«Invasiones que tuvieron lugar en el río de La Plata en los años 1806 y 1807 por parte de algunos buques ingleses, que llegaron a esta región para conquistar la ciudad de Buenos Aires»

¿Qué fueron las invasiones inglesas?

Se le conoce como invasiones inglesas a aquellas invasiones que tuvieron lugar en el Virreinato del Río de La Plata en los años 1806 y 1807 por parte de algunos buques ingleses, que llegaron a esta región para conquistar la ciudad de Buenos Aires y de esta forma controlar su actividad comercial que en aquel tiempo era de una de las más importantes.

Lo interesante de estas invasiones es que las tropas inglesas no lograron salir victoriosas, sino que más bien fueron derrotadas, ya que los habitantes de la ciudad de Buenos Aires defendieron arduamente su libertad utilizando diferentes estrategias, entre ellas, utilizando agua hirviendo ante los soldados ingleses.

Para esta época, Buenos Aires estaba dominada por España quién tenía constantes enfrentamientos con Inglaterra. Principalmente, por el comercio de importancia de la ciudad y otros intereses, así que los ingleses hicieron de Buenos Aires un punto que conquistar.

Ataque de los ingleses a Buenos Aires – Por Madrid Martínez

Las diferentes invasiones inglesas

Primera invasión inglesa

La primera invasión inglesa tuvo lugar en el año 1806, en donde las tropas inglesas fueron vencidas por las tropas porteñas, conformadas por milicias urbanas y refuerzos militares de la ciudad de Montevideo, al mando de Santiago de Liniers.

Las tropas inglesas, al mando del general Beresford intentaron desembarcar en la ciudad de Ensenada, pero al verse imposibilitado por la defensa de las fuerzas porteñas solo pudieron arribar por la ciudad de Quilmes.

Los ingleses avanzaron hacia la ciudad capital el día 27 de junio y tomaron el poder político de Buenos Aires, expulsando al virrey Sobremonte de su cargo e imponiendo nuevas leyes comerciales que provocaron un gran descontento entre los pobladores. El conflicto se extendió por más de un mes, donde las milicias urbanas y las tropas de Santiago de Liniers lograron expulsar a los ingleses quienes se rindieron, pero no se darían por vencidos aún.

Segunda invasión inglesa

La segunda invasión inglesa sucedió el 28 de junio del año 1807, un año después de la primera invasión a Buenos Aires. En esta ocasión las flotas estaban al mando del general Whitelocke quién desembarcó junto a sus tropas en la ciudad de Ensenada.

Victoriosos en la toma de Montevideo, las tropas inglesas habían desembarcado en Ensenada y se dirigían hacia Quilmes, para luego avanzar a la ciudad capital y realizar la toma. Las tropas criollas por su parte, se organizaban y esperaban a los ingleses para combatir y defender su territorio.

Para esta ocasión, no solo las tropas militares y las milicias urbanas estaban preparadas para enfrentar a los invasores, sino también los vecinos que arrojaban agua hirviendo y piedras a los ingleses desde los balcones. Gracias a la defensa de los pobladores y tropas porteñas y luego de unos días de conflictos armados lograron reducir el ejército inglés a la mitad, consiguiendo de esta manera el retroceso del ejército británico e imposibilitando la segunda invasión. En los acuerdos de rendición se incluía la liberación de la ciudad de Montevideo, quién Whitelocke se vió obligado a entregar.

Causas y consecuencias de las invasiones inglesas

Causas

Entre las principales causas del por qué los ingleses decidieron invadir Buenos Aires se encuentran:

  • Ante el avance tecnológico dado por la revolución industrial en Inglaterra, estos necesitaban de materia prima, lo que atrajo a Buenos Aires como potencia en la materia.
  • La necesidad por parte de los Ingleses de encontrar una nueva colonia ya que habían perdido el dominio del territorio de Estados Unidos.
  • El bloqueo comercial impuesto por Napoleón, lo que imposibilitaba la llegada de materia prima a las islas.
  • Su tradicional enemistad con España, en ese momento al mando de Buenos Aires.

Consecuencias

Algunas consecuencias generadas por las invasiones inglesas son las siguientes:

  • Los criollos que habitaban el río de La Plata, se organizaron de tal modo que pudieron derrotar Inglaterra ya que en ese momento España no los apoyó. Desde allí, tuvieron la oportunidad de participar en decisiones militares y políticas.
  • Debido a que los habitantes de Buenos Aires pudieron defenderse por su cuenta sin la ayuda del Virrey, entendieron que poseían fuerzas propias, lo que despertó el interés de la independencia de Argentina.
  • Al no poder conquistar Buenos Aires, Inglaterra decide cambiar de estrategia y comienza a tratar diplomáticamente al virreinato del río de La Plata para su beneficio comercial.