Icono de diálogo

Santa Alianza

Tratado celebrado el 26 septiembre de 1815 entre Francisco I de Austria, Alejandro I de Rusia y Federico Guillermo III de Prusia.

¿Qué fue la Santa Alianza?

La Santa Alianza fue un tratado celebrado el 26 septiembre de 1815 entre Francisco I de Austria, Alejandro I de Rusia y Federico Guillermo III de Prusia. Se firmó en París luego de la batalla de Waterloo, la abdicación de Napoleón Bonaparte y la ocupación de la capital francesa por las tropas de la Séptima Coalición. Su promotor fue el zar Alejandro I, quien propuso la creación de una alianza para contener la extensión del liberalismo y restaurar la etapa previa a la Revolución francesa.

Aunque el pacto tuvo intenciones claramente políticas, sus signatarios adujeron principios de carácter religioso, como la defensa del cristianismo y de la «indivisible trinidad». De allí que se tildara de «santa» a esta alianza.

Los tres monarcas se comprometieron a intervenir militarmente donde fuera necesario para aplastar toda revolución que cuestionara la legitimidad monárquica y los principios del absolutismo.

A fines de 1815, la Santa Alianza firmó un acuerdo con Gran Bretaña, formándose así la Cuádruple Alianza. Pese a ser un Estado liberal, el Reino Unido se unió a Rusia, Austria y Prusia para defender el equilibrio de poderes que se había acordado en el Congreso de Viena. En 1818, Francia también se sumó a la Santa Alianza, dando lugar a la Quíntuple Alianza.

A partir de entonces se sucedieron varios congresos que tuvieron como objetivo coordinar la intervención militar de los aliados en aquellos territorios donde el orden absolutista estuviera en peligro.

La Santa Alianza se desintegró en 1825, tras la muerte de Alejandro I y el apoyo dado a los revolucionarios griegos por su sucesor, el zar Nicolás I.

Países que integraban la Santa Alianza

La Santa Alianza estaba integrada por tres de los Estados más poderosos de Europa:

  • El Imperio ruso, regido por la dinastía de los Románov, tenía su capital en la ciudad de Moscú. Era una monarquía absoluta en la que el zar concentraba en sus manos los poderes ejecutivo y legislativo.
  • El Imperio austríaco, gobernado por la dinastía de los Habsburgo, era un Estado multinacional habitado por diversos pueblos (austríacos, alemanes, checos, húngaros, croatas, polacos, etc.), que tenía su capital en Viena.
  • El reino de Prusia, gobernado por la dinastía de los Hohenzollern, era un Estado absolutista con capital en la ciudad de Berlín. Formaba parte de la Confederación Germánica, una federación flexible de Estados alemanes.

Objetivos de la Santa Alianza

Los objetivos de la Santa Alianza eran los siguientes:

  • Establecer la unión fraternal entre los tres monarcas firmantes, que se comprometieron a prestarse asistencia, ayuda y socorro mutuo para proteger la religión, la paz y la justicia.
  • Preservar el equilibrio entre las potencias europeas acordado en el Congreso de Viena.
  • Defender la monarquía absoluta como forma de gobierno.
  • Devolver a la nobleza y al clero los privilegios perdidos debido a la aplicación de medidas inspiradas en ideales revolucionarios.
  • Frenar el avance del liberalismo y del secularismo que se habían extendido a partir de la Revolución francesa.
  • Crear un sistema de seguridad conjunto para impedir cualquier revolución que intentara modificar el statu quo, es decir, la situación establecida por el Congreso de Viena en 1815.

Intervenciones militares de la Santa Alianza

La Santa Alianza se reunió en 1818 en el Congreso de Aquisgrán, en el que se pactó la retirada de las tropas de ocupación del suelo francés, la unión de Francia a la Santa Alianza y la intervención militar en algunos Estados alemanes donde se habían producido agitaciones antimonárquicas.

Durante 1820 la Quíntuple Alianza se reunió en el Congreso de Troppau para tratar la situación en Italia. A pesar de las protestas británicas, se acordó que Austria invadiera la península itálica y sofocara las revueltas liberales que se habían desencadenado en el Reino de Piamonte y en el Reino de las Dos Sicilias.

En 1821 tuvo lugar el Congreso de Verona, donde se acordó la invasión de España por la Francia de Luis XVIII, pese a la oposición de Gran Bretaña. El objetivo de esta intervención militar, conocida como la expedición de Los Cien Mil Hijos de San Luis, era poner fin al trienio liberal (1820-23) y reponer la monarquía absolutista de Fernando VII.

La postura de Gran Bretaña contraria a las intervenciones en Italia y en España se basó en que sus intereses comerciales no se habían vistos afectados por las revoluciones liberales, a que la movilización de sus tropas debía ser autorizada por el Parlamento ya que a diferencia de sus aliados era una monarquía parlamentaria.

Por estos mismos motivos el gobierno británico también rechazó auxiliar a la Santa Alianza cuando ésta autorizó una intervención para restablecer el dominio colonial de los Borbones españoles. Gran Bretaña mantenía un activo comercio con los nuevos Estados americanos y temía que la restauración del poder español en América trajera consigo la vuelta del monopolio comercial.

Episodio de la intervención de Francia en España en 1823, 1828. Pintura del artista francés Hippolyte Leconte

Episodio de la intervención de Francia en España en 1823, 1828. Pintura del artista francés Hippolyte Leconte que hace referencia a la expedición llamada Los Cien Mil Hijos de San Luis, acordada por la Santa Alianza en el Congreso de Verona.

Desintegración de la Santa Alianza

La Santa Alianza terminó fracasando por las reacciones dispares de sus integrantes frente a la continuidad de los estallidos revolucionarios. Así, al iniciarse la guerra de independencia de Grecia, en 1821, Austria y Prusia se pronunciaron contra los rebeldes griegos, pero Francia y Gran Bretaña los apoyaron para proteger sus propios intereses comerciales y geopolíticos en el Mediterráneo oriental.

En cuanto a Rusia, tras la muerte del zar Alejandro I, en 1825, su sucesor Nicolás I decidió apoyar a los griegos para debilitar al Imperio otomano, y extender su influencia en la península de los Balcanes.

El cambio de política del Imperio ruso generó una fractura irremediable en la Santa Alianza que, en los hechos, dejó de existir a partir de entonces.

Bibliografía:
  • Bergeron, L.; Furet, F. y Koselleck, R. La época de las revoluciones europeas (1780-1848). México, Siglo XXI. 1986.
  • Hobsbawm, Eric. La era de la revolución, 1789-1848. Barcelona, Crítica. 2011.
  • Renouvin, Pierre. Historia de las relaciones internacionales. Madrid, Akal. 1982.
  • Rudé, George. La era revolucionaria (1783-1815). Madrid, Siglo XXI Editores. 2018.
Citar artículo:
Santa Alianza (2021). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/santa-alianza/).