.
  • Atahualpa ofreció pagar su rescate en oro y plata. De ese modo se recolectó el mayor tesoro obtenido por los españoles en América, valuado en ese momento en casi un millón y medio de pesos. Sin embargo, el inca no fue liberado, sino que, acusado de haber asesinado a su hermano Huáscar, entre otros doce cargos, fue ejecutado el 29 de junio de 1533. Esto aceleró el proceso de conquista al desgastar la moral de los defensores del imperio.
  • El 15 de noviembre de 1533, los españoles tomaron Cusco y designaron a Manco Inca, hermanastro de Atahualpa, para sucederlo, con la esperanza de controlarlo. Pero la ambición de los españoles, que comenzaron una serie de disputas por el botín, generó un espacio para que Manco Inca iniciara varias rebeliones en 1536 y 1537.
    • Mientras los intentos indígenas de reconquistar las ciudades se sucedían, Pizarro recibió numerosos refuerzos hasta completar una tropa de unos 700 soldados.
    • Por otra parte, muchas parcialidades indígenas no respondieron al llamado del inca por su enemistad previa y se aliaron a los españoles.
    • La superioridad española obligó a Manco Cápac y sus pocos seguidores a refugiarse en la selva, en Vilcabamba, donde sus sucesores resistieron mediante una combinación de tratados diplomáticos y pequeñas incursiones militares hasta 1572 cuando finalmente la ciudad cayó, el último inca fue ejecutado y sus familiares expulsados del virreinato.
  • En 1535, Pizarro fundó la Ciudad de los Reyes, Lima, en la costa. En 1542, cuando fue fundado el Virreinato de Nueva Castilla o del Perú, esa ciudad se transformó en su capital.
Pintura de Juan B. Lepiani

Pintura de Juan B. Lepiani que representa la captura de Atahualpa en la plaza de Cajamarca.

Causas y consecuencias de la conquista del Perú

Causas

Entre las causas de la conquista del Perú, se pueden mencionar las siguientes:

  • El impulso conquistador y la ambición española que buscaba avanzar permanentemente sobre nuevos territorios.
  • La gran experiencia militar de Francisco Pizarro, su audacia y capacidad de interpretar las situaciones favorables para ejecutar sus movimientos.
  • La estructura de las sociedades andinas, tan centralizadas que tenían dificultades para reaccionar ante la ausencia de la autoridad. Por otra parte, una vez que el poder central inca fue derrotado, los españoles se convirtieron en autoridades naturales de los pueblos sometidos.
  • La debilidad política del Imperio inca a causa de los conflictos sucesorios.
  • El sometimiento de otros pueblos por parte de los incas, ya que en la disputa optaban por aliarse a los españoles.

Consecuencias

Entre las consecuencias de la conquista de Perú, se pueden mencionar las siguientes:

  • La desaparición del Imperio inca y su reemplazo por el Virreinato del Perú.
  • Incorporación al dominio de la Corona española de los extensos territorios andinos.
  • La desarticulación de las poblaciones originarias, la ocupación de la tierra por parte de los conquistadores y colonos y la reducción a la servidumbre de numerosos indígenas.
  • La destrucción de numerosos objetos culturales como esculturas, edificios, manifestaciones religiosas, etcétera.
  • El ingreso en el tesoro de la Corona española de inmensas cantidades de oro y plata fueron empleadas en sostener las guerras que mantenía España y finalmente ocasionaron una crisis inflacionaria.
  • El establecimiento de una base sólida para la expansión territorial hacia el norte, el sur y hacia el interior del continente.
Bibliografía:
  • Bennassar, Bartolomé, y otros. Historia Moderna. Madrid, Akal, 1998.
  • Bethell, Leslie (ed.). Historia de América Latina. 1. América latina colonial: la América precolombina y la conquista. Barcelona, Editorial Crítica, 1990.
  • Florista, Alfredo (Dir.). Manual de Historia Moderna Universal. Barcelona, Ariel. 2005.
  • Mira Caballos, Esteban. Francisco Pizarro. Una nueva visión de la conquista del Perú. Barcelona, Planeta, 2018.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2023). Conquista del Perú. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/conquista-del-peru/). Última actualización: enero 2023.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)