«Fue una ley innovadora y progresista que introdujo el voto secreto y obligatorio con el uso de padrones electorales en la República Argentina»

¿Qué es la ley Sáenz Peña?

La ley Sáenz Peña o la ley 8.871 general de elecciones, fue una ley innovadora y progresista que introdujo el voto secreto y obligatorio con el uso de padrones electorales en la República Argentina que afectaba a ciudadanos argentinos, nativos o naturalizados y mayores de 18 años de edad.

Dicha ley fue sancionada el día 10 de febrero de 1912 y promulgada el 13 de febrero de ese mismo año por el Congreso Argentino. Lleva su nombre en honor al presidente que la impulsó, el abogado y político argentino Roque Sáenz Peña (1851-1914).

El poder del gobierno de aquel entonces estaba concentrado en la oligarquía y manejado por las clases altas de la Argentina. Esta ley marcó un cambio en las formas establecidas en materia electoral y permitió a los demás partidos políticos la posibilidad de gobernar y participar en las políticas de su país.

Fotografía de Roque Saenz Peña

Fotografía Roque Saenz Peña, principal impulsor de la ley Sáenz Peña.

Objetivos de la ley Sáenz Peña

El objetivo de la ley Sáenz Peña era erradicar todas las prácticas fraudulentas en materia electoral, que habían permitido la permanencia de gobiernos oligárquicos desde 1862, excluyendo la mayoría de las decisiones a nivel político y económico a los demás habitantes del país.

Además, la ley Sáenz Peña pretendía combatir el uso de la coacción, amenazas y compra de votos, un sistema de corrupción que imperó hasta aquel entonces en la República Argentina.

Causas y consecuencias de la ley Sáenz Peña

Causas

Las principales causas de la sanción de la ley Sáenz Peña fueron:

  • El cansancio del pueblo de la hegemonía y del fraude mediante el sufragio.
  • La permanencia en el poder de la clase aristocrática, excluyendo de la política a las clases populares o minoritarias.
  • Las amenazas y amedrentamientos sufridos por los votantes en las elecciones públicas.
  • El método de lista completa, donde la fuerza política con mayor número de votos se quedaba con todos los cargos, dejando a los grupos minoritarios fuera de la esfera política en el congreso.

Consecuencias

Las principales consecuencias de la ley Sáenz Peña fueron:

  • La incorporación del voto universal, secreto y obligatorio para todos los varones mayores de 18 años.
  • La inclusión de las minorías en el ámbito político, convirtiéndose en partidos que manejaban masas y encaminaban sus acciones en la resolución de las demandas a nivel social y económico.
  • Se le pone fin a las amenazas sobre el ciudadano, donde su voluntad no podrá ser objeto de presiones ni coacciones por parte del poder de los partidos políticos.
  • Se consolida y afianza el concepto de la democracia plena, logrando una participación activa de los ciudadanos en la resolución de los problemas colectivos.