blank

Antigua Roma

Civilización desarrollada en torno de la antigua Roma.

Datos
Fecha Siglo VIII a. C. -476 d. C. – Imperio romano de Occidente / 1453 – Imperio romano de Oriente
Ubicación Europa, norte de África y Asia menor
Religión Politeístas
Economía Agricultura y comercio

¿Quienes fueron los romanos?

Los romanos fueron una civilización de la antigüedad desarrollada en torno de la ciudad de Roma. Esta civilización se originó en el siglo VIII a. C. y se expandió por gran parte de Europa, el norte de África y Asia menor.

Durante su expansión, la cultura romana se difundió por las regiones conquistadas. Este proceso, conocido como romanización, tuvo como consecuencia la unificación cultural de los territorios bajo el dominio de Roma. Las provincias romanas, adoptaron el latín como lengua, la legislación basada en el derecho romano, la moneda y muchas costumbres.

Ubicación de la civilización romana

La civilización romana se originó en la región del Lacio, en el centro de la península itálica. A lo largo de doce siglos se expandió por la cuenca del mar Mediterráneo, el centro de Europa, Asia menor y parte de las Islas Británicas.

Ubicación en el mapa de la cultura romana.

Extensión de la civilización romana en el momento de su máxima expansión, aproximadamente en el año 117.

Características de la civilización romana

Las principales características de la civilización romana son las siguientes:

  • Surgió en el siglo VIII a. C. a partir de una aldea de agricultores y pastores latinos ubicada en las orillas del río Tiber.
  • Sus principales influencias culturales fueron sus vecinos, los etruscos, y los griegos que habitaban las colonias del sur de Italia.
  • Su expansión territorial se produjo en tres etapas: entre el año 458 y el 265 a. C. los romanos conquistaron la península itálica. Entre el 264 y el 146 a. C., conquistaron los territorios alrededor del Mediterráneo occidental y a partir del siglo II a. C. se extendieron sobre los reinos macedonios.
  • Se destacaron por su gran poderío militar, gracias al cual pudieron mantener los territorios conquistados durante varios siglos.
  • Las regiones conquistadas se integraron al Imperio romano como provincias. De ese modo, se difundieron los rasgos culturales, entre ellos la lengua latina que fue la base de la mayor parte de las lenguas europeas modernas.
  • El conjunto de normas que constituyen el derecho romano tuvo gran influencia en las sociedades modernas y son la base del derecho occidental.
  • Muchos de las costumbres de las sociedades occidentales actuales derivan de la cultura romana.

Religión de los antiguos romanos

La religión romana cambió a lo largo de la historia a medida que recibía influencias de los territorios que conquistaba.

Los romanos eran politeístas, es decir, creían en más de un dios. Su religión originaria fue el animismo, creían en espíritus que habitaban en todas las cosas.

Durante el período monárquico, sus dioses más importantes fueron Júpiter, el más importante del panteón, Quirino, dios del gobierno y Marte, dios de la guerra. Se los llamaba la Tríada Capitolina y se los veneraba en el monte Capitolino, en la ciudad de Roma.

A partir de la influencia griega, la religión romana incorporó los dioses griegos, superponiendo algunos de ellos a sus divinidades anteriores.

Durante el período imperial, los emperadores también fueron divinizados.

El cristianismo fue otra de las religiones orientales que se difundieron por el imperio a partir de la conquista de Judea. En el año 380 d. C., el cristianismo se convirtió en la religión oficial de Roma por decreto del emperador Teodosio.

Dioses romanos

Durante gran parte de la historia romana, los principales dioses fueron los siguientes:

Nombre Función
Júpiter Rey de los demás dioses. Sus atributos eran el rayo y el centro.
Juno Esposa de Júpiter, diosa del matrimonio y la familia.
Minerva Hija de Júpiter. Diosa de la sabiduría y patrona de los artesanos.
Vulcano Dios asociado con el fuego y las actividades relacionadas como la herrería.
Diana Diosa de los bosques, la caza y animales.
Febo Dios conductor del disco solar. Estaba asociado también a la poesía y la música.
Venus Diosa del amor.
Plutón Dios del inframundo y los muertos.
Neptuno Dios del mar y el océano.
Marte Dios de la guerra.
Mercurio Dios del comercio.
Baco Dios del vino de la fiesta.

Arte en la cultura romana

Arquitectura

La arquitectura y la construcción de obras civiles fueron las áreas en las que más se destacaron los romanos.

Se caracterizaron por el uso del arco de medio punto, la bóveda de cañón corrido y la cúpula y por el desarrollo del hormigón armado como material de construcción.

Entre las obras que han perdurado se encuentran el Anfiteatro Flavio (conocido como Coliseo), el Panteón de Agripa, el teatro de Marcelo y diversas construcciones tanto en el foro Romano como de otras ciudades de las provincias romanas.

Se destaca también la inmensa red de caminos que recorrían todo el imperio y aún perduran en muchas regiones, así como los acueductos.

Foto del Pantheon

Fotografía actual del edificio Pantheon, ubicado en Roma.

Escultura

La escultura romana tuvo una gran influencia de la griega. Sus modelos se adaptaron al gusto y las necesidades romanas, más prácticas y concretas.

Específicamente romanos fueron los bustos que retrataban a distintos personajes de la sociedad y los relieves conmemorativos.

Filosofía

La cultura romana también ha desarrollado grandes pensadores y textos con respecto a la filosofía occidental. Estos tienen su base en la filosofía griega, los fundamentos del pragmatismo y del eclecticismo.

En general, los romanos se caracterizaban por ser más prácticos que teóricos.

Pintura

La pintura romana se conoce especialmente a partir de los restos de pinturas murales que se conservaron en las ciudades de Pompeya y Herculano.

Desarrollaron también la técnica del mosaico: mediante pequeñas piedras de colores, se representaban en pisos y paredes escenas de distinto tipo.

Economía de la cultura romana

La economía romana se basaba en la agricultura y el comercio.

Desde finales de la República, la tierra se concentró en manos de latifundistas que vivían en las ciudades y delegaban la administración de sus establecimientos.

Lo producido en estas explotaciones se dedicaban principalmente al comercio en los grandes mercados urbanos.

En las ciudades se concentraba la producción artesanal. Desde pequeños talleres familiares hasta grandes instalaciones producían todo tipo de bienes que se destinaban al consumo interno y al comercio.

La enorme extensión del imperio favoreció la producción de una gran variedad de bienes que se intercambiaban entre las distintas regiones a través del comercio terrestre y marítimo.

blank

Denario, moneda de la cultura romana.

Organización social y política

Organización social

La sociedad romana era patriarcal. Solo los varones tenían el poder económico y político. Dentro de la estructura familiar, el pater familiae o «padre de familia» tenía poder absoluto sobre todos los miembros del grupo, desde los familiares directos hasta los siervos y los esclavos.

La sociedad encontraba dividida en los siguientes estamentos:

  • Patricios: era la clase más alta de la sociedad. Estaba formada por las familias más antiguas. A partir del 367 a. C. se incorporaron a este grupo, con la categoría de nobles, los plebeyos ricos. Tenían el poder político, religioso y económico.
  • Plebeyos: eran los ciudadanos libres, campesinos, comerciantes y artesanos. Durante la República llegaron a integrar órganos políticos como la Asamblea de la Plebe. A partir de 212 d. C. se otorgó la ciudadanía romana a todos los hombres libres del imperio.
  • Esclavos: eran muy numerosos. Se ocupaban de los trabajos rurales, de la mano de obra en los talleres artesanales y de actividades domésticas en las casas de las familias ricas. Su situación evolucionó a lo largo del tiempo, aunque, jurídicamente no tenían categoría de persona sino de «cosa».

Organización política

En la primer etapa del desarrollo de Roma, su forma de gobierno fue una monarquía. En el 509 a. C. se consituyó una república con división de poderes entre distintas instituciones. Por último, en el 27 a. C. la coronación de Octavio como emperador, dio inicio al imperio.

A partir de la República el poder del Estado se dividió en varios órganos.

  • El Senado fue la máxima institución durante el período republicano.
  • Las Asambleas eran organismos de participación de los ciudadanos. Existían tres: la Asamblea de las curias, la Asamblea de las centurias y la Asamblea de la plebe.
  • La Magistratura era el órgano de gobierno. Estaba encabezado por dos cónsules que duraban un año en el cargo.

Durante el período imperial continuó existiendo el Senado, pero el poder efectivo se concentró en la figura del emperador, que tenía el poder militar, político, legislativo y religioso.

Bibliografía:
  • AA.VV. Historia Universal. 6-Roma. Lima, Salvat. 2005.
  • Grimal, Pierre. La civilización romana. Barcelona, Paidós. 2014.
  • Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Barcelona, Paidós. 2010.
  • Liberati, Anna Maria y Bourbon, Favio. Roma antigua. Barcelona, Folio. 2005.
Citar contenido:
Antigua Roma (2018). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/cultura-romana/).