Luis XIV

Monarca que reinó sobre Francia durante 72 años.

Datos
Nacimiento Saint Germaine de Laye, Francia, 5 de septiembre de 1638.
Fallecimiento Versalles, Francia, 1 de septiembre de 1715.
Ocupación Rey de Francia y de Navarra.
Causa de la muerte Gangrena.

¿Quién fue Luis XIV?

Luis XIV de Borbón, también llamado “el Rey Sol” fue un monarca que reinó sobre Francia durante 72 años, el reinado más largo de la historia de este país.

Considerado el máximo exponente del absolutismo monárquico, se le atribuye la frase “el Estado soy yo”, haciendo referencia a que todas las atribuciones del estado francés se concentraban en su persona. Los franceses llaman “el gran siglo” al siglo XVII, por el apogeo que alcanzó el reino bajo los gobiernos de Luis XIII y Luis XIV.

Desde muy temprano, Luis XIV fue consciente de la importancia del ceremonial y la imagen en la construcción del poder del soberano y utilizó todos los elementos a su alcance para transformar cada situación, desde las más cotidianas hasta las extraordinarias, en elaboradas puestas en escena que dieran cuenta de la autoridad.

Fue un gran aficionado a las actividades militares, la caza, el teatro y las grandes ceremonias, a los que se ocupó de revestir de solemnidad, disciplina y ritualidad.

En ese sentido, empleó en su favor de manera muy inteligente el discurso efectista propio del espíritu barroco de la época. Así, cada evento de su vida, desde su coronación, la de su esposa y el nacimiento de sus hijos, hasta los triunfos militares, fue conmemorado con monumentos, grandes festejos y complicados ceremoniales.

Representación de Luis XIV

Representación de Luis XIV con todos los atributos del poder real, pintura de Hyacinthe Rigaud, 1700-1701.

Infancia y formación

Luis XIV fue el primer hijo de Luis XIII de Borbón y Ana de Austria, hermana del rey español Felipe IV. Su nacimiento fue inesperado ya que sus padres habían estado casados durante 23 años sin concebir hijos.

Cuando ya se habían perdido las esperanzas del nacimiento de un heredero real, el 5 de septiembre de 1638 nació un niño que fue considerado un regalo de Dios y por eso recibió el nombre de Louis-Dieudonné (Luis Diosdado).

En 1640 los reyes tuvieron un segundo hijo, Felipe (1640-1701) que, como duque de Orleans, fue un gran colaborador de Luis XIV durante todo su reinado.

Cuando ascendió al trono a la muerte de su padre, Luis tenía 4 años por lo que su madre, la reina Ana asumió la regencia con el apoyo del cardenal Mazarino, que había sido un poderoso ministro de Luis XIII y que continuó con ese rol durante la minoría de edad del heredero.

El cardenal logró sortear con habilidad los distintos conflictos que sacudieron los primeros años del reinado del pequeños Luis. A la compleja situación internacional, marcada por numerosos conflictos bélicos como la guerra de los 80 años, la guerra de los 30 años y la guerra civil inglesa, se sumaron dos insurrecciones internas contra la figura del rey: la Fronda parlamentaria y la Fronda de los príncipes, sucesivos levantamientos del Parlamento y de sectores de la nobleza que cuestionaron el alcance del poder real. En ambos casos, la lealtad de Mazarino, así como su política agresiva fueron claves para asegurar la permanencia de Luis en el trono.

Luis XIV fue educado con cuidado en todos los aspectos que se consideraban necesarios para que cumpliera su función, pero sobre todo en la noción de que su poder estaba establecido por designio divino y, por lo tanto, cualquier atentado contra su persona era una ofensa a la ley de Dios.

A pesar de haber heredado el trono en 1643 y coronado en 1654, hasta 1661, cuando falleció Mazarino, el gobierno permaneció en manos de la regencia.

En 1682, Luis XIV se instaló en el palacio de Versalles, su obra más importante como monumento físico y simbólico con el objetivo de separar el aparato político representado por el Parlamento del poder real, al mismo tiempo que mantenía el control sobre la aristocracia.

Matrimonio e hijos

En 1660 se casó con la infanta española María Teresa de Austria. El matrimonio tenía la función de reafirmar la frágil paz que se había firmado con el reino de España. Tuvieron seis hijos de los que solo uno, Luis, llegó a la edad adulta, aunque murió antes de poder suceder a su padre.

Además de su familia legítima, Luis XIV tuvo numerosas amantes que le dieron hijos y a las que instaló en Versalles y rodeó de honores. Las más conocidas fueron la marquesa de Montespan con la tuvo seis hijos a los que legitimó y otorgó títulos nobiliarios; la duquesa de Lavallière, con la que tuvo cinco hijos; Claude Levaine, madre de un hijo; madame Palatinate, esposa de su hermano Felipe; Angelique de Scorailles, que le dio dos hijos y finalmente, la marquesa de Maintenon, una plebeya a la que ascendió a la nobleza con la que se casó en 1683 cuando falleció la reina.

familia de Luis XIV

La familia de Luis XIV. En esta pintura realizada por Jean Nocret en 1670, el rey aparece como Apolo, el dios asociado al sol en la mitología griega.

Reinado

El largo reinado de Luis XIV tuvo varias etapas, pero la característica predominante fue la intervención del rey en todos los aspectos de la vida política francesa.

Dedicó los primeros años de su reinado a pacificar el reino luego de las divisiones ocurridas a partir de las guerras de religión que dividieron Europa durante siglo XVI.

Al mismo tiempo, continuando la política iniciada por su padre y los cardenales Richelieu y Mazarin, dedicó grandes recursos a unificar el territorio francés, que estaba disgregado en numerosos señoríos y dividido por las luchas entre católicos y protestantes. A los esfuerzos militares, sumó la creación de instituciones y figuras simbólicas que contribuyeran a la creación de un espíritu nacional como la Real academia de pintura, escultura y arquitectura, entre otras.

En materia económica, su ministro Jean-Baptiste Colbert, fue quien sistematizó el mercantilismo como política económica, doctrina que se impuso en Europa sobre todo durante el siglo XVIII.

A pesar de que es considerado el rey más grande de la historia de Francia, su reinado se caracterizó por su intervención en numerosos conflictos militares como la guerra franco-holandesa (1672-1678); la guerra de Reuniones (1683-1684); la guerra de los 9 años o de la Gran Alianza (1688-1697) y la guerra de Sucesión española (1702-1714) que agotaron económicamente al reino. Algunas medidas, como la revocación del Edicto de Nantes que establecía la tolerancia religiosa en el reino, tuvieron consecuencias muy negativas para Francia.

Sucesión y muerte

Los últimos años de reinado de Luis XIV estuvieron marcados por cierta decadencia de la monarquía, en gran parte causada por la miseria a la que se veía sometido gran parte del pueblo a causa de los enormes gastos militares y de representación de la corona.

Para el momento de su muerte, el 1 de septiembre de 1715, ninguno de sus hijos o nietos en condiciones de sucederlo había sobrevivido por lo que el trono recayó en su bisnieto el delfín Luis, de 5 años que se transformó en rey de Francia como Luis XV.

Bibliografía:
  • Burke, Peter. La fabricación de Luis XIV. Madrid, Nerea, 2003.
  • Bernardo Ares, José Manuel de. Luis XIV y Europa. Madrid, Síntesis, 2015.
  • Voltaire, François Marie Arouet de. El siglo de Luis XIV. México/Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Luis XIV. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/luis-xiv/). Última actualización: octubre 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)