blank

Revolución Industrial

Proceso de transformación en los modos de producción de bienes manufacturados.

¿Qué fue la Revolución Industrial?

Se conoce como Revolución Industrial o Primera Revolución Industrial al proceso de transformación en los modos de producción de bienes manufacturados que se inició en Inglaterra a fines del siglo XVII. Los bienes manufacturados pasaron de ser producidos de manera manual en talleres o pequeñas unidades productivas a ser fabricados por máquinas en grandes fábricas.

Esta transformación tuvo un enorme impacto en las relaciones laborales, así como en la organización social y económica de los Estados europeos.

Con el tiempo, también modificó el sistema de relaciones entre los Estados generando grandes cambios a escala global.

Por ese motivo, junto con la Revolución francesa y las revoluciones independentistas americanas, la Revolución Industrial es considerada una de las transformaciones que marcaron el fin de la Edad Moderna y el inicio de la Edad Contemporánea.

Primeras máquinas a vapor.

Primeras máquinas a vapor. Símbolo de la Revolución Industrial.

Características de la Revolución Industrial

Las características principales de la Revolución Industrial fueron las siguientes:

  • Se desarrollaron nuevas tecnologías para la producción de bienes, por lo que la producción artesanal se reemplazó por la producción maquinaria.
  • Las primeras industrias transformadas fueron la industria textil y metalúrgica. En la textil se inventaron máquinas para realizar hilos (hiladoras) y tejidos (telares mecánicos). En la metalúrgica se construyeron altos hornos para la producción de hierro.
  • Las nuevas máquinas permitían producir mayor cantidad de bienes en menor tiempo y con menos esfuerzo. Además, producían los bienes en serie, por lo que todos los productos eran iguales.
  • Como se necesitaron nuevas fuentes de energía para las máquinas, se estimuló el desarrollo de la máquina de vapor y el uso del carbón mineral (coque) en lugar del vegetal.
  • Surgieron las fábricas, enormes espacios donde se ubicaban las máquinas y se concentraba la actividad productiva.
óleo de la revolución industrial

Alessandro Milesi, La hilandería. En las primeras fábricas era común el trabajo de niños y niñas durante largas horas y sin ninguna protección.

Causas y consecuencias de la Revolución Industrial

Causas

Las causas que originaron la Revolución Industrial fueron las siguientes:

  • Los cambios en la organización del espacio rural inglés provocaron un fenómeno conocido como Revolución Agrícola. Grandes extensiones de tierra se concentraron en pocos propietarios que cambiaron las técnicas de producción.
  • Los cambios en las técnicas de la producción agrícola mejoraron la alimentación de la población y produjeron un aumento demográfico. Esto provocó un aumento en la demanda de bienes manufacturados, especialmente los textiles.
  • Muchos campesinos perdieron las tierras donde trabajaban y se trasladaron hacia las ciudades en busca de trabajo, donde fueron empleados como obreros de las nuevas fábricas.
  • El gobierno inglés estimulaba la innovación y la búsqueda de mejoras para aumentar el comercio. Muchos hombres de negocios formaban parte del Parlamento y favorecían las políticas en ese sentido.
  • La burguesía británica tenía un espíritu emprendedor y el capital suficiente para invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías.
  • Gran Bretaña poseía colonias que formaban un enorme mercado proveedor de materias prima y consumidor de productos manufacturados.

Consecuencias

Las principales consecuencias de la Revolución Industrial fueron las siguientes:

  • Surgió el capitalismo industrial, una nueva forma de organización social, junto con dos nuevos grupos sociales. Por un lado, la burguesía industrial, formada por los empresarios dueños de las fábricas y el capital para producir; y por otro lado, los obreros industriales, aquellos que aportaban fuerza de trabajo a cambio de un salario.
  • Cambió la relación de las personas con el trabajo. Los trabajadores dejaron de tener un control sobre los procesos productivos y sus tareas se hicieron monótonas y repetitivas.
  • Los abusos por parte de los industriales sobre los obreros provocaron conflictos que dieron lugar, con el tiempo, a la aparición de asociaciones de trabajadores, sindicatos y organizaciones para proteger a los obreros.
  • Se produjo un fuerte crecimiento de la población urbana, y al mismo tiempo que crecían las ciudades, disminuyó la población rural.
  • Hubo un cambio en los hábitos de consumo y la circulación de mercaderías en el mundo.

Etapas de la Revolución Industrial

Primera etapa

La primera etapa, también llamada Primera Revolución, tuvo lugar a partir de 1760 y finalizó a mediados del siglo XIX.

Esta surgió a partir del incremento de la producción agrícola y manufacturera, que generó un mercado interno de gran magnitud e impulsó a los comerciantes a buscar nuevas formas de vender, las cuales vinieron acompañadas de mejoras en el sistema de transporte, lo cual permitía vender más y más lejos.

Durante esta etapa se desarrolló principalmente la industria textil, la minera y la siderúrgica.

Segunda etapa

Comprendida entre los años 1870 y 1914, es la etapa de la automatización.

Se poseían materias prima más innovadoras, como las derivadas del petróleo, y otras químicas para el plástico y los tejidos. Ya la madera no era tan utilizada.

El concepto de empresa creció hacia grandes propiedades formadas por grupos de inversionistas, cuyo objetivo era abarcar lo más posible el mercado mundial para reducir su competencia.

Durante este período ocurrieron los siguientes sucesos:

  • Invención del dinamo, primer generador eléctrico industrial, que transformó la energía mecánica en eléctrica.
  • Creación del motor de explosión que dio origen al automóvil.
  • Invención del teléfono y el cinematógrafo.

Esta etapa se caracterizó por un mayor crecimiento económico, ya que el progreso científico y técnico había mejorado los medios de producción, la distribución y la organización del trabajo. El desarrollo de las potencias industriales de esta revolución perduró hasta los inicios de la Primera Guerra Mundial.

Inventos de la Revolución Industrial

Algunos de los principales inventos de la Revolución Industrial fueron los siguientes:

  • Hiladora mecánica: en 1764 James Hargreaves inventó la primera hiladora mecánica, la Spinning Jenny, que permitía obtener numerosos hilos al mismo tiempo. En 1769, Richard Arkwight inventó una hiladora que utilizaba energía hidráulica. En 1769, James Watt incorporó la energía de vapor en las hiladoras.
  • La máquina de vapor: máquina que utiliza el vapor como fuente de energía. La primera fue desarrollada por Thomas Newcomen en 1712. En 1769, James Watt perfeccionó este invento y la adaptó para ser utilizada en la industria textil.
  • Telar mecánico: diseñado en 1784 por Edward Cartwright.
  • Máquina de vapor aplicada al transporte: Robert Fulton creó el primer barco a vapor en 1807 y George Stephenson la primera locomotora a vapor en 1825.
Bibliografía:
  • Berg, Maxine. La era de las manufacturas 1700-1820. Barcelona, Crítica. 1987.
  • Hobsbawm, Eric. Industria e Imperio. Una historia económica de Gran Bretaña desde 1750. Barcelona, Ariel. 2006.
  • Thompson, E. P. La formación histórica de la clase obrera. Inglaterra, 1780-1832. Barcelona, Laia. 1977.
Citar contenido:
Revolución Industrial (2018). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/revolucion-industrial/).