Jacobinos

Grupo político conocido por ser el ala radical de la Revolución francesa.

¿Quiénes eran los jacobinos?

Se llama jacobinos a los miembros de un club político de ideas radicales que actuó durante la Revolución francesa. Formaron parte de los llamados montañeses, los diputados que se sentaban en la parte más alta de las graderías de la Convención y que eran los más extremistas.

Su nombre ha quedado asociado al Terror, el período comprendido entre junio de 1793 y julio de 1794, durante el cual miles de franceses fueron ejecutados en la guillotina.

Los jacobinos representaban a las clases populares y a la pequeña burguesía. Defendían la forma de gobierno republicana, el sufragio universal masculino y la idea de un Estado fuerte y centralizado.

A fines de 1794, luego del arresto y ejecución de sus principales referentes, los jacobinos fueron declarados en estado de ilegalidad y desaparecieron de la vida política.

Durante el siglo XIX, el jacobinismo perduró como una ideología radical que inspiró a los grupos y partidos que promovieron la creación de la Segunda República Francesa.

Origen de los jacobinos

En abril de 1789 un grupo de representantes del Tercer Estado comenzó a reunirse en el Club Bretón, llamado así porque esos diputados eran originarios de la provincia de Bretaña. Entre sus primeros miembros se encontraban Isaac Le Chepelier y Jean-Dennis Lanjuinais. Poco después se unieron Emmanuel Sieyès, Maximilien de Robespierre y el conde de Mirabeau.

Una vez formada la Asamblea Constituyente, cambiaron su nombre por el de Sociedad de los Amigos de la Constitución y empezaron a reunirse en un convento perteneciente a la orden de los dominicos. En aquel entonces agrupaban a unos 200 diputados y estaban a favor de la instauración de una monarquía constitucional.

En junio de 1791, el frustrado intento de fuga de Luis XVI provocó una crisis en el club, que se dividió en dos sectores. Uno de ellos, liderado por Robespierre, propugnó por la abolición de la monarquía y la ejecución del monarca. El otro, liderado por Jacques Pierre Brissot, adoptó el nombre de fuldenses y siguió defendiendo el constitucionalismo monárquico.

En septiembre de 1792 el sector liderado por Robespierre pasó a llamarse Sociedad de los Jacobinos. A partir de entonces, los intelectuales burgueses que lo integraban permitieron el ingreso de miembros de los sectores populares urbanos, como artesanos y jornaleros.

Retrato de Maximilien Robespierre, líder Jacobino

Retrato de Maximilien de Robespierre, principal líder jacobino.

Ideología de los jacobinos

Las principales ideas defendidas por los jacobinos fueron las siguientes:

  • Abolición de la monarquía: tras lo cual debía instaurarse la forma de gobierno republicana.
  • Ejecución del rey: a quien consideraban traidor a la patria por conspirar con los monarcas extranjeros para terminar con la Revolución.
  • Soberanía popular: idea tomada de Jean Jacques Rousseau según la cual el poder residía en el pueblo y no en un gobernante o grupo dirigente.
  • Sufragio universal masculino: para que todos los varones mayores de edad pudieran participar de la vida política.
  • Gestión de gobierno centralizada: que surgía de la creencia de que en situaciones críticas era necesario contar con un Estado fuerte.
  • Laicismo y anticlericalismo: que se traducía en su aspiración a terminar con los privilegios de la Iglesia católica.

El papel de los jacobinos en la Revolución francesa

Luego de la partida de los fuldenses, Robespierre impulsó una política de oposición a los girondinos, que eran mayoría en la Convención y que tenían posturas más conservadoras. Los girondinos fueron desplazados del poder en junio de 1793, luego de una revuelta impulsada por los hebertistas, que eran el ala más extremista de los montañeses.

A partir de entonces los jacobinos controlaron el Comité de Salvación Pública y el Comité de Seguridad General, órganos ejecutivos del gobierno revolucionario.

Entre junio de 1793 y julio de 1794, los jacobinos impusieron la política del Terror, que justificaron en la necesidad de salvar a la República, amenazada tanto por la invasión de las monarquías europeas, como por la insurrección de los sectores monárquicos.

Entre las víctimas de esa política estuvieron no solo monárquicos y conservadores, sino también hebertistas e indulgentes. Estos últimos integraban un sector liderado por Georges Danton que quería acordar con la nobleza y las monarquías extranjeras para detener la guerra.

Los jacobinos impulsaron la sanción de la Constitución de 1793, que proclamó la forma de gobierno republicana, adoptó el sufragio universal masculino y reconoció los derechos del trabajador. En esa misma época establecieron precios máximos a los artículos de primera necesidad, como el pan.

Fin de los jacobinos

El gobierno de los jacobinos finalizó el 27 de julio de 1794, con el arresto de Robespierre, quien fue guillotinado junto a una veintena de seguidores. El golpe de mano fue encabezado por diputados de posturas moderados conocidos como termidorianos.

El 13 de noviembre, la Convención declaró ilegal a la Sociedad de los Jacobinos y ordenó su clausura, por lo que sus miembros debieron pasar a la clandestinidad. Los miembros sobrevivientes se reorganizaron en nuevos clubs que lideraron la oposición al Directorio. Estos grupos desaparecieron definitivamente luego de la llegada al poder de Napoleón Bonaparte, en 1799.

pintura de los jacobinos

Robespierre, tendido sobre una mesa con una herida en la boca, Saint-Just, Georges Couthon y otros jacobinos detenidos en una sala del Comité de Salvación Pública. Pintura realizada en 1864 por el artista ruso Valery Jacobi.

Líderes jacobinos

Los principales líderes jacobinos fueron los siguientes:

  • Maximilien de Robespierre (1758–1794): abogado, escritor y dirigente político francés. Fue el máximo representante de las ideas jacobinas. Lideró el gobierno revolucionario entre junio de 1793 y julio de 1794, cuando fue arrestado y guillotinado.
  • Georges Jacques Danton (1759-1794): abogado y político francés, fundador del club de los cordeleros. Lideró un sector interno de los montañeses que fue acusado de tener misericordia con los enemigos de la Revolución.
  • Louis Antoine de Saint-Just (1767–1794): político francés, conocido como el «arcángel del terror» por sus persecuciones políticas y las ejecuciones que ordenó. Fue arrestado y ejecutado junto con Robespierre.
  • Jean-Paul Marat (1743–1793): periodista y político francés, que dirigió los periódicos El amigo del pueblo y Diario de la República. El 13 de julio de 1793 fue asesinado por una partidaria de los girondinos.
  • Camille Desmoulins (1760-1794): abogado, periodista y escritor francés. Se desempeñó como diputado de la Convención hasta que fue arrestado y ejecutado por orden de Robespierre.
Bibliografía:
  • Arendt, Hannah. Sobre la Revolución. Madrid, Alianza. 2004.
  • Fehér, Ferenc. La Revolución congelada. Ensayo sobre el jacobinismo. Madrid, Siglo XXI Editores. 1989.
  • Furet, Francois. Pensar la Revolución Francesa. Madrid, Petrel. 1980.
  • Soboul, Albert. La Revolución Francesa. Madrid, Tecnos. 1994.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2019). Jacobinos. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/jacobinos/). Última actualización: septiembre 2021.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)