Icono de diálogo

Invasiones inglesas

Expediciones inglesas que invadieron Buenos Aires a principios del siglo XIX.

¿Qué fueron las invasiones inglesas?

Se conocen como «invasiones inglesas» a dos expediciones que realizaron fuerzas de la Armada británica en los años 1806 y 1807 con la intención de ocupar la ciudad de Buenos Aires, en ese momento capital del Virreinato del Río de la Plata.

En el contexto de las guerras napoleónicas, después de vencer a las fuerzas francoespañolas en la batalla de Trafalgar, Gran Bretaña consiguió el dominio del espacio atlántico. Sin embargo, el bloqueo continental impuesto por Napoleón Bonaparte les impedía comerciar con los países europeos.

Como consecuencia, los británicos iniciaron una política agresiva en busca de nuevos mercados donde proveerse de materias primas y vender su producción industrial. En 1806, ocuparon Cabo de Buena Esperanza, una colonia holandesa ubicada en el sur de África. El éxito de esta acción los alentó a intentar la conquista del Río de la Plata.

óleo de las invasiones inglesas

Ataque de los ingleses a Buenos Aires, 1807. Madrid Martínez.

Primera invasión inglesa

En junio de 1806, 1600 hombres al mando del Brigadier General William Carr Beresford y el Comodoro Home Popham desembarcaron en Quilmes y marcharon hacia Buenos Aires.

Ante el fracaso de una tentativa de detener a los invasores antes de que llegaran a la ciudad, el virrey Rafael de Sobremonte y parte de la administración española se retiraron a Córdoba con el tesoro real.

La defensa de la ciudad quedó en manos de la Audiencia y las milicias, mal armadas y entrenadas, que se rindieron inmediatamente a las fuerzas invasoras.

Una de las medidas tomadas por los invasores fue eliminar el monopolio impuesto por la corona española y establecer el libre comercio. Esta medida fue resistida por los comerciantes españoles que se beneficiaban con las restricciones comerciales.

En Buenos Aires, Juan Martín de Pueyrredón y Martín de Álzaga organizaron una resistencia mientras en Montevideo, Santiago de Liniers reclutaba y adiestraba tropas para recuperar la ciudad.

El 4 de agosto, 1.000 hombres al mando de Liniers desembarcaron en Las Conchas y desde ahí avanzaron hacia Buenos Aires. A estas tropas se fueron uniendo milicianos hasta llegar al número de 4.000. El 12 de agosto, las milicias ingresaron en Buenos Aires y rodearon a los británicos que, acorralados en el fuerte, se rindieron.

Luego de la Reconquista, un Cabildo abierto decidió entregar el poder militar a Santiago de Liniers e iniciar la organización de milicias urbanas que estuvieran en condiciones defender la ciudad ante la posibilidad de nuevos ataques.

Segunda invasión inglesa

La Segunda invasión inglesa se produjo al año siguiente. En febrero de 1807, una nueva fuerza tomó Montevideo. En esta ocasión, las tropas eran mucho más numerosas y la flota estaba acompañada de barcos mercantes.

El 28 de junio de 1807, se decidió iniciar la conquista de Buenos Aires. Las fuerzas británicas, a las que se habían sumado otras procedentes de Ciudad del Cabo, estaban al mando del general John Whitelocke. Desde Ensenada, donde desembarcaron iniciaron el avance hasta la ciudad.

En Buenos Aires, Martín de Álzaga convocó a los vecinos a resistir la invasión mientras las milicias, al mando de Liniers se preparaban para la defensa de la ciudad. Se abrieron trincheras y barricadas en los cruces de calles y se reunió todo el armamento disponible.

Gracias a la acción de los vecinos y de las tropas porteñas, las fuerzas británicas no pudieron avanzar hasta la Plaza de la Victoria (actual Plaza de Mayo) que era su objetivo y ante el importante número de bajas, el general Whitelocke decidió rendirse. El acuerdo de rendición incluía la liberación de la ciudad de Montevideo, que se realizó en septiembre de ese año.

Causas y consecuencias de las invasiones inglesas

Causas

Entre las principales causas de las invasiones inglesas a Buenos Aires se encuentran las siguientes:

  • La Revolución industrial inglesa, que obligó a Gran Bretaña a encontrar mercados para los excedentes de producción
  • El bloqueo comercial impuesto por Napoleón Bonaparte, que había cerrado para Gran Bretaña los mercados del continente europeo.
  • El monopolio comercial que había impuesto la corona española sobre sus colonias. Esta situación no permitía que los virreinatos americanos comerciaran con otras potencias.
  • La debilidad del imperio español a causa de la derrota de la Armada española en la batalla de Trafalgar que le impedía mantener el control y la defensa de sus colonias.
  • El poderío naval británico.

Consecuencias

Algunas consecuencias de las invasiones inglesas fueron las siguientes:

  • Quedó en evidencia la debilidad del imperio español. Esto produjo un cambio sensible en el equilibrio de relaciones entre la metrópolis y sus colonias.
  • La población del Río de la Plata tomó conciencia de su capacidad para tomar decisiones sobre su destino y gestionar su propia defensa.
  • Se crearon milicias y se mejoró el entrenamiento de las que existían. Esas milicias tuvieron un rol protagónico en el proceso de la Independencia de Argentina.
  • Aumentó el poder del Cabildo, que relevó al virrey Sobremonte del mando militar en 1806. En 1807 fue relevado también de sus funciones políticas al no poder detener la toma de Montevideo.
  • Frente al rechazo de la población, Gran Bretaña desistió de sus intentos de realizar otras invasiones en el Río de la Plata.
Bibliografía:
  • De Estrada, Marcos M. Invasiones Inglesas al Río de la Plata. 1806-1807. Buenos Aires, Librería Histórica.
  • Scenna Miguel, Pigna Felipe. Invasiones Inglesas, Buenos Aires, Planeta, 2007.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2019). Invasiones inglesas. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/invasiones-inglesas/).