Liberalismo

Conjunto de doctrinas filosóficas, políticas y económicas que defienden la igualdad ante la ley, las libertades civiles de los individuos, la propiedad privada y las iniciativas económicas individuales.

¿Qué es el liberalismo?

El liberalismo es un conjunto de doctrinas filosóficas, políticas y económicas que defienden la igualdad ante la ley, las libertades civiles de los individuos, la propiedad privada y las iniciativas económicas individuales.

Como contrapartida, busca limitar la intervención del Estado en la vida económica, oponiéndose al control de precios, al cobro de aranceles a las importaciones y al establecimiento de retenciones a las exportaciones. En líneas generales, se opone a cualquier tipo de intervención gubernamental en la vida de las personas y de las empresas.

La democracia representativa y los principios republicanos sobre los que se estructuran la mayoría de los actuales Estados de Occidente, se basan en las doctrinas liberales.

Sesión de la Cámara de los Comunes del Parlamento británico

Una sesión de la Cámara de los Comunes del Parlamento británico, a fines del siglo XVIII. Pintura realizada por el artista británico Thomas Rowlandson, en 1808. Gran Bretaña fue la cuna del liberalismo.

Origen e historia del liberalismo

El origen del liberalismo se remonta a la Inglaterra del siglo XVII, donde se desarrolló en oposición a los intentos de constituir una monarquía absoluta.

Los liberales ingleses buscaban suprimir el derecho divino de los reyes, la imposición arbitraria de impuestos y las trabas al comercio para fundar un nuevo sistema político y económico basado en el Estado de derecho y el librecambio.

Estas ideas liberales fueron el sustento ideológico de la Revolución Inglesa de 1642 y de la Revolución Gloriosa de 1688 que sentaron las bases de la monarquía parlamentaria, así como del proceso que culminó en la Revolución Industrial.

El liberalismo inglés influyó en los filósofos de la Ilustración, que durante el siglo XVIII difundieron las ideas de libertad, igualdad ante la ley, tolerancia religiosa y soberanía popular. Estas ideas se popularizaron rápidamente entre los integrantes de una burguesía en ascenso, que buscaba ampliar su participación en el poder.

Los líderes de la Revolución por la Independencia de los Estados Unidos (1776) y de la Revolución francesa (1789) utilizaron los principios de la filosofía liberal en su lucha contra el absolutismo.

El liberalismo también alentó las revoluciones independentistas que comenzaron en América en 1810, y que devinieron en el fin de los imperios coloniales y en la creación de los Estados latinoamericanos.

Todas esas revoluciones sentaron las bases de una nueva forma de pensamiento que dio origen al liberalismo clásico, entre 1850 y 1914, uno de los pilares del surgimiento de la sociedad capitalista.

En el siglo XX, el liberalismo retrocedió frente a las formas de organización alternativas que en el terreno político, social y económico le plantearon el fascismo y el comunismo.

Luego de la caída del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría, se produjo un resurgimiento de las ideas liberales, que en la actualidad son el fundamento ideológico de las sociedades democráticas y capitalistas de Occidente.

Principios del liberalismo

Los principales principios del liberalismo son los siguientes:

  • La afirmación de tres derechos considerados básicos de todos los seres humanos: el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada. Esos derechos son inherentes a todos, cualquiera sea el género, la pertenencia étnica, la nacionalidad o la religión de los individuos.
  • La vigencia plena del Estado de derecho, de modo tal que tanto los gobernantes como los gobernados estén sometidos a la fuerza de la ley.
  • La necesidad de limitar el poder mediante códigos civiles, constituciones e instituciones basadas en la división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial).
  • La libertad de culto, de modo que cada uno profese la religión que desee, sin que sea de incumbencia de los Estados y los gobernantes.
  • La idea de que el libre mercado es el único capaz de garantizar la más adecuada asignación de recursos en función del progreso y el crecimiento económico. Desde este punto de vista, la única manera en que el mercado se regule a sí mismo es a través de la competencia y el libre juego de la oferta y la demanda.
  • La mínima intromisión del gobierno en la vida ciudadana y la menor intervención del Estado en la conducción de la economía.

Corrientes del liberalismo

A lo largo de la historia, el liberalismo ha presentado diversas corrientes o variantes. Las principales son las que se enumeran a continuación:

  • Liberalismo político: se desarrolló en Europa durante los siglos XVII y XVIII en oposición al absolutismo monárquico, defendía las ideas de libertad, igualdad ante la ley, división de poderes y soberanía popular.
  • Liberalismo económico: basado en la idea de limitar la intromisión del Estado en los mercados y en las relaciones económicas. Defendió la propiedad privada y el librecambio.
  • Minarquismo: término propuesto por el teórico estadounidense Samuel Konkin, en 1971. Sostiene que el poder del Estado debe ser mínimo y enfocado en la defensa del territorio nacional y en la protección del orden público.
  • Libertarismo: filosofía política que promueve la limitación del poder del Estado y que defiende la idea de que la libertad de los individuos se garantiza a través de la propiedad privada y el libre mercado.
  • Anarco liberalismo: también conocido como anarquismo de libre mercado o anarcocapitalismo. Propone una sociedad libre y organizada sin la existencia del Estado, ya que lo considera corrupto y abusivo.
  • Neoliberalismo: similar al liberalismo clásico de los siglos XVIII y XIX, pero adaptado a las condiciones actuales. Dado que su criterio distintivo es cronológico y no ideológico, muchos autores se niegan a considerarlo como una corriente dentro del liberalismo.

Representantes del liberalismo

Los principales representantes del liberalismo fueron los siguientes:

  • John Locke (1632-1704): pensador inglés, uno de los fundadores del liberalismo. Propuso la división de poderes, la separación de la Iglesia de los asuntos del Estado y defendió la monarquía parlamentaria.
  • Charles Louis de Secondat, barón de Montesquieu (1689-1755): filósofo francés, uno de los máximos exponentes de la Ilustración. Escribió El espíritu de las leyes donde estableció el principio de la división de los poderes del Estado.
  • Adam Smith (1723-1790): intelectual escocés, autor de La Riqueza de las Naciones. Defendió la libertad de los individuos para tomar sus propias decisiones teniendo en cuenta el libre juego de la oferta y la demanda de productos y servicios.
  • Thomas Jefferson (1743–1826): político estadounidense que redactó el Acta de la Independencia de los Estados Unidos. Defendió la división de poderes, los derechos de los Estados y la limitación de poderes del Gobierno federal.
  • David Ricardo (1772-1823): economista británico que fue autor de diversas teorías económicas liberales (ley de rendimientos decrecientes, teoría cuantitativa del dinero), en las que subrayó la importancia de la libre competencia y el librecambio.
  • John Stuart Mill (1806-1873): político, filósofo y economista utilitarista inglés. Si bien defendió la libertad individual por encima del control del Estado, adhirió al socio liberalismo, según el cual habrá mayor felicidad social cuanto mayor sea el número de individuos en situación de bienestar económico.
Bibliografía:
  • Bobbio, Norberto. Liberalismo y democracia. México, Fondo de Cultura Económica, 1985.
  • Freeden, Michael. Liberalismo. Una introducción. Barcelona, Página indómita, 2019.
  • Holland Sabine, George. Historia de la teoría política. México, Fondo de Cultura Económica, 2000.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Liberalismo. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/liberalismo/). Última actualización: agosto 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)