Cultura romana

Civilización desarrollada en torno a la ciudad de Roma.

¿Quienes fueron los romanos?

Los romanos fueron una civilización desarrollada en torno a la ciudad de Roma que se forjó a través del intercambio entre diferentes culturas como la cultura griega, las mesopotámicas y la egipcia.

Dicha cultura comenzó a desarrollarse durante el siglo VIII a. C., y continuó durante la etapa imperial de Roma hasta el siglo V d. C., cuando comenzó a caer el Imperio romano.

La cultura romana fue una de las que más influencia tuvo en el desarrollo de la cultura occidental.

Ubicación de la cultura romana

La cultura romana se ubicó y desarrolló en lo que hoy se conoce como la península itálica, localizada en el sur de Europa. La península tiene la forma de una bota y se encuentra longitudinalmente surcada por los montes Apeninos.

Si bien dicha cultura se desarrolló en la península itálica, tuvo gran influencia debido a la gran expansión del Imperio romano, dejando su huella cultura en parte de Asia, Europa y África.

Ubicación en el mapa de la cultura romana.

Ubicación en el mapa de la cultura romana.

Características de la cultura romana

Las características principales de la cultura romana son las siguientes:

  • Dominaban la flota marítima de la región y tenían un gran poder militar.
  • En la Antigua Roma eran politeístas, años más tarde adoptarían la religión cristiana.
  • Se desarrolló durante 3 períodos diferentes: Monarquía, República e Imperio.
  • Es una de las civilizaciones más importante y determinantes de la historia mundial.
  • Su sociedad se encontraba dividida entre patricios, plebeyos y esclavos.
  • Su economía se basaba en la agricultura, ganadería y comercio.
  • Eran esclavistas.

Religión de la cultura romana

La religión romana se caracterizaba por ser politeísta, es decir, por creer en más de un Dios. El desarrollo de sus creencias se vio afectado por la influencia de territorios cercanos, tales como Grecia.

En la Antigua Roma existían santuarios y templos que eran utilizados por la población para el rendimiento de culto a sus dioses. Su religión era controlada por el Estado, el cual no permitía rendir culto a una religión diferente.

Para el año 380 d. C., el cristianismo se convirtió en la religión oficial de Roma por decreto del emperador Teodosio. Hoy en día, Roma es la capital mundial de dicha religión.

Dioses romanos

Los principales dioses que adoraban los romanos eran los siguientes:

Nombre Función
Júpiter Dios del rayo y la justicia, padre de todos los dioses.
Juno Diosa de la inteligencia y la guerra justa.
Vulcano Dios herrero y artesano.
Diana Diosa de la caza y animales.
Febo Dios del sol.
Minerva Diosa de la sabiduría.
Venus Diosa del amor.
Plutón Dios del inframundo y los muertos.
Neptuno Dios del mar y el océano.
Marte Dios de la guerra.
Mercurio Dios del comercio.
Baco Dios del vino y la fiesta.

Arte en la cultura romana

Arquitectura

La cultura romana elaboró diferentes obras arquitectónicas, tales como el Foro Romano, el Coliseo, el Panteón y la Fontana di Trevi.

Además, la arquitectura romana se extendió a épocas posteriores, permaneciendo plasmada en la iglesia de San Juan de Letrán, San Pedro, la Plaza de España y la Plaza de Venecia.

Las casas y los edificios romanos eran decoradas con frescos y mosaicos. Asimismo edificaron puentes, calzadas, acueductos y termas.

Foro romano, arquitectura de la cultura romana.

Foro Romano, símbolo de la arquitectura de la cultura romana.

Escultura

Debido a la herencia cultural griega, en la Antigua Roma se desarrollaron grandes esculturas, elaboradas en bronce o mármol, que hoy en día seguimos admirando.

El principal tema a tratar en las escultura consistía en dioses y la representación de hombres importantes.

Entre sus esculturas más destacadas se encuentran el retrato de Augusto, el retrato de Patricio, el busto de Antinoo, entre otras.

Filosofía

La cultura romana también ha desarrollado grandes pensadores y textos con respecto a la filosofía occidental. Estos tienen su base en la filosofía griega, los fundamentos del pragmatismo y del eclecticismo.

En general, los romanos se caracterizaban por ser más prácticos que teóricos.

Pintura

Los romanos tenían una gran admiración por las pinturas y seguían sus estilos según lo impuesto por las obras griegas. Estas se caracterizaban por decorar paredes con grandes murales y realizar grandes pinturas.

Los métodos utilizados durante el período de la cultura romana fueron el temple, el fresco y el encausto.

Economía de la cultura romana

Las actividades económicas romanas contaban con extensos recursos humanos y las riquezas de sus provincias. La economía de la cultura romana se fundamentaba en la agricultura y el comercio, el cual estaba basado en la cría de ganados y el cultivo de las tierras.

Los romanos eran dueños de haciendas grandes que explotaban los esclavos y efectuaban las exportaciones de sus hortalizas, frutas y verduras frescas.

Moneda en la economía romana

Durante el desarrollo de la civilización romana se establecieron diferentes monedas de comercialización, entre las cuales se destacan:

  • El áureo: moneda de oro.
  • El denario: moneda de plata.
  • El sestercio: moneda de bronce.
  • El dupondio: moneda de bronce.
  • El as: moneda de cobre.

Denario, moneda de la cultura romana.

Si bien inicialmente el comercio se llevaba a cabo con ovejas y bueyes, en el año III a. C. comenzaron a utilizarse principalmente las monedas de cobre, y luego se sumaron las de plata y oro.

Organización social y política

Organización social

En cuanto a la organización social, la sociedad romana se encontraba dividida en los siguientes estratos:

  • Patricios: clase más alta de la sociedad, conformada por la nobleza. Poseían privilegios políticos, fiscales y culturales.
  • Plebeyos: comunes habitantes de Roma que no gozaban de todos los derechos ni privilegios.
  • Esclavos: clase más baja de la sociedad, eran utilizados como mano de obra y no gozaban de ningún derecho.

Organización política

Cuando el pueblo comenzó a tener participación en la toma de decisiones se formaron 3 asambleas diferentes: la Curial, conformada por los patricios, la cual se encargaba de tomar las decisiones más importantes; la Centurial, conformada por patricios y plebeyos que designaban a los cónsules, y la Tribal, conformada por plebeyos que se juntaban a elegir a los tribunos, personas que defendían el Senado y el poder de los patricios.

Además, los romanos contaban con los siguientes cargos e instituciones:

  • Emperador: cabeza de la institución monárquica, jefe y dictador de la política romana.
  • Senado: conformado por personas mayores que tomaban decisiones financieras, religiosas y de política exterior, y además se encargaban del control de los magistrados y la designación de los jefes militares.
  • Cónsul: director o presidente que dirigía el Estado y el ejército. El cónsul era el magistrado de más alto rango y por debajo de él se encontraba el pretor, encargado de la administración de la justicia.
  • Magistrados: funcionarios del cónsul que duraban hasta 5 años y trabajaban ad honorem. Dentro de ellos se encontraba el censor, encargado de la conducta y las costumbres de los habitantes.
Citar contenido:
Cultura romana. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/cultura-romana/).