Politeísmo

Veneración de varios dioses o divinidades de forma simultánea.

¿Qué es el politeísmo?

El politeísmo consiste en la veneración de varios dioses o divinidades de forma simultánea, en donde cada deidad posee un aspecto de dios supremo.

La palabra politeísmo deriva del griego «poli», que significa muchos, y «theos», que significa dios.

El politeísmo trae consigo ritos especiales y representaciones particulares para cada dios, las cuales pueden estar relacionadas con una propiedad, un fenómeno natural o con poderes especiales.

En general, las religiones politeístas representan a sus dioses con características humanas, combinados con animales o con los poderes de la naturaleza a los que están vinculados.

Origen del politeísmo

Durante toda la historia de la humanidad hubo adoración por fenómenos naturales o principios ancestrales asociados a los dioses.

Las referencias iniciales se derivan del animismo, que es la creencia de que todo lo animado o inanimado tiene un alma. Luego, surgió lo sobrenatural y la perspectiva de que los fenómenos naturales podían ser controlados a través de mecanismos paranormales o desconocidos para la mayoría.

De esta manera surgió también la necesidad de tener o creer en entidades superiores que pudieran dominar todo lo que no estuviese al alcance material o humano.

Ejemplos de politeísmo

A continuación se proponen algunos ejemplos de politeísmo en la antigüedad y la actualidad:

Ejemplos en la antigüedad

La práctica de las religiones politeístas era muy común en la antigüedad y estuvo presente en las principales civilizaciones de la historia:

  • Egipto: los egipcios adoraban a múltiples dioses que eran híbridos entre animales y humanos, y a los cuales les asignaban poderes relacionados con el universo. Los principales dioses egipcios fueron Ra, Osiris, Isis, Horus y Seth.
  • Grecia: los dioses griegos poseían características humanas y tenían poderes sobre fenómenos de la naturaleza. Los principales dioses griegos fueron Zeus, Poseidón, Ares, Hermes, Artemisa y Atenea.
  • Roma: al igual que los griegos, los dioses romanos tenían comportamientos humanos. Los principales fueron Júpiter, Juno, Neptuno, Minerva, entre otros.

Ejemplos actuales

A pesar de que en la actualidad es difícil encontrar religiones politeístas, todavía existen algunas que practican esta forma de adoración:

  • Hinduismo: los hindúes tienen un dios supremo, pero reconocen una gran cantidad de dioses, tales como Vishnu, Shivá, Kali, Krisná, entre otros.
  • Sintoísmo japonés: la religión sintoísta de Japón rinde culto a diversos fenómenos naturales, tales como Amaterasu, Hotei e Inari.
  • Neopaganismo: inspirado en religiones politeístas anteriores al cristianismo, rinde culto a la brujería, la wicca, al sincretismo y otras doctrinas.
Citar contenido:
Politeísmo. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/politeismo/).