Guerra de sucesión española

Conflicto político ocurrido en Europa entre los años 1700 y 1713 por la sucesión de Carlos II de España.

¿Qué fue la guerra de sucesión española?

La guerra de sucesión española fue un conflicto político ocurrido en Europa entre los años 1700 y 1713. Involucró a casi todas las monarquías de Europa en contra de Francia y sus posesiones en España.

Esta sucede a partir de la muerte de Carlos II de España, quien no deja descendencia y propone bajo testamento que el heredero del trono debía ser Felipe de Borbón, nieto de Luis XIV, rey de Francia. Ante esto, las dos principales potencias de la región, Francia y el Sacro Imperio Romano Germánico (Austria, Prusia y Hanóver) pretenden imponer a su rey en apoyo a sus intereses políticos.

De este se desató un conflicto continental, por una parte se encontraba el reino de Castilla y Francia, quienes estaban a favor de que Felipe de Borbón sea el nuevo rey y por otra parte Austria, Rusia, Aragón, Portugal, Holanda, Prusia y Saboya, quienes temían que la unificación de ambos reinos traiga consecuencias territoriales en Europa.

Esta guerra de sucesión evolucionó hasta el punto de ser considerada una guerra civil. A partir de entonces surgieron diversas batallas y combates en las cuales suman un total de más de 600.000 víctimas.

Finalmente, la guerra de sucesión española culminó junto a una serie de acuerdos y tratados firmados entre 1713 y 1715, llamados Tratado de Utrecht. Entre estos puntos acordados en el tratado se estableció que sería Felipe V quien asumiría la corona española, conservando el derecho francés pero con la prohibición de unificar ambos territorios. De esta manera, los borbones llegan a la casa real en España.

Batalla durante la guerra de sucesión española

Batalla de Denain entre borbónicos y austracistas durante la guerra de sucesión española – Por Jean Alaux en 1839.

Causas y consecuencias de la guerra de sucesión española

Causas

El motivo principal que detonó la guerra de sucesión española fue la muerte del rey Carlos II de España sin descendencia, en el año 1700.

Carlos II fue el último representante de la casa de los Habsburgo y su muerte derivó en el inicio de la dinastía de los Borbón como reyes de España y Francia, lo que trataron de evitar el resto de las monarquías europeas de la época.

Luego de la muerte de Carlos II, el reino de Francia y el Sacro Imperio Romano Germánico (Austria) se disputaron el trono del reino de España e intentaron colocar a sus sucesores afines con sus propias monarquías y pertenecientes a sus familias.

Para Austria, cuya dinastía era gobernada por mucho tiempo por los Habsburgo, el sucesor debía ser el archiduque Carlos de Austria, hijo del emperador Leopoldo I de Austria.

El segundo candidato fue Felipe V, nieto de Luis XVI de origen borbónico. Esta segunda opción suponía un cambio en toda la estructura de la monarquía española y una inclinación en la balanza de poder hacia Francia, opción que no gustaba a todas las otras monarquías del continente.

Consecuencias

Entre las principales consecuencias de la guerra de la sucesión española se encuentran las siguientes:

  • La principal consecuencia fue la aceptación de Felipe de Borbón (Felipe V) como rey de España por parte del resto de las monarquías europeas, con la instauración de una monarquía absolutista como en Francia, donde todo el poder era ejercido por el monarca.
  • Fueron afectadas las cortes del reino de Aragón y fue absorbida por Castilla, igual suerte tuvo Cataluña, beneficiada por las nuevas relaciones comerciales.
  • Se inició la paz en Europa luego de la firma del tratado de Utrecht, entre los años 1713 y 1715.
  • El 6 de marzo del año 1714 se firma el tratado de Rastatt, dividiendo territorialmente los territorios de los Países Bajos españoles y algunas ciudades alemanas. Así como también se solucionó las disputas territoriales con Gran Bretaña sobre las colonias americanas.
  • Se estableció en 1713 la ley sálica para España, que regía igualmente en Francia y que impedía a una mujer ser soberana. Esto aseguraba que Francia y España no pudieran unificar sus reinos, a través de vínculos familiares.
  • El mayor perdedor fue la monarquía española, que perdió muchos territorios e influencia que nunca más recuperó en Europa, luego de vivir un par de siglos de esplendor posterior a la conquista de América.

Personajes de la guerra de sucesión española

Entre los principales protagonistas de la guerra de la sucesión española se destacan los siguientes:

  • Felipe de Anjou o Felipe V (1683-1746): rey de España luego de la muerte de Carlos II y quien inicia la dinastía de los Borbones en el reino de España.
  • Leopoldo I (1640-1705): emperador del sacro imperio romano germánico y quien disputó la corona del imperio español.
  • Carlos, el archiduque de Austria (1685-1740): hijo de Leopoldo I, pretendía ser el sucesor de Carlos II, rey de España.
  • Carlos II de Habsburgo (1661-1700): rey de Castilla que muere sin herederos y deja vacante un puesto muy codiciado por el resto de Europa.
Citar contenido:
Guerra de sucesión española. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/guerra-de-sucesion-espanola/).