blank

Guerras napoleónicas

Serie de conflictos bélicos entre Francia, liderada por Napoleón Bonaparte, y diversas naciones de Europa.

Datos
Fecha 1799 – 1815
Lugar Europa
Beligerantes Francia y aliados vs. Gran Bretaña, Austria, Prusia, Rusia y aliados
Resultado Victoria de la coalición anti napoleónica

¿Qué fueron las guerras napoleónicas?

Las guerras napoleónicas fueron una serie de conflictos bélicos entre Francia, liderada por Napoleón Bonaparte, y diversas naciones de Europa, principalmente Gran Bretaña, Austria, Prusia y Rusia. Estas naciones formaron sucesivas coaliciones para enfrentar a Francia, por eso, también se conoce a estos conflictos como guerras de coalición.

El origen de estas guerras hay que rastrearlo en la reacción de las monarquías europeas ante el estallido de la Revolución francesa y la ejecución del rey Luis XVI a principios de 1793. Las guerras napoleónicas propiamente dichas comenzaron en 1799 cuando Napoleón Bonaparte derrocó al Directorio, formó el Consulado y se propuso transformar a Francia en la primera potencia europea.

Las guerras llegaron a su fin en julio de 1815 con la batalla de Waterloo, durante la cual la Séptima Coalición logró derrotar a Napoleón, que fue apresado y confinado en la isla de Santa Elena, donde murió en 1821.

Causas y consecuencias de las guerras napoleónicas

Causas

Entre las causas que provocaron en el inicio de las guerras napoleónicas se pueden mencionar:

  • La proclamación por la Revolución francesa de los principios de libertad, igualdad ante la ley y fraternidad, y la voluntad de querer extenderlos al resto de Europa. Esto generó inquietud en los monarcas del continente, que temieron que esos principios socavaron las bases de su legitimidad para gobernar.
  • La negativa del rey Luis XVI a aceptar la monarquía constitucional y las conspiraciones que protagonizó para lograr el apoyo de las monarquías europeas para que invadieran Francia y restauraran el absolutismo. El descubrimiento de esas conspiraciones llevó al juicio y ejecución del rey francés y provocaron la reacción de varios monarcas europeos, que temieron que la revolución se extendiera hacia sus territorios.
  • Los conflictos entre girondinos y jacobinos que derivaron en la instauración por parte de Robespierre de una cruenta represión contra los contrarrevolucionarios, conocida como el Terror. Para escapar de esta represión, muchos monárquicos se refugiaron en diversas cortes europeas, donde instigaron a los reyes y sus entornos a invadir Francia para terminar con la revolución.
  • El golpe de Estado llevado a cabo por Napoleón el 9 de noviembre de 1799, tras el cual accedió a una posición de poder que se fue consolidando hasta concluir en su proclamación como emperador de los franceses en 1804.
  • La ambición de poder y las ideas expansionistas de Bonaparte, que deseaba transformar a Francia en la primera potencia europea.
  • La voluntad del gobierno de Gran Bretaña de mantener el equilibrio de poderes en el continente europeo, para evitar la formación de un poder imperial que pudiera amenazar su subsistencia.
  • La ruptura del Tratado de Amiens, un acuerdo celebrado por Francia y Gran Bretaña en 1802, que había establecido un precario estado de paz entre ambas naciones.

Consecuencias

Las consecuencias de estas guerras fueron políticas, sociales y económicas. Entre ellas se pueden mencionar:

  • La conquista de gran cantidad de territorios por parte de Francia en una primera fase de estas guerras (1799-1811), para concluir luego en la derrota y disolución del Imperio napoleónico (1812-1815). Esa disolución incluyó también la pérdida de todas las colonias de ultramar: Luisiana, vendida a los Estados Unidos en 1803; Haití, que se independizó en 1804; y las islas Seychelles, Mauricio, Santa Lucía y Tobago, entregadas a Gran Bretaña al final de la guerra.
  • La firma del segundo Tratado de París, en noviembre de 1815. Estableció que Francia volvía a las fronteras anteriores a 1790 y que debía pagar indemnizaciones para sostener las tropas de las potencias coaligadas, que ocuparían parte del territorio francés durante tres años.
  • El fin del feudalismo, que se inició con la Revolución Francesa en el plano legal y la Revolución industrial en el plano económico y social. Las guerras napoleónicas propiciaron el fin de la servidumbre en Europa Central, el avance de la burguesía y la extensión del capitalismo como nuevo sistema económico mundial.
  • La independencia de varias de las colonias que España tenía en América, propiciada indirectamente por la ocupación francesa de la península ibérica en 1808. Los criollos americanos aprovecharon el vacío de poder generado en España para iniciar el camino a su emancipación.
  • La transformación de Gran Bretaña en primera potencia naval, al destruir a la flota francesa en la batalla de Trafalgar y repeler así el intento de invasión por parte de Napoleón. Los británicos utilizaron su flota para buscar nuevos mercados donde vender sus productos industriales cuando Napoleón proclamó el bloqueo continental (1806). Como consecuencia se produjeron las Invasiones Inglesas al Río de la Plata (1806-07) y la ocupación de la colonia holandesa de El Cabo, en la actual Sudáfrica.
  • La muerte de unos 3 millones de combatientes, 1.200.000 franceses y 1.800.000 británicos, rusos, austríacos, prusianos, portugueses, italianos y españoles, entre otros.
  • La extensión de sentimientos nacionalistas en gran parte de Europa, promovido por la lucha contra los ejércitos de ocupación napoleónicos. Esto tuvo lugar sobre todo en Portugal, España, Italia, Austria y lo que hoy es Alemania. Ese sentimiento nacionalista fue el germen de varias de las revoluciones europeas que se produjeron en 1820, 1830 y 1848.
  • El restablecimiento de la monarquía absoluta en Europa, decidido en el Congreso de Viena (1814-15). En ese congreso, que reunió a representantes de los vencedores de Napoleón, se decidió también la formación de la Santa Alianza. Su objetivo fue impedir el surgimiento y propagación de movimientos revolucionarios o liberales en Europa y sus colonias.

Campañas militares y coaliciones de las guerras napoleónicas

Las guerras napoleónicas propiamente dichas, se iniciaron en 1803. Comprenden cinco guerras de coalición, la invasión napoleónica a Rusia y la guerra de la independencia española, como se detallan a continuación:

Guerra Fecha Países beligerantes Principales batallas Resultado
Guerra de la Tercera Coalición Diciembre de 1804 – diciembre de 1805 Francia vs Gran Bretaña, Austria, Rusia, Suecia y Nápoles Finisterre, Trafalgar, Ulm, Austerlitz Triunfo francés
Guerra de la Cuarta Coalición Agosto de 1806 – julio de 1807 Francia vs Gran Bretaña, Prusia, Rusia, Suecia y Sajonia Jena, Auerstädt, Eylau, Friedland Triunfo francés
Guerra de la Independencia española Mayo de 1808 – abril de 1814 Francia vs España, Portugal y Gran Bretaña Valdepeñas, Bailén, del Bruch, Arapiles, Vitoria, San Marcial Triunfo hispano-anglo-portugués
Guerra de la Quinta Coalición abril – octubre de 1809 Francia y Gran Ducado de Varsovia vs. Gran Bretaña y Austria Radzyn, Aspern-Essling, Wagran Triunfo franco polaco
Campaña de Rusia / Guerra Patriótica Junio a diciembre de 1812 Francia vs Rusia Borodino, Maloyaroslávets Triunfo ruso
Guerra de la Sexta Coalición Mayo de 1813 – marzo de 1814 Francia, Sajonia, Baviera, Italia y Nápoles vs Gran Bretaña, Austria, Prusia, Rusia,  Suecia y España Lützen, Bautzen, Leipzig, Arcis-sur-Aube Triunfo de la coalición / Primera abdicación de Napoleón
Guerra de la Séptima Coalición Marzo – julio de 1815 Francia vs Gran Bretaña, Austria, Prusia, Rusia, Suecia, España, Países Bajos, y Hannover Ligny, Quatre Bras, Wavre, Waterloo Triunfo de la coalición / Segunda abdicación de Napoleón

Principales batallas de las guerras napoleónicas

Entre las batallas más importantes de estas guerras se encuentran la batalla de Austerlitz, la batalla de Friedland y la batalla de Waterloo, las cuales se detallan a continuación.

Batalla de Austerlitz

Esta batalla ocurrió durante el año 1805 y comprende una de las mayores victorias de Napoleón Bonaparte. Se enfrentaron en ella el Imperio francés, el Imperio austríaco y el Imperio ruso.

La batalla de Austerlitz se desató debido a que los ingleses, al buscar aliados en contra de Napoleón, se unieron con los austríacos y los rusos y formaron la Tercera Coalición (junto con Italia y Suecia).

A pesar de esta unión, el Imperio napoleónico al mando de Bonaparte obtuvo una gran victoria; en consecuencia, se desintegró la Tercera Coalición y se firmó la paz con el Imperio austríaco.

Batalla de Friedland

Esta batalla se llevó a cabo el 14 de junio de 1807 y en ella se enfrentó el ejército francés contra el ejército ruso.

La principal causa de la batalla de Friedland fue la alianza entre Rusia e Inglaterra, este último histórico enemigo de Francia, la cual impulsó a Napoleón hacia el enfrentamiento.

La victoria fue decisivamente francesa. Esta selló la paz entre Rusia y Francia y logró la disolución de la Cuarta Coalición (alianza entre Inglaterra, Rusia, Suecia, Prusia y Sajonia).

Guerra napoleónica en Friendland

Napoleón Bonaparte en la batalla de Friedland.

Batalla de Waterloo

La batalla de Waterloo se llevó a cabo el 18 de junio de 1815 en los alrededores de Waterloo, actual Bélgica.

El ejército francés, comandado por Napoleón, contaba con 122.000 hombres que se enfrentaron con 93.000 hombres de las fuerzas aliadas, conformadas por el Reino Unido, Prusia, los Países Bajos, el reino de Hannover y el reino de Nassau.

Esta vez, la Coalición obtuvo la victoria. Napoleón fue arrestado y enviado al destierro a la isla de Santa Elena, donde fallecería más tarde, en 1821.

La batalla de Waterloo comprende el final de las guerras napoleónicas y, asimismo, el final del Imperio napoleónico en el continente europeo. Se considera uno de los momentos decisivos de la historia contemporánea.

El fin de las guerras napoleónicas

En febrero de 1815 Napoleón logró escapar de su forzado exilio en la isla de Elba y retornar a Francia, donde fue recibido como un héroe. Reclutó entonces un nuevo ejército, gobernó durante cien días y se dispuso a enfrentar a sus viejos enemigos. Estos formaron la Séptima Coalición que congregó a Gran Bretaña, Rusia, Austria, Prusia, Suecia, los Países Bajos, España y varios Estados alemanes, entre ellos Hannover. La batalla decisiva tuvo lugar el 18 de junio de 1815 en los alrededores de Waterloo, en la actual Bélgica.

El ejército francés, comandado por Napoleón, contaba con 122.000 hombres que se enfrentaron con 93.000 hombres de las fuerzas aliadas. La Coalición obtuvo la victoria. Napoleón abdicó, fue arrestado y enviado al destierro a la isla de Santa Elena, donde falleció en 1821.

Protagonistas de las guerras napoleónicas

Entre los protagonistas más destacados de las guerras napoleónicas se encuentran:

  • Napoleón Bonaparte (1769 – 1821): emperador de Francia y comandante en jefe de los ejércitos franceses.
  • Horatio Nelson (1758 – 1805): vicealmirante de la Marina Real británica, conocido por su victoria en la batalla de Trafalgar (1805), en la que perdió la vida.
  • Conde de Suvórov (1729 – 1800): militar ruso llamado Alexandr Vasilievich. Encabezó los ejércitos rusos en la Guerra de los 7 Años, la Guerras ruso-polaca y la Guerra ruso-turca. En 1799 dirigió el ejército ruso para detener la invasión francesa en el norte de Italia.
  • Duque de Wellington (1769 – 1852): Arthur Wellesley, militar, político y estadista británico de origen irlandés. Estuvo al frente de las tropas anglo-portuguesas que frenaron las tentativas francesas de ocupar Portugal. Dirigió también las fuerzas aliadas en la guerra por la independencia española (1808-1814). Comandó las fuerzas británicas en la batalla de Waterloo.
  • Jean-Andoche Junot (1771 – 1813): duque de Abrantes, fue un militar y general francés que participó de las campañas de Italia y Egipto y de las luchas en la península ibérica. Dado de baja por Napoleón luego de la campaña de Rusia, murió en 1813 por las heridas sufridas tras un frustrado intento de suicidio.
  • Michel Ney (1769 – 1815): duque de Elchingen, fue mariscal de campo del ejército francés. Participó en las invasiones a España, Portugal y Rusia. Luego de la restauración de los Borbones, fue juzgado por traición y condenado a muerte.
Bibliografía:
  • Chandler, David. Las campañas de Napoleón. Un emperador en el campo de batalla. De Tolón a Waterloo (1796-1815). Madrid, La Esfera de los Libros. 2015.
  • McNab, Chris. Ejércitos de las guerras napoleónicas. Madrid, Libsa. 2010.
  • Woods, Alan. Ascenso y caída de Napoleón Bonaparte. Guadalajara, Omegalfa Biblioteca Libre. 2010.
Citar artículo:
Guerras napoleónicas (2018). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/guerras-napoleonicas/).