Icono de diálogo

Justo José de Urquiza

Político, militar y empresario rioplatense que participó activamente de los procesos políticos de construcción del Estado argentino.

Datos
Nacimiento Arroyo del Tala (Virreinato del Río de la Plata), 18 de octubre de 1801.
Fallecimiento Palacio San José, Concepción del Uruguay (Entre Ríos), 11 de abril de 1870.
Ocupación Militar, político y empresario. Presidente de la Confederación Argentina.
Causa de la muerte Asesinato.

¿Quién fue Justo José de Urquiza?

Justo José de Urquiza fue un político, militar y empresario rioplatense que participó activamente de los procesos políticos de construcción del Estado argentino luego de la independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica.

Como representante del partido federal, participó de las luchas entre unitarios y federales y fue gobernador de la provincia de Entre Ríos durante varios períodos.

Al mismo tiempo llevó adelante una actividad muy exitosa como empresario que le permitió obtener una fortuna inmensa. Tuvo 23 hijos reconocidos, 11 de ellos con su esposa Dolores Costa, con quien se casó en 1855.

A lo largo de su carrera política, en varias oportunidades llevó adelante acciones que iban en contra de los intereses del partido federal y le acarrearon el odio de quienes habían sido sus aliados. Algunos historiadores las explican por su interés en finalizar las luchas para poder organizar definitivamente el país; otros, como actitudes revanchistas.

Urquiza es un personaje complejo. Fue acusado de traidor y también ensalzado como alguien que supo postergar sus intereses personales en pos del bien común aun a costa de poner en peligro su vida. Como gobernante se preocupó por el bienestar de sus gobernados, pero actuó de manera autoritaria y, en ocasiones, también arbitraria. Fue acusado de traicionar los intereses de los federales, pero consiguió la anhelada unificación del Estado argentino y la sanción de una Constitución nacional.

Infancia y formación

Justo José de Urquiza nació el 18 de octubre de 1801 en la estancia familiar ubicada en la provincia argentina de Entre Ríos que ese momento formaba parte del Virreinato del Río de la Plata. Su padre era un español que pertenecía a una familia acomodada.

Realizó sus primeros estudios en su hogar y en 1817 fue enviado junto a su hermano al Colegio de San Carlos, en la ciudad de Buenos Aires, en el que permaneció hasta 1818.

De regreso en Entre Ríos, se inició en el comercio de cueros de vaca y astas en el que prosperó rápidamente. Casi al mismo tiempo, comenzó su actividad política dentro del federalismo, primero como oficial del Cuerpo de Cívicos y más adelante, en 1826, como diputado provincial.

Retrato de Justo José de Urquiza

Retrato de Justo José de Urquiza, óleo de Luis de Servi.

Carrera política

En 1832 obtuvo el cargo de comandante general del Segundo departamento principal y, en 1841, fue elegido gobernador de la provincia de Entre Ríos. Durante su gobierno, que se extendió por 18 años, tomó numerosas medidas tendientes a la modernización de la provincia:

  • Fomentó la educación de la población. Instituyó la enseñanza gratuita y obligatoria entre los 6 y los 13 años y para favorecerla fundó escuelas para mujeres, de primera enseñanza y normales, para la formación de docentes. También creó escuelas de oficios y chacras modelo para instruir en nuevas técnicas a los productores rurales.
  • Estimuló la modernización de la producción agrícola y ganadera.
  • Luchó por conseguir la libre navegación de los ríos de la provincia para favorecer el comercio regional.
  • Impulsó la inmigración.
  • Realizó obras hidráulicas para controlar las inundaciones.
  • Favoreció la publicación de periódicos en su provincia y los financió en otras provincias.

Tomó medidas novedosas, como el control estricto de los gastos del Estado que eran publicados mensualmente en la prensa. Durante su extenso gobierno, Entre Ríos se transformó en una provincia próspera.

En 1851, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, presentó su renuncia al cargo como representante de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina como lo hacía todos los años desde 1835. Era un acto simbólico porque esta renuncia era sistemáticamente rechazada por las provincias. Sin embargo, ante la reiterada negativa de Rosas de permitir la libre navegación de los ríos interiores y de sancionar una Constitución para organizar el país, ese año Urquiza decidió aceptarla mediante un decreto del 1.° de mayo de ese año conocido como el Pronunciamiento de Urquiza.

El conflicto con Rosas se resolvió en la Batalla de Caseros, en la que el Ejército grande, que comandaba Urquiza, salió vencedor.

En 1852 convocó a un congreso constituyente en la ciudad de San Nicolás que, al año siguiente sancionó una Constitución nacional. Buenos Aires no la aceptó y se separó del resto de las provincias. Al año siguiente, Urquiza fue elegido presidente de la Confederación Argentina a la que gobernó por un período de seis años.

Presidencia de Justo José de Urquiza

Urquiza asumió la presidencia de la Confederación el 5 de marzo de 1854, al mismo tiempo continuó gobernando la provincia de Entre Ríos que fue temporariamente federalizada para recibir el gobierno nacional.

Sus intentos para organizar las instituciones nacionales, como el poder legislativo y el judicial, se vieron entorpecidas por la escasez de recursos de la Confederación, ya que la Aduana externa, que era la mayor fuente de ingresos pertenecía al Estado de Buenos Aires.

Las mismas dificultades le impidieron concretar sus proyectos de modernización de la producción agropecuaria, de organización de un sistema bancario y de instalación de ferrocarriles.

Entre sus logros, se puede mencionar el reconocimiento por parte de España de la Independencia Argentina obtenida a través de gestiones diplomáticas llevadas a cabo por Juan Bautista Alberdi.

En 1861, ante un nuevo conflicto con Buenos Aires, Urquiza se puso al frente de las tropas de la Confederación Argentina para enfrentar a esa provincia en la Batalla de Pavón. Cuando aún el resultado de la batalla era incierto, Urquiza se retiró dejando como vencedoras a las tropas de Buenos Aires. Este resultado permitió la unificación de la provincia de Buenos Aires con la Confederación que inició la etapa de la República Argentina bajo el gobierno de Bartolomé Mitre.

A partir de ese momento, Urquiza se retiró de la política nacional y, desde el Palacio San José, que acababa de finalizar, se dedicó a gobernar la provincia de Entre Ríos y a sus negocios. Ejerció un gobierno autoritario e intransigente con las oposiciones. Apoyó la Guerra de la Triple Alianza y se negó a apoyar las sublevaciones que llevaron adelante los caudillos federales del interior, lo que le acarreó numerosos enemigos.

En 1868, Urquiza fue candidato a la presidencia de la nación, pero fue vencido en las urnas por Domingo Faustino Sarmiento.

Muerte de Justo José de Urquiza

El 11 de abril de 1870, Urquiza fue sorprendido en su casa por un grupo armado que respondía a un antiguo colaborador, Ricardo López Jordán, y asesinado. Al mismo tiempo, fueron asesinados dos de sus hijos en distintos lugares de la provincia.

Bibliografía:
  • AA.VV. Justo José de Urquiza. Colección Grandes Protagonistas de la Historia Argentina, Buenos Aires, Planeta. 1999.
  • Bosch, Beatriz. Urquiza y su tiempo. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina. 1984.
  • Ruiz Moreno, Isidoro. Vida de Urquiza. Buenos Aires, Claridad. 2017.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Justo José de Urquiza. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/justo-jose-de-urquiza/).