blank

Republicanismo

Teoría política que propone la república como modelo de gobierno.

¿Qué es el republicanismo?

El republicanismo es una teoría política que propone y fundamenta la república como modelo de gobierno, promoviendo el derecho de igualdad para todos los ciudadanos de la nación.

Una república consiste en un sistema de gobierno que promueve principios de libertad política y se fundamenta en el cumplimiento de los derechos y deberes. Dentro de una república, es el pueblo quien escoge a sus dirigentes, quienes a su vez pueden gobernar por períodos limitados de tiempo y bajo un control legislativo y judicial.

Etimológicamente, la palabra republicanismo deriva del latín «res», que significa cosa; «pública», que alude al pueblo, y el sufijo «ismo», que la clasifica como doctrina. Asimismo, se desprende del término el concepto de «cosa pública» o «cosa del pueblo».

Alegoría al republicanismo en España

Alegoría al republicanismo en España por Tomás Padró Pedret, 1873.

Origen del republicanismo

El concepto de república ya existía en los grandes pensadores griegos, como Aristóteles. Sin embargo, el republicanismo como teoría política nació como respuesta histórica a las monarquías y a la aristocracia, por lo tanto sus orígenes se remontan a la Edad Media.

Posteriormente, esta forma de gobierno fue adoptada por el Reino Unido, Estados Unidos y diversos países occidentales que aplicaron estas premisas a sus estilos de vida y valores.

Características del republicanismo

Las principales características del republicanismo son las siguientes:

  • Igualdad ante la ley: todos los habitantes de una nación con políticas republicanas cuentan con los mismos derechos y deberes.
  • Regido por una constitución: en una carta magna o constitución se redactan todas las leyes y principios jurídicos que prevalecerán por encima de cualquier autoridad política. Estos deben ser cumplidos y, en casos de incumplimiento, deben aplicarse las sanciones determinadas.
  • División de poderes: el poder nunca debe recaer de forma completa o hegemónica sobre una sola persona. De allí deriva la creación del poder judicial, legislativo y ejecutivo, con independencia de acción y decisión.
  • Soberanía popular: el pueblo es quien, a través del sufragio, elige a sus dirigentes por un período gubernamental determinado, ya que no existen cargos perpetuos ni vitalicios.
  • Participación ciudadana: los gobernantes deben notificar y hacer públicas todas sus acciones, y asimismo los ciudadanos están obligados a participar con su voto.
Citar artículo:
Republicanismo (2019). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/republicanismo/).