blank

Constitución española de 1812

Texto constitucional promulgado en 1812 por las Cortes Generales españolas, en la ciudad de Cádiz.

¿Qué fue la Constitución española de 1812?

La Constitución española de 1812, también conocida como Constitución de Cádiz, fue un texto constitucional promulgado en 1812 por las Cortes Generales españolas, reunidas en la ciudad de Cádiz.

Su importancia radica en que fue la primera constitución de la historia española. La misma estuvo en vigencia desde su promulgación, el 19 de marzo de 1812, hasta su derogación, el 4 de mayo de 1814, tras el fin de la guerra de la Independencia española y la vuelta al trono del rey Fernando VII.

Posteriormente se la volvió a aplicar desde el 8 de marzo de 1820, cuando Fernando VII fue obligado a jurarla por la rebelión de Rafael de Riego, hasta el fin del Trienio Liberal, en 1823. Volvió a estar en vigencia entre 1836 y 1837, mientras se redactaba la Constitución de 1837.

Debido a su defensa de los derechos individuales, su voluntad de modificar o suprimir ciertas instituciones propias del Antiguo Régimen y su ideal de mejorar la sociedad, es considerada una de las constituciones más liberales de la época.

Contexto histórico

En 1806, en el contexto de las guerras napoleónicas, el emperador francés Napoleón Bonaparte estableció un bloqueo continental a Gran Bretaña que impedía que los británicos tuvieran cualquier tipo de intercambio comercial con el resto de Europa, con el objetivo de ocasionar su ruina económica.

Ante la negativa de Portugal de acatar este bloqueo, Napoleón decidió invadir este reino, y el rey español Carlos IV autorizó a las tropas francesas a atravesar el territorio de España para llegar a Portugal.

La actitud de Carlos IV generó malestar en España, por lo que se gestó un movimiento de oposición liderado por Fernando, el hijo mayor del rey. En algunas regiones se produjeron conflictos entre la población local y las fuerzas francesas.

En marzo de 1808 estalló en Madrid una rebelión conocida como Motín de Aranjuez, la cual reclamó a Carlos IV ceder el poder a su hijo, quien fue coronado como Fernando VII.

En mayo, Napoleón Bonaparte se ofreció a intermediar entre padre e hijo y, con este objetivo, los citó en su palacio de Bayona, en el sur de Francia. Una vez que Carlos IV y Fernando VII concurrieron, Napoleón apresó a ambos y entregó la corona de España a su hermano José Bonaparte.

Los españoles formaron juntas de gobierno en los territorios aún no conquistados por los franceses para organizar la resistencia. En Sevilla, una Junta Central con representantes de dichas juntas, asumió la soberanía para gobernar España en nombre de Fernando VII, hasta que este recuperase la libertad.

A principios de 1810 los franceses ocuparon Sevilla. La Junta Central se disolvió y varios de sus miembros se refugiaron en Cádiz, que estaba protegida por la flota británica. Se formó entonces un Consejo de Regencia para continuar la lucha contra los franceses. Ese gobierno convocó a las Cortes Generales españolas, que el 19 de marzo de 1812 aprobaron la Constitución de Cádiz.

promulgación de la Constitución de 1812

La promulgación de la Constitución de 1812, obra del pintor español Salvador Viniegra. Se exhibe en el Museo de las Cortes de España, en la ciudad de Cádiz.

Características de la Constitución española de 1812

Las principales características de la Constitución de Cádiz fueron las siguientes:

  • Estableció la soberanía de la Nación, no la del rey.
  • Instauró la monarquía constitucional como forma de gobierno, estableciendo la división de poderes y limitando así la autoridad del monarca.
  • Proclamó el sufragio universal masculino indirecto.
  • Estableció la libertad de imprenta, de industria, de comercio y el derecho a la propiedad privada.
  • Abolió los señoríos feudales.
  • Concedió la ciudadanía española a todos los nacidos en las colonias americanas, fueran criollos, mestizos o indígenas.
  • Consagró a España como un Estado confesional católico, ya que prohibía expresamente cualquier otra religión.
  • No reconoció ningún derecho a las mujeres.

Consecuencias de su abolición

Las principales consecuencias de la abolición de la Constitución de Cádiz, en 1814, fueron las siguientes:

  • La restauración del absolutismo monárquico y de las instituciones del Antiguo Régimen. Esta restauración fue apoyada por las monarquías europeas enemigas de Napoleón y quedó consagrada por el Congreso de Viena de 1815.
  • La represión de los partidarios del liberalismo, entre ellos los diputados de las Cortes que sancionaron la Constitución. Muchos de ellos fueron detenidos por orden del rey, tal es el caso de Ramón Olaguer Feliú, que fue enjuiciado y condenado a 8 años de prisión.
  • La opción por la insurrección armada y/o por la declaración de la independencia por parte de la mayoría de los criollos independentistas ante la intransigencia de la Corona. Este proceso concluyó en 1825, con la consolidación de las independencias americanas. Solo Cuba siguió formando parte del Imperio español.
Bibliografía:
  • Comellas, José Luis. Historia de España en el siglo XIX. Madrid, Ediciones Rialp. 2017.
  • Hobsbawn, Eric. La era de la revolución (1789-1848). Buenos Aires, Crítica. 2009.
  • Juliá Díaz, Santos; Pérez, Joseph y Valdeón, Julio. Historia de España. Barcelona, Austral. 2003.
Citar artículo:
Constitución española de 1812 (2021). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/constitucion-espanola-de-1812/).