Grito de Asencio

Decisión tomada por un grupo de criollos de la Banda Oriental de luchar contra las autoridades realistas asentadas en la ciudad de Montevideo.

¿Qué fue el Grito de Asencio?

El Grito de Asencio, también conocido como la Admirable Alarma, fue la decisión tomada por un grupo de criollos de la Banda Oriental de luchar contra las autoridades realistas asentadas en la ciudad de Montevideo. Tuvo lugar el 28 de febrero de 1811, a orillas del arroyo Asencio, en el territorio del actual departamento uruguayo de Soriano.

Fue protagonizado por Pedro José Viera, Venancio Benavides, Ramón Fernández y otros vecinos de las zonas rurales, que ese mismo día tomaron el control de las poblaciones de Mercedes y Santo Domingo Soriano.

Los sublevados pronto obtuvieron el apoyo del capitán de blandengues José Gervasio Artigas, que el 15 de febrero había abandonado la guarnición realista de Colonia del Sacramento para adherir a la causa de la Revolución de Mayo. El 11 de abril Artigas lanzó la Proclama de Mercedes, en la que anunció el envío de armas, municiones y 3.000 hombres por parte del gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Con Benavides y Manuel Artigas al mando, los revolucionarios marcharon hacia el sureste y capturaron las poblaciones de Rosario, el 20 de abril, y San José, el 25 de abril. El 26 de mayo sitiaron Colonia del Sacramento, que se rindió una semana después, dejando así aislada a Montevideo.

El Grito de Asencio marcó el comienzo de la revolución oriental, un proceso iniciado en la campaña por Viera y Benavides, del cual Artigas pronto se transformó en líder indiscutido.

Detalle de El Grito de Asencio.

Detalle de El Grito de Asencio, pintura realizada por el artista uruguayo Carlos María Herrera en la segunda mitad del siglo XIX.

Contexto histórico

En mayo de 1810 un grupo de porteños ilustrados lideró un movimiento revolucionario que logró destituir al virrey del Virreinato del Río de la Plata, Baltasar Hidalgo de Cisneros, y reemplazarlo por una Junta, conocida como Primera Junta de Gobierno.

Dos días después de su creación, la Junta envió una circular a las ciudades del interior del Virreinato solicitando su reconocimiento como nueva autoridad y el envío de diputados para incorporarse al gobierno.

Cuando estas noticias llegaron a Montevideo, se reunió un Cabildo Abierto que rechazó las directivas de Buenos Aires y juró fidelidad al Consejo de Regencia, que gobernaba España en nombre del rey cautivo, Fernando VII.

En la campaña oriental, algunos pueblos que se encontraban cercanos a Montevideo, por ejemplo la Villa de Guadalupe, acataron la resolución de la ciudad puerto, mientras que los más alejados simpatizaron con el gobierno porteño. De esta manera, comenzó a configurarse un proceso de división de la Banda Oriental entre la ciudad realista y la campaña revolucionaria.

La situación comenzó a cambiar en enero de 1811, cuando llegó a Montevideo Francisco Javier de Elío, que reemplazó al destituido Cisneros. Con el objeto de hacerse de recursos para declarar la guerra a Buenos Aires, el nuevo virrey exigió donativos patrióticos, decretó empréstitos forzosos, estableció impuestos a las exportaciones de cuero y a las importaciones de tabaco y combatió el contrabando para evitar el comercio ilegal con naves portuguesas y británicas.

Como estas medidas provocaron gran malestar, algunos hacendados y militares de bajo rango comenzaron a pasarse al bando revolucionario. Uno de ellos fue el alférez de blandengues Justo Correa, que convocó a los paisanos de las zonas rurales a levantarse en armas para apoyar a la Revolución de Mayo. A su llamado respondieron Viera, Benavides y una treintena de hombres. Pronto los patriotas decididos a tomar las armas eran alrededor de 300.

El 24 de febrero, al conocer la noticia del estado de guerra entre Buenos Aires y Montevideo, los patriotas orientales decidieron que había llegado la hora de actuar.

Causas y consecuencias del Grito de Asencio

Causas

Entre las causas del Grito de Asencio se destacan las siguientes:

  • El vacío de poder generado en el Imperio español, tras la invasión napoleónica a España, la farsa de Bayona y la disolución de la Junta Central de Sevilla.
  • La Revolución de Mayo, que en 1810 desplazó del poder al virrey Cisneros y lo reemplazó por una junta de gobierno que trató de imponer su autoridad sobre todo el territorio del Virreinato del Río de la Plata.
  • Las humillaciones que sufrían los criollos orientales a manos de los funcionarios españoles, que los trataban con desdén y desprecio.
  • El malestar provocado por las medidas fiscales impulsadas por el virrey Elío para hacerse de recursos con los cuales financiar la guerra contra los gobiernos patrios asentados en Buenos Aires.

Consecuencias

Las principales consecuencias del Grito de Asencio fueron las siguientes:

  • La avanzada patriota hacia Montevideo, que alcanzó su punto culminante el 18 de mayo, cuando fuerzas dirigidas por Artigas vencieron a los realistas en la batalla de Las Piedras y los obligaron a atrincherase en la ciudad puerto, que quedó rodeada.
  • La extensión de la influencia del gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata sobre el territorio de la Banda Oriental.
  • El envío de tropas portuguesas en auxilio de Elío, que llevó al gobierno de las Provincias Unidas a firmar el Tratado Herrera-Rademaker, por el cual se pactó el retiro de las tropas revolucionarias de la Banda Oriental.
  • La abolición del Virreinato del Río de la Plata, proclamada por Elio, que viajó a España y dejó a José Gaspar de Vigodet como gobernador de la Banda Oriental.

Protagonistas del Grito de Asencio

Los principales protagonistas del Grito de Asencio fueron los siguientes:

  • Pedro José Viera (1779-1844): desertor riograndense que se radicó en la Banda Oriental y luchó por su Independencia. Se lo conoció con el apodo de Perico el Bailarín, por su habilidad para bailar con zancos. En 1805 se alistó en el ejército colonial y en 1806 intervino en la Reconquista de Buenos Aires, que había sido ocupada por una fuerza expedicionaria británica. Cuando Artigas se hizo cargo de la conducción del movimiento revolucionario, lo acompañó en la batalla de las Piedras, el primer sitio de Montevideo y el Éxodo del Pueblo Oriental. Pero luego de varios roces se alejó de su lado. Participó más tarde del cruce de los Andes y combatió en la batalla de Chacabuco bajo las órdenes de José de San Martín.
  • Venancio Benavides (1782-1813): militar oriental que protagonizó el Grito de Asencio y participó en la ocupación de las poblaciones de Mercedes, Soriano, San José y Colonia. Por su valentía y capacidad de combate le fue conferido el grado de capitán, integrándose al ejército revolucionario en el primer sitio a Montevideo. Tras tener diferencias con Artigas, se incorporó al Ejército del Norte. Murió el 20 de febrero de 1813, en la batalla de Salta, en la que luchó bajo las órdenes de Manuel Belgrano.
  • Justo Correa (fines del siglo XVIII-principios del siglo XIX): militar oriental que se desempeñaba como alférez de blandengues al producirse la Revolución de Mayo. En diciembre de 1810, al enterarse de la proximidad de tropas porteñas, hizo un llamamiento a la población de la campaña para alzarse en armas contra las autoridades realistas de Montevideo.
  • Ramón Fernández (fines del siglo XVIII-principios del siglo XIX): militar oriental que se desempeñaba como capitán de blandengues en 1810. Fue uno de los protagonistas del Grito de Asencio y acompañó a Viera y Benavides en la toma de Mercedes, Soriano, San José y Colonia.
Bibliografía:
  • Halperin Donghi, Tulio. Reforma y disolución de los imperios ibéricos, 1750-1850. Buenos Aires, Alianza, 1985.
  • Machado, Carlos. Historia de los Orientales. Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental / Biblioteca del Poder Legislativo, 1984.
  • Narancio, Edmundo M. La independencia de Uruguay. Montevideo, Mapfre, 1992.
  • Rela, Walter. Pedro José Vieira. Un riograndense del sur en el inicio de la Admirable Alarma en la campaña oriental. Rio Grande do Sul, Instituto Histórico y Geográfico, 2012.

Autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar artículo:
Marcelo Néstor Musa (2023). Grito de Asencio. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/grito-de-asencio/). Última actualización: julio 2023.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)