Icono de diálogo

Guerra civil rusa

Conflicto armado entre el gobierno bolchevique y el Movimiento Blanco.

Datos
Fecha 1917 – 1923.
Lugar Rusia.
Beligerantes Gobierno bolchevique vs. Movimiento Blanco.
Resultado Victoria del gobierno bolchevique.

¿Qué fue la guerra civil rusa?

La guerra civil rusa (1917 1923) fue un conflicto armado entre el gobierno bolchevique y las fuerzas conservadoras y nacionalistas, las cuales formaron el Movimiento Blanco. El mismo estaba integrado por militares del ex ejército zarista, sectores promonárquicos relacionados con la iglesia ortodoxa rusa y socialistas que se oponían a la revolución, entre ellos los mencheviques.

Para luchar contra el Ejército Rojo, creado por los bolcheviques, los blancos formaron el Ejército Blanco, el cual fue apoyado por nacionalistas ucranianos, cosacos, atamanes turcos y por tropas extranjeras enviadas por Japón, los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Checoslovaquia y otros países europeos.

Si bien los enfrentamientos más intensos tuvieron lugar entre 1918 y 1920, las operaciones militares se extendieron hasta el 17 de junio de 1923, cuando el Ejército Rojo ocupó el puerto de Ayán, en la costa del Pacífico, que era el último baluarte de las fuerzas blancas.

Contexto histórico

Al estallar la Primera Guerra Mundial, en 1914 el zar ruso Nicolás II había prometido que el conflicto contra los imperios centrales sería breve y triunfal. Sin embargo, luego de las victorias iniciales se sucedieron las derrotas, la guerra se prolongó y se desató una dura crisis económica.

A principios de 1917 muchos soldados rusos, cansados de luchar, comenzaron a desertar. Mientras tanto, los obreros de las fábricas de la ciudad de Petrogrado realizaban huelgas y las mujeres se manifestaban en las calles pidiendo paz, pan y derecho al voto.

En marzo de 1917, el zar abdicó y fue reemplazado por un gobierno provisional encabezado por un socialista moderado, Alejandro Kérenski. Sin embargo, el nuevo gobierno defraudó las expectativas del pueblo ya que decidió continuar la guerra.

En octubre de 1917, el gobierno provisional fue derrocado por una revolución encabezada por los bolcheviques, que eran una facción del Partido Socialdemócrata Ruso. Una vez en el poder, los bolcheviques, liderados por Lenin, abolieron la propiedad privada de la tierra, nacionalizaron los bancos y las industrias y firmaron el Tratado de Brest-Litovsk, que en marzo de 1918 dio por terminada la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial.

La adopción de estas medidas provocó la reacción de sectores nacionalistas, conservadorespro-monárquicos, los cuales se organizaron para terminar con la revolución bolchevique.

foto de León Trotski arengando a la Guardia Roja

León Trotski arengando a la Guardia Roja, el 1 de enero de 1920. La Guardia Roja fue la base del Ejército Rojo creado por Trotski.

Desarrollo de la guerra civil rusa

El conflicto civil, que se desarrolló en 3 frentes simultáneos (Este, Sur y Noroeste), puede dividirse en 3 fases:

  • Fase inicial (fines de 1917-18): se inició con el levantamiento de los cosacos de la región del Don, en el sur; a lo que luego se sumaron grupos anti bolcheviques de Siberia. Estos fueron apoyados por una fuerza de intervención multinacional que desembarcó en Vladivostok. Poco a poco fueron formándose gobiernos conservadores y nacionalistas en varias ciudades de Rusia. En septiembre de 1918, todos los gobiernos antibolcheviques integraron un Gobierno provisional; sin embargo en noviembre, el almirante Kolchak encabezó un golpe de Estado tras el cual se autoproclamó gobernante supremo de Rusia.
  • Fase intermedia (1919-20): caracterizada por la lucha encarnizada entre los blancos, que avanzaron hacia Petrogrado y Moscú; y el Ejército Rojo creado por Trotski, que logró detenerlos. Kolchak intentó huir, pero fue detenido y ejecutado por los bolcheviques. El barón de Wrangel reunió a las tropas blancas sobrevivientes y se fortificó en Crimea, donde resistió los embates del Ejército Rojo hasta fines de 1920, cuando huyó a Estambul.
  • Fase final (1921-23): tras la derrota de los blancos, la fuerza de intervención internacional evacuó Rusia. La principal resistencia contra los bolcheviques provino entonces de los marinos de la fortaleza naval de Kronstadt (febrero-marzo de 1921) y de rebeliones de campesinos que se oponían a la colectivización agrícola. Las principales fueron las de Tambod (agosto de 1920-junio de 1922) y la de Yakutia (septiembre de 1921-junio de 1923), durante la cual los bolcheviques ocuparon los puertos de Vladivostok y Ayán, últimos focos de resistencia contrarrevolucionarios.

Causas y consecuencias de la guerra civil rusa

Causas

Las principales causas de la guerra civil rusa fueron las siguientes:

  • La toma del poder por los bolcheviques, que derrocaron al gobierno provisional ruso en octubre de 1917.
  • La oposición de fuerzas nacionalistas, sectores conservadores y promonárquicos, a las reformas llevadas a cabo por el gobierno bolchevique.
  • El apoyo proporcionado por Japón, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otras naciones de Europa al Movimiento Blanco. Este apoyo se basó en el temor a que la revolución rusa fuera el preludio de una revolución comunista mundial.
foto de soldados estadounidenses en Vladivostok

Soldados estadounidenses recorriendo las calles del puerto de Vladivostok, en agosto de 1918. Este contingente formó parte de una fuerza multinacional que apoyó al Movimiento Blanco.

Consecuencias

Entre las consecuencias de la guerra civil rusa, se pueden mencionar las siguientes:

  • La derrota del Movimiento Blanco, cuyos líderes sobrevivientes debieron exiliarse para salvar su vida.
  • El triunfo del gobierno bolchevique, que se consolidó en el poder y constituyó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas o Unión Soviética, en 1922.
  • La represión por parte de los bolcheviques de los movimientos independistas que en 1918 habían triunfado en Azerbaiyán, Armenia y Georgia. Estas repúblicas fueron integradas a la fuerza a la Unión Soviética.
  • La independencia de Polonia, Finlandia, Estonia, Lituania y Letonia, que hasta 1918 habían formado parte del Imperio ruso.
  • Las detenciones, asesinatos y traslados forzados a Siberia de familiares y simpatizantes del Movimiento Blanco.
  • La confiscación de los bienes de la Iglesia ortodoxa rusa, que apoyó al Movimiento Blanco.
  • La consolidación del Ejército Rojo, que tuvo su bautismo de fuego en la Primera Guerra Mundial pero que se fogueó en la lucha contra el Ejército Blanco.
  • La muerte de unos 9 millones de personas, de las cuales 1 millón murió por efectos colaterales de la guerra, como las hambrunas de 1921 y 1922.
  • El exilio de aproximadamente un millón de rusos que escaparon de la guerra, el hambre y las persecuciones políticas.
  • El estancamiento de la economía, debido a la emisión de papel moneda sin respaldo, la caída de la producción industrial y la disminución de la superficie cultivada. Para superar la crisis, el gobierno bolchevique puso en marcha la Nueva Política Económica (NEP), que perduró hasta 1928, cuando fue reemplazada por el primer plan quinquenal, impulsado por Stalin.
Bibliografía:
  • Carr, Edward H. La revolución rusa. De Lenin a Stalin (1917-1929). Madrid, Alianza. 1981.
  • Figes, Orlando. La revolución rusa (1891-1924). Barcelona, Edhasa. 2010.
  • Mawdsley, Evan. Blancos contra rojos. La guerra civil rusa. Madrid, Desperta Ferro Ediciones. 2017.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Guerra civil rusa. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/guerra-civil-rusa/).