Imperio Romano

«Fue un sistema de poder político real autocrático, fundado por el emperador Augusto en el año 27 a.C, que perduró pasando por varios emperadores hasta el año 476 d.C.»

Datos
Fecha 27 a.C. – 476 d.C (503 años)
Capital Roma
Ubicación Mar Mediterráneo
Idioma Latín
Religión Politeístas, cristianismo
Gobierno Autocrático

¿Qué fue el Imperio Romano?

El Imperio Romano fue un sistema de poder político real autocrático, fundado por el emperador Augusto en el año 27 a.C, que perduró pasando por varios emperadores hasta el año 476 d.C.

Esta civilización se caracterizó principalmente por su gran poder político y militar, conquistas territoriales y guerras victoriosas que lo llevaron a ser uno de los imperios más grandes de la historia de la humanidad hasta el momento.

Este imperio se caracterizó por dominar durante un gran período histórico toda la zona del mar Mediterráneo, llegó a abarcar más de 7 millones de kilómetros cuadrados. Además, muchas influencias culturales de hoy en día nacen durante el período del Imperio Romano.

Foro Romano

Foro romano, Roma, donde se encontraban las instituciones políticas, mercados y la religión. Por Bert Kaufmann

Características del Imperio Romano

Los detalles por los que se caracterizó el Imperio Romano son los que se encuentran a continuación:

  • Su principal capital fue Roma, aunque también lo fueron Milán, Rávena, Nicomedia y Constantinopla.
  • Sus monedas fueron el denario, sestercio y el sólido bizantino.
  • Su idioma principal era el latín.
  • Hasta que se instaló el cristianismo, los romanos eran politeístas, es decir, creían en muchos dioses.
  • Para el año 117 d.C, año de su máximo esplendor, llegó a poseer más de 7 millones de kilómetros cuadrados de territorio.
  • Tuvo un período conocido como «florecimiento cultural» que comenzó en el año 27 a.C en este momento tuvieron una gran cantidad de artistas y escritores dedicados a expresar como era la costumbre y cultura de Roma y los romanos sobresalieron en los aspectos de poesía, historia, filosofía y oratoria.

Ubicación del Imperio Romano

El Imperio Romano de la antigüedad, se situaba en lo que actualmente conocemos como Roma, es decir, en el continente europeo exactamente en la península Itálica siendo esta la capital de Italia.

Al expandirse lograron llegar al norte junto al río Rhin y el Danubio también incluyó Inglaterra. Por el lado sur, llegaron hasta Asia menor la parte norte de África y el mar Mediterráneo, exactamente en las regiones ribereñas.

Ubicación del Imperio Romano

Mapa del Imperio Romano para el año 117 d.C – Archivo Wikipedia

Etapas del Imperio Romano

El Imperio Romano divide su política en dos etapas: El alto imperio y el bajo imperio. A continuación, tratamos cada una de ellas.

Alto imperio

Se trata de la etapa que pasó desde Augusto hasta Diocleciano, más puntualmente, desde el inicio del imperio en los años 27 a.C hasta el 284 d.C.

Este etapa del Imperio Romano se caracterizó por el auge del mismo, llegando al punto más importante de su expansión territorial.

Durante esta etapa, el Imperio Romano estuvo gobernado por 4 dinastías diferentes:

  • Dinastía de Julio-Claudia (sucesores de Augusto) – 14 a 68 d.C.
  • Dinastía Flavia – 69 a 96 d.C.
  • Dinastía Antonina – 96 a 192 d.C.
  • Dinastia Severina – 192 a 235 d.C

Bajo imperio

En cuanto al bajo Imperio Romano, fue el período que comenzó con la llegada de Diocleciano al poder en el año 284 d.C hasta el fin del Imperio Romano de Occidente en el año 476 d.C.

Esta etapa se caracterizó por iniciar la etapa, que años más tarde, llevaría a la crisis que le puso fin al gran imperio.

Organización social y política

El Imperio Romano se destacó debido a su gran organización social, política, económica y religiosa. Veamos cada caso a continuación.

Organización social

Pirámide social del Imperio Romano

Pirámide social del Imperio Romano

La organización social del Imperio Romano contró con un sistema bastante diverso, ya que realizaban diferentes distinciones de clase social. Dentro de ellas podemos diferenciar:

  • Patricios: Eran los representantes de la clase social más alta, gozaban de privilegios fiscales, judiciales, políticos y culturales. Eran descendientes de los fundadores de Roma, eran parte del senado y pertenecientes a la nobleza europea.
  • Plebeyos: Eran todos aquellos que no tenían beneficios del estado, no eran los descendientes de los fundadores de la nación, aunque con el correr del tiempo fueron logrando que se reconozcan sus derechos como ciudadanos romanos. Estos se dividían a su vez en nobles, caballeros y clientes.
  • Esclavos: No poseían ningún tipo de derecho, eran prisioneros de guerra y se utilizaban para el comercio. Eran la clase social más baja del imperio. Los esclavos que habían sido liberados por sus dueños se los denominaba libertos.

Además de dicha división de clases, existía otro grupo de ciudadanos romanos, los ciudadanos honorarios eran quienes renunciaban a su antigua nacionalidad para pasar a ser romanos, los miembros del ejército quienes debían someterse a un gran entrenamiento para pertenecer y los colonos libres, esclavos liberados pero sin otra opción para sobrevivir que continuar trabajando para sus dueños.

Organización política

El sistema político el Imperio Romano era centralizado y se caracterizaba por el absolutismo puesto que el emperador tenía toda la autoridad y el poder, además estaba a cargo de los asuntos militares, legislativos y judiciales.

En el caso del senado era sólo un consejero del emperador y no tenía suficiente poder para tomar decisiones. Las asambleas, se realizaban como tradición romana pero no tenían autoridad y mucho menos poder. Los miembros del magistrado estaban bajo la autoridad del emperador, quien los elegía.

Economía del Imperio Romano

La economía del imperio estaba basada en la esclavitud ya que gracias al trabajo arduo de los esclavos se beneficiaba el estado. Estas personas esclavizadas construían fortificaciones, las vías de comunicaciones y los puertos.

Además, la economía también se basaba en la ganadería y agricultura, en el caso de la agricultura se cultivaba trigo, cebada, legumbres, hortalizas, granos, olivos y viñas. También, esta economía se sujetaba gracias al tributo o lo que es lo mismo los impuestos que exigían de otros pueblos o de los mismos ciudadanos.

Religión del Imperio Romano

En los inicios del Imperio Romano, su religión oficial se basaba en el politeísmo, es decir, en el culto o adoración a múltiples divinidades y dioses.

A la hora de honrarlos, se utilizaban templos en donde habían sacrificios y diferentes ofrendas. Contaban con una gran cantidad de fiestas religiosas.

Diosa del Imperio Romano

Escultura de Diana, diosa de la caza, naturaleza y luna.

A partir del año 380 d.C, con un importante crecimiento en la región, el cristianismo pasó a ser la principal religión oficial del imperio. La vieja práctica de adoración a diversos dioses fue quedando en el olvido y el cristianismo empezó a ser un factor importante en la historia de la humanidad, comenzando en el Imperio Romano.

Dioses romanos

Antes de instaurarse el cristianismo como religión fuerte, los romanos eran politeístas, es decir, creían en diversos dioses. Entre sus principales Dioses contaban con:

Nombre Función
Júpiter Principal dios y padre de todos los dioses
Juno Diosa del matrimonio y reina de los dioses
Vulcano Dios herrero y artesano
Diana Diosa de la caza, arco y flecha y animales
Febo Dios del sol, música y profeta
Minerva Diosa de la sabiduría, guerra y ciencia.
Venus Diosa de la belleza y el amor.
Plutón Dios del inframundo y de los muertos
Neptuno Dios del mar y el océano
Marte Dios de la guerra
Mercurio Dios del comercio y mensajero
Baco Dios de la fiesta

Caída del Imperio Romano

Para entender la caída del Imperio Romano, hay que tener en claro que este fue dividido para el año 395 d.C cuando Teodosio, antes de morir, decidió dividir el imperio en partes iguales entre sus hijos Arcadio y Honorio. A partir de este entonces, el imperio quedó dividido en 2: El Imperio Romano de oriente y el Imperio Romano de occidente.

Para el año 475 d.C, cuando llega al trono Rómulo Augústulo, debido a su ineficiencia para gobernar el lado occidente del imperio, fue perdiendo territorios hasta que un emperador bárbaro llamado Odoacro se aprovechó de la situación y decidió conquistar este lado del imperio, dándole así el inicio a la edad media

Se considera el fin del Imperio Romano en la caída de lado occidental ya que fue cuando el imperio perdió su gran poder y territorio tal como se lo conoció en sus épocas de apogeo.

No fue la misma situación para el lado oriente, que duró casi 1000 años más, este, bajo el nombre del imperio Bizantino, llega a su fin en 1453 con la caída de Constantinopla en manos del Imperio Otomano, dándole con este hecho el inicio a la edad moderna.

Citar contenido:
Imperio Romano. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/imperio-romano/).