Icono de diálogo

Juicios de Núremberg

Conjunto de procesos judiciales impulsados por las naciones vencedoras de la Segunda Guerra Mundial contra más de 600 dirigentes, funcionarios y colaboradores de la Alemania nazi.

¿Qué fueron los juicios de Núremberg?

Se llama juicios de Núremberg a un conjunto de procesos judiciales impulsados por las naciones vencedoras de la Segunda Guerra Mundial contra más de 600 dirigentes, funcionarios y colaboradores de la Alemania nazi. A los enjuiciados se los acusó por la planificación y desencadenamiento de la guerra, por crímenes de guerra y por crímenes contra la humanidad.

Todos los juicios se realizaron en el Palacio de Justicia de la ciudad alemana de Núremberg, donde en 1935 Hitler había hecho aprobar las Leyes de Núremberg, de carácter racista y antisemita.

El juicio principal tuvo lugar entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre de 1946. Fue presidido por el Tribunal Militar Internacional (TMI) e integrado por 4 jueces (un británico, un francés, un soviético y un estadounidense), según lo establecido por la Carta de Londres de 1945.

Entre 1946 y 1949 se llevaron a cabo 12 juicios adicionales, durante los cuales fueron juzgados jefes de policía, comandantes de los servicios de inteligencia, funcionarios de distintos ministerios, médicos, jueces y otros funcionarios del régimen nazi.

Contexto histórico

En la Conferencia de Yalta los líderes de los aliados habían acordado que un tribunal internacional juzgaría a los principales jerarcas nazis, a quienes se responsabilizó por el desencadenamiento de la Segunda Guerra Mundial y por los crímenes de guerra cometidos durante el conflicto. Esta resolución fue confirmada en la Conferencia de Potsdam, que se realizó en julio de 1945.

Tras el fin de la guerra, la devastación era tan grande y los crímenes de guerra que iban saliendo a la luz tan atroces que los aliados confirmaron la determinación de que era necesario imponer castigos ejemplares a los responsables del exterminio de millones de seres humanos.

El 8 de agosto de 1945, representantes de los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y la Unión Soviética firmaron la Carta de Londres, un documento que fijó los principios y procedimientos por los cuales se regirían los juicios de Núremberg.

fotografía de los juicios de Núremberg

Una sesión de los juicios de Núremberg, el 30 de septiembre de 1946.

El veredicto del juicio principal

El veredicto del primer juicio fue publicado por el tribunal el 1 de octubre de 1946: de un total de 24 acusados, 12 fueron condenados a morir en la horca, 3 fueron absueltos, 3 fueron sentenciados a cadena perpetua y 4 fueron condenados a diversos períodos de prisión. Solo dos acusados no fueron juzgados: uno de ellos porque se suicidó antes del inicio del juicio y el otro porque no se lo consideró apto para sobrellevar un proceso judicial.

Las sentencias y las penas fueron las siguientes:

Acusado Cargo Sentencia Pena
Bormann, Martin Secretario personal de Hitler Culpable Condenado a muerte en rebeldía
Dönitz, Karl Sucesor de Hitler tras su suicidio Culpable 10 años de prisión
Frank, Hans Gobernador General de la Polonia ocupada Culpable Condenado a muerte
Frick, Wilhelm Ministro del Interior Culpable Condenado a muerte
Fritzsche, Hans Jefe de Prensa y Radio Absuelto
Funk, Walther Ministro de Economía Culpable Cadena perpetua
Göring, Hermann Comandante supremo de la Luftwaffe Culpable Condenado a muerte
Hess, Rudolf Secretario particular de Hitler Culpable Cadena perpetua
Jodl, Alfred Jefe del Estado Mayor de la Wehrmacht Culpable Condenado a muerte
Kaltenbrunner, Ernest Jefe de la Gestapo Culpable Condenado a muerte
Keitel, Wilhelm Jefe del Alto Mando de la Wehrmacht Culpable Condenado a muerte
Krupp, Gustav Dueño de la fábrica Krupp de armamentos Declarado «no apto para ser sometido a juicio»
Ley, Robert Jefe de Organización del Partido nazi Se suicidó antes del inicio del juicio
Neurath, Konstantin Protector de Bohemia y Moravia Culpable 15 años de prisión
Raeder, Erich Almirante de la flota alemana Culpable Cadena perpetua
Rosenberg, Alfred Ministro de Educación Culpable Condenado a muerte
Sauckel, Fritz Comisario General encargado de la mano de obra esclava Culpable Condenado a muerte
Schacht, Hjalmar Ministro de Economía Absuelto
Schirach, Baldur Líder de las Juventudes Hitlerianas Culpable 20 años de prisión
Seyss­Inquart, Arthur Comisario del Reich para los Países Bajos Culpable Condenado a muerte
Speer, Albert Ministro de Armamentos Culpable 20 años de prisión
Streicher, Julius Editor de diarios nacionalsocialistas Culpable Condenado a muerte
von Papen, Franz Vicecanciller del Reich / Embajador en Austria y Turquía Absuelto
von Ribbentrop, Joachim Ministro de Asuntos Exteriores Culpable Condenado a muerte

Las sentencias de muerte se llevaron a cabo el 16 de octubre de 1946, con dos excepciones: Göring se suicidó poco antes de la fecha de su ejecución y Bormann continuó desaparecido; luego se supo que había muerto durante la batalla de Berlín. Los otros 10 sentenciados fueron ahorcados, sus cuerpos cremados y las cenizas esparcidas en el río Isar.

Los 7 criminales de guerra sentenciados a reclusión fueron enviados a la prisión de Spandau, en Berlín Occidental. Allí permanecieron hasta el cumplimiento de sus sentencias. El último de ellos fue Rudolf Hess, quien murió en prisión en 1987.

Entre las personas a las que los aliados deseaban juzgar pero no pudieron comparecer en Núremberg se encuentran:

  • El capitán general de las SS, Heinrich Himmler, quien se suicidó poco después de haber sido detenido por una patrulla británica.
  • Josef Mengele, oficial de la SS y médico en el campo de concentración de Auschwitz, quien logró escapar de Alemania y refugiarse en Sudamérica. Murió en Brasil en 1979.
  • Adolf Eichmann, quien participó de la organización del plan de deportación de los judíos a los campos de concentración de Europa Oriental. Fue capturado por tropas estadounidenses, pero logró escapar de Alemania. Descubierto en Buenos Aires por el cazador de nazis Simon Wiesenthal, fue secuestrado por los servicios secretos israelíes, juzgado en Jerusalén, condenado a muerte y ejecutado en 1962.

Consecuencias de los juicios de Núremberg

Las principales consecuencias de los Juicios de Núremberg fueron las siguientes:

  • Los juicios dieron visibilidad global al Holocausto judío y a todos los crímenes contra la humanidad llevados a cabo por el régimen nazi.
  • La tipificación de los crímenes realizada por el tribunal militar internacional fueron valiosos antecedentes que las Naciones Unidas usaron para el desarrollo de una jurisprudencia internacional en materia de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como para la constitución, a partir de 1998, del Tribunal Penal Internacional permanente.
  • Los juicios de Núremberg sentaron un valioso precedente: a partir de entonces los delitos cometidos por individuos de una nación en otros países o en el propio podrían ser juzgados por el conjunto de los países afectados o por la comunidad internacional.
  • Los fundamentos de las sentencias de los juicios de Núremberg fueron utilizadas para la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948.
Bibliografía:
  • Hobsbawm, Eric. Historia del siglo XX. Buenos Aires, Crítica Grijalbo Mondadori. 1998.
  • Judt, Tony. Postguerra: una historia de Europa desde 1945. Madrid, Taurus. 2006.
  • Pérez Triviño, José Luis. Los juicios de Núremberg. Barcelona, UOC editores. 2016.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Juicios de Núremberg. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/juicios-de-nuremberg/).