Porfiriato

Etapa de la historia de México comprendida entre 1876 y 1911.

¿Qué fue el Porfiriato?

Se llama Porfiriato a la etapa de la historia de México comprendida entre 1876 y 1911, durante la cual el militar y dirigente político Porfirio Díaz ocupó nueve veces la presidencia del país.

Fue una etapa caracterizada por el crecimiento de la economía mexicana, producto de su inserción en los mercados mundiales como productora de materias primas y alimentos. Contracaras de ese progreso fueron el aumento de las desigualdades sociales, el autoritarismo gubernamental, la persecución de la oposición y la manipulación electoral.

Hacia principios del siglo XX, la figura de Porfirio Díaz comenzó a desgastarse debido a los reclamos para que convocara a elecciones libres y sin reelecciones. Pero su resistencia a abandonar el poder derivó en el inicio de la Revolución mexicana, que durante diez años ensangrentó el país.

Origen del Porfiriato

Luego de su meritoria participación militar en la guerra de Reforma (1858-61) y en la lucha contra el Segundo Imperio Mexicano (1863-67), Porfirio Díaz aspiró a tener una exitosa carrera política.

En las elecciones generales de 1867 y 1871 se presentó como candidato a presidente de la República, pero en ambas ocasiones fue derrotado por Benito Juárez. No aceptó los resultados electorales de 1871, proclamó el Plan de la Noria y se rebeló contra el presidente electo. Pero su movimiento revolucionario no tuvo éxito y debió deponer las armas y acogerse a un perdón presidencial.

La muerte de Juárez, en 1872, le dio la oportunidad de volver a presentarse como candidato a la presidencia, pero esta vez fue derrotado por Santiago Lerdo de Tejada. Díaz aceptó el resultado de la votación popular pero cuando Tejada intentó reelegirse, en 1876, proclamó el Plan de Tuxtepec, se alzó en armas y tomó el poder por la fuerza.

Desde entonces y hasta 1883 se esforzó por atenerse a legalidad, haciendo sancionar una reforma constitucional en la que introdujo el veto expreso a las reelecciones presidenciales consecutivas.

Pero a partir de 1884 no pudo resistirse a la tentación de perpetuarse en el poder por lo impulsó una nueva enmienda constitucional que posibilitó la reelección presidencial indefinida. Gracias a esta reforma y al fraude electoral, logró perpetuarse en el poder hasta 1911.

fotografía de porfirio díaz

Porfirio Díaz con uniforme de gala. Fotografía anónima de principios del siglo XX.

Características del Porfiriato

Las principales características del Porfiriato fueron las siguientes:

  • Era una república formalmente federal y democrática pero en la que las elecciones eran manipuladas por los partidarios del porfirismo y en la que el presidente sometía a su voluntad al Congreso y a los gobiernos estaduales.
  • Estaba regido por la reforma constitucional de 1890, que permitía la reelección presidencial indefinida.
  • Si bien el Poder Judicial era formalmente independiente, los jueces eran presionados por el Poder Ejecutivo para que fallaran a favor del gobierno o de los amigos y allegados de Porfirio Díaz.
  • Su sustento filosófico era el positivismo, cuya interpretación política se resumió en la consigna «Orden y progreso». El progreso se alentó mediante la apertura a las inversiones externas; el orden fue impuesto mediante la represión de las personas y grupos opositores, que fueron víctimas de detenciones arbitrarias, torturas, asesinatos y desapariciones. La represión incluyó a los medios de prensa independientes que trataron de ser silenciados mediante sobornos o apremios ilegales.
  • El presidente y sus principales partidarios eran conservadores en materia política y liberales en cuestiones económicas:
    • Conservadores en política, porque descreían de la voluntad popular y manipulaban los resultados electorales para perpetuarse en el poder.
    • Liberales en materia económica porque defendían la propiedad privada, el librecambio, la llegada de capitales extranjeros y la inserción de la economía mexicana en la división internacional del trabajo mediante la exportación de materias primas y alimentos.
  • Auspiciaba el libre ingreso de capitales extranjeros, especialmente estadounidenses y británicos.
  • Tenía buenas relaciones con la Iglesia católica, a la que permitió seguir recaudando diezmos con regularidad, afectando así la situación económica de los indígenas y de los pequeños propietarios.

Obra de gobierno del Porfiriato

Las principales medidas de gobierno impulsadas por Porfirio Díaz durante sus nueve gestiones gubernamentales fueron las siguientes:

  • La reorganización del Estado Mayor del Ejército, el traslado del Colegio Militar al Castillo de Chapultepec y la modernización y equipamiento de las fuerzas armadas.
  • La creación de escuelas primarias, escuelas de artes y oficios y escuelas normales para la formación de maestros.
  • La sanción de la Ley Reglamentaria de Educación (1891), que estableció la educación laica, gratuita y obligatoria.
  • La construcción de 19.000 kilómetros de vías férreas que facilitaron la integración del país, los intercambios comerciales internos y con los Estados Unidos, y la expansión de la industria, la minería, la explotación de petróleo y la agricultura de exportación.
  • La fundación del Banco Nacional de México (1884), que recaudaba impuestos, otorgaba anticipos al gobierno y se encargaba de cubrir los gastos de la Tesorería General.
  • La reestructuración de la deuda externa, que generó confianza en los inversores externos y alentó las inversiones de capital.
  • El otorgamiento de concesiones a los inversionistas extranjeros en forma de tasas de ganancias garantizadas y exenciones de impuestos.
  • La reanudación de las relaciones diplomáticas con Gran Bretaña, Francia y España, interrumpidas luego de que el gobierno de Juárez suspendiera los pagos de la deuda externa en 1861.
  • La fundación de la Universidad Nacional de México (1910) y la edificación del Palacio de Bellas Artes.
  • La inauguración del Monumento a la Independencia (1910), conocido como Ángel de la Independencia, en el centro de la Ciudad de México.
  • La sanción de la ley de terrenos baldíos, que puso a la venta los ejidos de las comunidades indígenas, que pasaron a manos de grandes terratenientes.

Fin del Porfiriato

El Porfiriato llegó a su fin en 1911 luego de que Francisco Madero proclamara el Plan de San Luis y lanzara un llamamiento al pueblo mexicano a levantarse en armas contra el gobierno de Porfirio Díaz.

La adhesión a ese plan por parte de los líderes ruralistas, Emiliano Zapata, Pablo Orozco y Pancho Villa, puso en jaque al porfirismo, que sufrió una dura derrota en Ciudad Juárez. En esa ciudad se firmó un tratado en el que se pactó la salida de Díaz del poder y la convocatoria a elecciones generales, que en 1911 fueron ganadas por Francisco Madero. Díaz se embarcó hacia Europa y vivió sus últimos años en París, donde murió en 1915.

Bibliografía:
  • Treviño, Héctor Jaime. Historia de México. Monterrey, Ediciones Castillo. 1997.
  • Roeder, Ralph. Hacia el México moderno, Porfirio Díaz. México, Fondo de Cultura Económica. 1973.
  • Valadés, José. Breve historia del Porfirismo. México, Editores Mexicanos Unidos. 1973.
  • Vasconcellos, José. Breve historia de México. México, Editorial Trillas. 1998.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Porfiriato. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/porfiriato/). Última actualización: mayo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)