blank

Edad Antigua

Etapa de la historia del mundo mediterráneo, comprendida entre el 3000 a. C., y el 476 d. C.

¿Qué fue la Edad Antigua?

Se llama Edad Antigua a la etapa de la historia del mundo mediterráneo comprendida entre la invención de la escritura, hacia el 3000 a. C., y la disolución del Imperio romano de Occidente, en el 476 d. C.

De esta manera, la Edad Antigua comprende unos 35 siglos entre el Neolítico y la Edad Media.

Fotografía del Coliseo romano

Vista interior del Coliseo, anfiteatro construido en el siglo I a. C. por la dinastía Flavia y ubicado en el centro de la ciudad de Roma, Italia.

Características de la Edad Antigua

Las principales características de la Edad Antigua fueron las siguientes:

  • Desarrollo de los primeros sistemas de escritura: los pueblos mediterráneos crearon distintos sistemas de escrituras. Los mesopotámicos usaron la escritura cuneiforme, mientras que los antiguos egipcios inventaron la escritura jeroglífica y los fenicios idearon un alfabeto consonántico de 22 letras. El alfabeto fenicio fue adoptado por los griegos, quienes le agregaron las vocales. Los soportes para la escritura también fueron diferentes. Los pueblos mesopotámicos escribían sobre tablillas de arcilla; los egipcios y los griegos utilizaron el papiro, y los reinos helenísticos crearon el pergamino. Los romanos usaron tanto el papiro como el pergamino.
  • Preponderancia de las religiones politeístas: la mayoría de los pueblos de la Antigüedad creyeron en la existencia de muchos dioses que se asociaban, en general, con fenómenos naturales. La excepción a este politeísmo generalizado, fueron los persas y los hebreos. La religión de los hebreos, el judaísmo, es la primera religión monoteísta de la historia. Los persas también eran monoteístas, por su culto exclusivo a Ahura Mazda; pero su religión, el zoroastrismo, tenía un aspecto dualista al afirmar la constante lucha entre el bien y el mal.
  • Redacción escrita de las primeras leyes: para garantizar una convivencia armónica entre las personas, durante la Edad Antigua se redactaron las primeras leyes. Estas tipificaban delitos y aplicaban penas a los delincuentes. La primera compilación de leyes conocida data del 1750 a. C. y fue ordenada por Hammurabi, rey de la ciudad mesopotámica de Babilonia.
  • Convivencia entre distintas formas de Estado: en el mundo antiguo no hubo una forma de Estado predominante. Sumerios, fenicios y griegos se organizaron en ciudades-Estado independientes. Hebreos, lidios y hurritas formaron reinos unificados. Egipcios, acadios, hititas, asirios, babilonios, persas, macedonios y romanos construyeron imperios que englobaban a una gran cantidad de pueblos. El imperio más extenso de la Antigüedad fue el Imperio romano, el cual en su época de apogeo, hacia el siglo I d. C., unificó todo el mundo mediterráneo.
  • Predominio de la monarquía como forma de gobierno: durante la Edad Antigua casi todos los Estados tuvieron monarquías absolutas, en las que los reyes concentraban en sus manos todos los poderes estatales. Algunas fueron electivas (los nobles elegían al rey) pero la mayoría eran hereditarias, ya que cuando un rey moría era sucedido por uno de sus hijos o algún otro pariente. Además de ser absoluta y hereditaria, la monarquía egipcia fue teocrática, ya que los faraones afirmaban ser dioses vivientes.
  • Preponderancia de la guerra como forma de resolución de los conflictos: las invasiones y los ataques a pueblos, campos y caravanas, eran constantes en el mundo antiguo. La guerra, seguida de la toma de botines y de la imposición de tributos a los pueblos conquistados se transformó en la principal fuente de recursos para la mayoría de los imperios de esta época. Los acuerdos de paz eran poco frecuentes. El primer tratado de paz conocido, el de Qadesh, fue firmado entre hititas y egipcios hacia el 1250 a. C.
  • Importancia de la agricultura como fuente de alimentos: durante la Antigüedad, la mayor parte de la población vivía en el campo y trabajaba la tierra. Los principales cultivos eran de trigo, cebada, lentejas y garbanzos. Sus excedentes se comercializaban mediante el trueque o intercambio de productos. El comercio monetizado recién comenzó a desarrollarse en el siglo VII a. C., cuando los lidios inventaron la primera moneda del mundo, una aleación de oro y plata.
  • Jerarquización de las sociedades: en la Edad Antigua, la población se agrupaba en grupos que tenían distintos derechos y obligaciones. En la mayoría de las sociedades, la pirámide social incluía los siguientes sectores: realeza, nobles, sacerdotes, comerciantes, artesanos, campesinos y esclavos.
  • Extensión de la esclavitud como principal mano de obra: los esclavos eran personas que no eran libres y pertenecían a un amo al que debían obedecer. Este tipo de servicio existió en todas las civilizaciones de la Antigüedad, pero la esclavitud se transformó en la mano de obra predominante en la Antigua Grecia y en el Imperio romano.

Principales civilizaciones de la Edad Antigua

Durante la Edad Antigua se desarrollaron gran cantidad de civilizaciones, entre las cuales se destacan las siguientes:

  • Antiguo Egipto: establecida a orillas del río Nilo, en el noreste de África. La primera dinastía creó un reino unificado al unir el Alto y el Bajo Egipto, hacia el 3150 a. C. Las principales creaciones de la civilización egipcia fueron la escritura jeroglífica, la construcción de pirámides y la momificación de los cadáveres de los faraones.
  • Mesopotamia asiática: situada entre los ríos Tigris y Éufrates, en la llamada Medialuna de las tierras fértiles. A partir del 3500 a. C. se establecieron allí sumerios, acadios, amorreos, asirios, casitas y babilonios. Sus principales creaciones culturales fueron la escritura cuneiforme, la legislación y el sistema sexagesimal.
  • La Hélade o Antigua Grecia: situada en el extremo sur de la península de los Balcanes, fue la cuna de la filosofía, la historia, la comedia, la tragedia, la política y los Juegos Olímpicos. En una de sus ciudades-Estado, la Atenas del siglo V a. C., se creó la democracia directa como forma de gobierno.
  • Roma: surgida en el centro de la actual Italia hacia mediados del siglo VIII a. C., la civilización romana llegó a dominar todas las costas del mar Mediterráneo. En aquellos amplios territorios, los romanos difundieron su lengua (el latín), sus leyes y su manera de construir ciudades.
Fotografía de Pirámides de Guiza

Pirámides de Guiza, construidas en el Antiguo Egipto durante el Imperio antiguo.

Principales acontecimientos de la Edad Antigua

Entre los principales acontecimientos de la Edad Antigua se encuentran los siguientes:

  • Primera invasión indoeuropea: entre el 1800 y el 1600 a. C., una oleada de pueblos indoeuropeos, provenientes de las estepas euroasiáticas, invadió la península de los Balcanes y el Asia Menor. Entre esos pueblos se encontraban jonios, eolios, aqueos e hititas.
  • Guerra de Troya: entre el 1260 y el 1250 a. C. se enfrentaron troyanos y griegos aqueos por el dominio del comercio entre el Egeo y las costas del mar Negro. Los aqueos tomaron e incendiaron Troya y esclavizaron a los sobrevivientes.
  • Segunda invasión indoeuropea: hacia el 1200 a. C., una segunda oleada de pueblos indoeuropeos se extendió por Europa meridional, Asia Menor y la meseta del Irán. Entre esos pueblos se encontraban latinos, dorios, medos y persas.
  • Guerras médicas: entre el 490 y el 449 a. C. se enfrentaron el Imperio persa y las polis griegas por el dominio de la cuenca del mar Egeo. Los griegos vencieron a los persas y frenaron su expansión hacia el oeste.
  • Expedición de Alejandro Magno a Oriente: entre el 334 y el 326 a. C., un ejército greco macedónico de 40 mil hombres, comandado por su rey Alejandro Magno, marchó hacia el este, conquistó el Imperio persa y llegó hasta el valle del río Indo. Alejandro creó un nuevo imperio, que al disolverse dio lugar a los reinos helenísticos.
  • Guerras púnicas: entre el 264 y 146 a. C. se enfrentaron romanos y cartagineses por el dominio del Mediterráneo Occidental. Después de tres guerras, los romanos destruyeron Cartago y se apropiaron de Sicilia, Cerdeña, la península ibérica y el norte de África.
  • Irrupción del cristianismo: en tiempos del emperador romano Tiberio (14 al 37 d. C.), un judío, Jesús de Nazareth, predicó una nueva religión monoteísta, que luego de su crucifixión comenzó a ser llamada cristianismo. El cristianismo llegó a ser la religión oficial del Imperio Romano en el 395 d. C.
  • Invasiones germánicas: a partir del siglo III d. C., diversos pueblos de origen germánico (suevos, francos, godos, etc.) traspasaron las fronteras del Imperio romano. Si bien protagonizaron invasiones muy violentas, los germanos también se fueron instalando de manera pacífica, como aliados de los romanos. En el 476 a. C. el rey de un pueblo germano, los hérulos, destronó a Rómulo Augústulo, último emperador romano de Occidente. Este hecho marca el fin de la Edad Antigua y el comienzo de la Edad Media.

Civilizaciones extra mediterráneas

En la misma época en la que transcurría la Edad Antigua en el mundo mediterráneo, en otras partes del planeta se desarrollaban distintas civilizaciones urbanas creadas con sociedades jerarquizadas y basadas en la práctica de la agricultura. Entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Civilización olmeca: floreció en la costa del Golfo de México, entre el 1500 y el 500 a. C. Los olmecas construyeron centros ceremoniales y desarrollaron un sistema de escritura.
  • Civilización chavín: se desarrolló entre el 1200 y el 200 a. C. en los Andes centrales. Los chavín fueron politeístas y centraron su economía en el cultivo del maíz y la papa.
  • Cultura del valle del Indo: entre el 3300 y el 1200 a.C. sus habitantes construyeron ciudades, desarrollaron el comercio e inventaron un sistema de escritura.
  • Civilización china: a partir del 3000 a. C. los antiguos chinos, que vivían en la cuenca del río Amarillo, desarrollaron una civilización que inventó el papel, la brújula, la seda, la pólvora y un sistema de escritura basado en ideogramas.
Bibliografía:
  • Bravo, Gonzalo. Historia del mundo antiguo. Una introducción crítica. Madrid, Alianza. 1998.
  • Lane Fox, Robin. El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Barcelona, Crítica. 2007.
  • Liverani, Mario. El Antiguo Oriente. Historia, sociedad y economía. Barcelona, Crítica. 1995.
  • Scott, Michael. Los mundos clásicos. Una historia épica de Oriente y Occidente. Barcelona, Ariel. 2016.
Citar artículo:
Edad Antigua (2020). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/edad-antigua/).