Imperio austrohúngaro

Estado europeo que nació en 1867 y terminó en 1919.

¿Qué fue el Imperio austrohúngaro?

El Imperio austrohúngaro fue un Estado europeo que se fundó en 1867 y se desintegró en 1919, luego de la finalización de la Primera Guerra Mundial. Estaba constituido por un extenso territorio de Europa Central y del Este que en su mayor parte había formado parte del Imperio austríaco luego de la disolución del Sacro imperio romano germánico.

El Imperio austrohúngaro formó parte de la Triple Alianza junto con el Imperio otomano y el Imperio alemán y su derrota en la Primera Guerra Mundial causó su disolución y la formación de nuevos Estados.

Ubicación del Imperio austrohúngaro.

Extensión del Imperio austrohúngaro en 1916.

Origen del Imperio austrohúngaro

El Imperio austrohúngaro surgió como una alternativa pacífica a las demandas autonómicas de Hungría que formaba parte del Imperio austríaco.

Luego de la derrota de Austria en la guerra austro-prusiana en 1866, la debilidad del Imperio favoreció el surgimiento de nuevos movimientos nacionalistas húngaros.

Si bien Hungría formaba parte del Imperio austríaco, sus pretensiones independentista se manifestaban en periódicas revueltas y levantamientos como la Revolución húngara de 1848.

Para enfrentar esta amenaza, en 1867 el emperador Francisco José I de Austria firmó, junto a una delegación húngara encabezada por Francisco Déak, el «Compromiso austrohúngaro». Mediante este documento se establecía una monarquía dual en la que el estatus de Hungría se equiparaba con el de Austria.

Características del Imperio austrohúngaro

Entre las principales características del Imperio austrohúngaro podemos destacar las siguientes:

  • Era un Estado supranacional que llegó a tener 53 millones de habitantes de distintas nacionalidades. Además de austríacos y húngaros, formaban parte del imperio alemanes, checos, polacos, rutenos, italianos, serbios, bosnios, croatas y eslovenos, entre otros.
  • Tuvo un sistema político particular: la monarquía constitucional dual, en la cual el emperador de Austria era al mismo tiempo, rey de Hungría. Cada uno de estos Estados tenía su propio parlamento. El austríaco se ubicaba en Viena y el húngaro en Budapest. Existía además un parlamento autónomo de Croacia que se incorporaba al húngaro solo cuando se trataban cuestiones relacionadas con su nación.
  • El imperio actuaba como una sola entidad en defensa y relaciones internacionales.
  • La capital del imperio era Viena y sus idiomas oficiales eran el alemán y el húngaro.
  • Todo el imperio tenía una moneda común, inicialmente el florín, hasta 1892, y luego la corona.
  • Solo dos emperadores ocuparon el trono en toda la existencia del Imperio, ambos de la casa de Habsburgo: Francisco José I (1867-1916) y Carlos I (1916-1919).
  • El desarrollo económico del imperio fue desigual. Convivieron regiones modernizadas gracias al desarrollo industrial con otras en las que convivían grandes terratenientes con masas de campesinos sin tierras. En las áreas urbanas, las desigualdades entre la clase obrera y la burguesía también era importante.
  • Las tendencias nacionalistas de las regiones que integraban el Imperio generaron un clima permanente de inestabilidad con constantes amenazas de levantamientos.

¿Qué países formaron el Imperio austrohúngaro?

Los actuales Estados y territorios que formaron parte del Imperio austrohúngaro fueron:

Austria Hungría República Checa
Eslovaquia Eslovenia Croacia
Bosnia y Herzegovina

Y los sectores de los actuales

  • Serbia (las regiones de Voivodina y el Banato Occidental).
  • Montenegro (Bocas de Kotor).
  • Italia (Trentino-Alto Adigio y Trieste).
  • Rumania (Transilvania, el Banato Oriental y Bucovina).
  • Polonia (Galitzia occidental y Silesia).
  • Ucrania (Galitzia oriental y la Rutenia Transcarpática).

Caída del Imperio austrohúngaro

El frágil equilibrio de las alianzas europeas se rompió cuando, en 1914, un joven separatista bosnio, Gavrilo Princip, asesinó al heredero del Imperio austrohúngaro, Francisco Fernando de Austria y a su esposa en Sarajevo.

La intervención militar de Austria en Serbia fue la excusa que necesitaron los demás Estados europeos para desplegar sus alianzas militares e intervenir en la contienda.

La derrota del Imperio austrohúngaro en la Primera Guerra Mundial significó su disolución y la formación de distintos Estados nacionales.

Asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo.

Asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, según una ilustración de Achille Beltrame publicada en la portada del periódico Domenica del Corriere.

Bibliografía:
  • Lario, Ángeles (coord.). Historia contemporánea universal. Del surgimiento del Estado contemporáneo a la Primera Guerra Mundial. Madrid, Alianza, 2014.
  • Miralles, Ricardo. Equilibrio, hegemonía y reparto: las relaciones internacionales entre 1870 y 1945. Madrid, Síntesis, 1996.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2019). Imperio austrohúngaro. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/imperio-austrohungaro/). Última actualización: abril 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)