Independencia del Perú

Proceso político y militar que permitió liberar al Perú de la dominación española.

¿Qué fue la Independencia del Perú?

La Independencia del Perú que un proceso político y militar que permitió liberar al Perú de la dominación española, a principios del siglo XIX.

El Perú formaba parte del Imperio español desde el siglo XVI, luego de que la civilización inca fuera sometida por tropas comandadas por Francisco Pizarro.

Desde mediados del siglo XVIII se sucedieron varias rebeliones indígenas contra la dominación colonial, pero fueron reprimidas por los españoles.

Durante la crisis de la monarquía hispánica, entre 1808 y 1814, el Perú quedó sometido a la dominación de los realistas, a pesar de que los criollos encabezaron varias rebeliones que no prosperaron.

Dos intervenciones externas, las expediciones lideradas por José de San Martín, primero, y por Simón Bolívar más tarde, fueron las que permitieron terminar con la resistencia realista y poner fin al Virreinato del Perú.

Representación de la independencia del Perú

Proclamación de la Independencia del Perú, pintura realizada por el artista peruano Juan Lepiani en 1904.

Etapas de la Independencia del Perú

Antecedentes (1742-1782)

En 1742, el curaca Juan Santos Atahualpa inició una rebelión para restaurar el Imperio inca. Aunque logró reclutar seguidores en la selva peruana, su misteriosa desaparición en 1756 terminó con el levantamiento.

En 1780 se desarrolló una rebelión de indígenas y mestizos, liderada por José Gabriel Condorcanqui Noguera, conocido como Túpac Amaru II. En un principio estuvo dirigida contra los abusos de las autoridades coloniales, pero pronto adquirió intenciones independentistas. La rebelión finalizó en 1782 cuando Túpac Amaru fue atrapado y ejecutado junto a toda su familia.

Levantamientos autónomos (1811-1815)

Cuando en 1810 se iniciaron en América del Sur los movimientos independentistas, el virrey Abascal transformó al Virreinato del Perú en el centro de la contrarrevolución realista.

Esta fidelidad del Perú a la Corona hispánica fue cuestionada por algunos dirigentes criollos, mestizos e indígenas, que entre 1811 y 1815 encabezaron rebeliones antiespañolas en Tacna, Huánuco y Cusco, en el sur del virreinato.

El estallido de estos movimientos fue alentado por el avance de las expediciones auxiliadoras al Alto Perú enviadas por los gobiernos de Buenos Aires. Aprovechando la derrota de esas expediciones, los realistas reprimieron los levantamientos anticoloniales y ejecutaron a la mayoría de sus cabecillas para intimidar a la población y tratar de evitar que se sumaran a futuros alzamientos.

Campaña Libertadora del Sur (1820-1822)

En septiembre de 1820, un ejército argentino-chileno liderado por San Martín desembarcó en la bahía de Paracas. Del puerto de Pisco pasó a Huaura, y desde allí se dirigió a Lima, de la que los realistas se retiraron sin ofrecer resistencia. El 28 de julio de 1821, San Martín proclamó oficialmente la Independencia del Perú.

Los realistas, al mando del virrey de la Serna, se refugiaron en las sierras peruanas, de donde varias expediciones enviadas por San Martín no lograron desalojarlos.

En julio de 1822 San Martin se entrevistó con Bolívar en Guayaquil para discutir la manera más conveniente de finalizar la guerra contra los realistas. Como no pudo alcanzar ningún acuerdo, San Martín decidió renunciar al cargo de Protector del Perú y retirarse de la vida política.

Campaña Libertadora del Norte (1823-1824)

Luego de la partida de San Martín, en septiembre de 1822, el Primer Congreso Constituyente nombró presidente a José de la Riva-Agüero. Éste encabezó una campaña militar en el sur del Perú, pero fracasó en su intento de vencer a los realistas.

Tras su renuncia, el Congreso nombró presidente a José Bernardo de Tagle, cuyo gobierno solicitó la ayuda de Bolívar. El 1 de septiembre de 1823, el Libertador se instaló en la ciudad de Trujillo, en el norte del Perú, donde comenzó a organizar un ejército unido colombiano-peruano.

A principios de 1824 tuvo lugar la rebelión del ejército del Alto Perú, que desconoció la autoridad del virrey de la Serna, y nombró en su lugar a su jefe, el general Olañeta.

Bolívar aprovechó ese conflicto para mover su ejército hacia el sur y vencer a las tropas del general español Canterac en la batalla de Junín. Esta derrota obligó a de la Serna a retroceder hasta Cusco. Mientras tanto, Bolívar se dirigió hacia Lima y dejó al mariscal Sucre al mando de su ejército.

Las tropas de Sucre y las De la Serna se enfrentaron en la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824. La victoria patriota significó el fin del Virreinato del Perú y la consolidación de la independencia proclamada por San Martín en 1821.

Solo resistía la guarnición del Callao, que al mando del general español Ramón Rodil se rindió a los patriotas en enero de 1826.

España no reconoció la Independencia del Perú hasta 1879, cuando se firmó en París un tratado de paz y amistad que dio inició a las relaciones diplomáticas entre ambos Estados.

Principales batallas de la Independencia del Perú

Entre todos los enfrentamientos bélicos que tuvieron lugar durante las guerras por la Independencia del Perú se desacatan los siguientes:

Nombre Fecha Resultado
Batalla de Huaqui 20 de junio de 1811 Victoria realista.
Batalla de Habana 23 de septiembre de 1822 Victoria del ejército independentista.
Batalla de Moquegua 21 de enero de 1823 Victoria realista.
Batalla de Junín 6 de agosto de 1824 Victoria del ejército independentista.
Batalla de Ayacucho 9 de diciembre de 1824 Victoria del ejército independentista.

Causas y consecuencias de la Independencia del Perú

Causas

Entre las causas de la Independencia del Perú, se pueden destacar:

  • Los problemas de la Corona española para mantener una comunicación fluida con América luego de la destrucción de gran parte de su flota en la batalla de Trafalgar, en 1805.
  • La invasión napoleónica a España, que en 1808 puso en crisis a la monarquía española al reemplazar al rey Fernando VII por el francés José Bonaparte.
  • La rivalidad entre los peninsulares y los criollos peruanos, que competían por ocupar los cargos más importantes de la administración colonial.
  • El descontento por la discriminación, el abuso y las injusticias hacia los indígenas por parte de la dominación española.
  • La revolución que en 1820 encabezó el general Rafael de Riego contra la restauración del absolutismo de Fernando VII. Esta revolución generó conflictos entre liberales y absolutistas, lo que impidió el envío de refuerzos militares al continente americano, y debilitó la capacidad de resistencia de los realistas del Perú.
  • Las expediciones libertadoras provenientes del sur y del norte, comandadas por San Martín y por Bolívar, respectivamente.

Consecuencias

La Independencia del Perú tuvo consecuencias políticas, económicas y sociales, entre ellas las que se destacan a continuación:

  • La disolución del Virreinato del Perú y el nacimiento de la República del Perú.
  • El reemplazo de la monarquía por la forma de gobierno republicana, con división de poderes.
  • La redacción de una constitución que reguló las relaciones entre los tres poderes y especificó los derechos y obligaciones de los ciudadanos peruanos.
  • La supresión de los títulos de nobleza, el establecimiento de la igualdad ante la ley y la proclamación de la libertad de vientres.
  • Una grave crisis económica, debido a los enormes gastos militares demandados por la guerra de la independencia. Las principales manifestaciones de esa crisis fueron la devastación de los campos de cultivo, la falta de mano de obra y una fuerte reducción del comercio interno y externo.

Protagonistas de la Independencia del Perú

Los protagonistas del proceso de Independencia del Perú han sido los siguientes:

  • Túpac Amaru (1740 – 1781): descendiente de los incas del Cusco, lideró una rebelión que se extendió por un gran territorio del Perú y Alto Perú, pero que fue sofocada por los españoles, quienes lo asesinaron. Posteriormente a su muerte, se endurecieron las condiciones de vida para los indígenas por parte de los colonos, lo cual aumentó más aún el deseo de independencia.
  • José de San Martín (1778 – 1850): uno de los líderes más importantes de la independencia latinoamericana, quien instaló el primer congreso peruano y liberó gran parte del territorio de las tropas realistas. Declaró la Independencia del Perú en la ciudad de Lima, en 1821.
  • Simón Bolívar (1783 – 1830): líder más notable de la independencia latinoamericana. Nació en Caracas, Venezuela, y fue el artífice de la independencia desde Panamá hasta la actual Bolivia.
  • José de la Serna (1770 – 1831): último virrey del Perú, se vio obligado a capitular luego de las derrotas de Junín y Ayacucho.
  • Thomas Cochrane (1775 – 1860): militar británico que ayudó con la Independencia de Chile y Perú.
  • Antonio José de Sucre (1795 – 1830): general venezolano que lideró la batalla de Ayacucho, con la cual se obtuvo la capitulación de los españoles y la independencia definitiva del Perú.
  • Joaquín de la Pezuela (1761 – 1830): declarado virrey del Perú por derrotar al ejército independentista, pero luego relevado del cargo por el general San Martín.
Bibliografía:
  • Basadre, Jorge. Historia de la República del Perú. Lima, Ediciones del Comercio. 2005.
  • Contreras Quina, Carlos y Zuloaga, Marina. Historia mínima del Perú. Madrid, Turner. 2014.
  • Paz Soldán, Mariano Felipe. Historia del Perú independiente (1822-1827). Madrid, Wentworth Press. 2019.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2019). Independencia del Perú. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/independencia-del-peru/). Última actualización: septiembre 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)