Segundo Imperio Mexicano

Estado gobernado por Maximiliano I entre 1863 y 1867.

Datos
Fecha 1863-67.
Ubicación Sur de América del Norte y extremo norte de América Central.
Capital Ciudad de México.
Forma de gobierno Monarquía imperial hereditaria.
Idioma Español.
Religión Católica.
Moneda Peso mexicano.

¿Qué fue el Segundo Imperio Mexicano?

Se llama Segundo Imperio Mexicano al Estado gobernado por Maximiliano I entre 1863 y 1867. Su proclamación como emperador fue posible debido a la segunda intervención francesa, ordenada por Napoleón III y alentada por los conservadores locales.

Los historiadores llaman Segundo Imperio a este período de la historia mexicana para marcar la continuidad con el Primer Imperio Mexicano, gobernado por Agustín I entre 1821 y 1823.

Esa continuidad quedó legalmente establecida por el Pacto de Chapultepec (1865), por el cual Maximiliano I adoptó a Agustín de Iturbide y Green, nieto de Agustín I, y lo proclamó como su legítimo heredero.

retrato de Maximiliano I de Habsburgo

Maximiliano I de Habsburgo, segundo emperador de México. Retrato realizado por el pintor alemán Albert Gräfle en 1867.

Contexto histórico

La causa de la segunda intervención francesa a México fue la suspensión de los pagos de la deuda externa a Francia, Gran Bretaña y España decretada por el gobierno de Benito Juárez, al finalizar la guerra de Reforma (1858-1861).

Representantes de las tres potencias europeas se reunieron en Londres, donde acordaron desembarcar tropas en el puerto de Veracruz para presionar a las autoridades mexicanas.

El arribo de las tropas extranjeras tuvo lugar en 1862 y a partir de entonces se iniciaron negociaciones con el gobierno de Juárez, que concluyeron con el retiro de las fuerzas británicas y españolas.

Las tropas francesas se negaron a replegarse porque el emperador Napoleón III planeaba instaurar una monarquía local que apoyara a los confederados en la Guerra de Secesión, para así disminuir el poder de los Estados Unidos en la región del Caribe.

El proyecto del emperador francés fue apoyado por los conservadores mexicanos que, tras ser derrotados en la guerra de Reforma, apostaron a imponer en su país un gobierno de carácter monárquico. Con el visto bueno de Napoleón III, los conservadores ofrecieron la corona al archiduque austríaco Fernando Maximiliano de Habsburgo, quien aceptó la propuesta en julio de 1863 y adoptó el nombre de Maximiliano I.

Mientras tanto, el ejército expedicionario francés había avanzado desde la costa hasta el centro del país y, pese a ser derrotado en la batalla de Puebla, logró ocupar la Ciudad de México el 10 de junio. A la espera de que Maximiliano llegará al país, el gobierno estuvo encabezado por una regencia integrada por dos generales y un arzobispo.

Maximiliano y su esposa, Carlota Amalia de Bélgica, llegaron al puerto de Veracruz en mayo de 1864, haciendo una entrada fastuosa en Ciudad de México pocos días después.

oleo de la batalla de puebla

La batalla de Puebla, librada el 5 de mayo de 1862, durante la segunda intervención francesa en México.

Características del Segundo Imperio Mexicano

Las principales características de este Estado imperial fueron las siguientes:

  • Estaba ubicado entre el río Bravo y el extremo norte de América Central. Limitaba con los Estados Unidos, el mar Caribe, Guatemala, Honduras británica y el océano Pacífico. Su capital era la Ciudad de México.
  • Su forma de gobierno fue la monarquía imperial hereditaria de carácter moderado.
  • Maximiliano I, quien tomó el título de emperador, era su soberano y el titular del Poder Ejecutivo.
  • Carlota de Bélgica fue designada emperatriz y regente, por lo que era la cabeza del gobierno cuando el emperador estaba ausente.
  • La religión oficial fue la católica apostólica romana y sus símbolos, la bandera imperial y el escudo imperial.
  • La pareja real residía en el castillo de Chapultepec, que Maximiliano mandó unir con la Catedral y el Palacio Nacional a través del Paseo de la Emperatriz.
  • El emperador ejercía el gobierno a través de un Consejo de Ministros que se encargaba de distintos aspectos de la vida pública del país.
  • El Poder Legislativo estaba a cargo de un Consejo de Estado encargado de sancionar las leyes.
  • El Poder Judicial estaba integrado por una serie de tribunales, siendo el más importante el Tribunal de Cuentas, cuya función era la de fiscalizar los actos de gobierno.
  • Una especie de auditores, llamados comisarios imperiales, se ocupaban de prevenir y sancionar los abusos de autoridad de los funcionarios.
  • Cincuenta prefectos, nombrados directamente por el emperador, administraban cada uno de los departamentos en que se dividía el imperio. Los distritos y municipios en que se subdividía cada departamento, tenían sus propios órganos de gobierno.
  • Un cuerpo diplomático integrado por embajadores se encargaba de representar los intereses del Imperio en la comunidad internacional.
  • El Estatuto Provisional de 1865, que estaba inspirado en el liberalismo europeo del siglo XIX, regía legalmente el Imperio. Este documento reconocía la libertad personal, la igualdad ante la ley, la seguridad personal, la inviolabilidad del domicilio, la libertad de cultos, la libertad de prensa y la libertad de trabajo.

Fin del Segundo Imperio Mexicano

Maximiliano I nunca tuvo el control efectivo sobre todo el territorio mexicano, ya que los republicanos, liderados por Juárez, resistieron en distintos sectores del país.

Las tropas republicanas, comandadas por Porfirio Díaz, poco a poco fueron recuperado territorios, a la par que Maximiliano perdía sus apoyos y se iba quedando prácticamente solo. La principal defección fue la de Napoleón III, que en 1866 retiró las tropas francesas, tras la derrota confederada en la Guerra de Secesión estadounidense y la inminencia de la guerra franco-prusiana.

El declive del Segundo Imperio también fue provocado por los conflictos entre el emperador y la Santa Sede. Las normativas impulsadas por Maximiliano sobre libertad de cultos, abolición de los fueros eclesiásticos y nacionalización de los bienes de la Iglesia generaron tensas relaciones entre el emperador y el Vaticano, que le retiró su apoyo. Lo mismo sucedió con muchos conservadores mexicanos, molestos por la legislación de corte liberal impulsada por el emperador.

Maximiliano fue finalmente cercado y capturado por el ejército republicano en la ciudad de Querétaro. Se lo procesó judicialmente, se lo encontró culpable y se lo fusiló en el Cerro de las Campanas, el 19 de junio de 1867.

Así el Segundo Imperio llegó a su fin y se restauró la República bajo el liderazgo de Juárez, que fue reelegido como presidente en las elecciones generales de 1867.

pintura del Fusilamiento de Maximiliano I

Fusilamiento de Maximiliano I y los generales conservadores Tomás Mejía y Miguel Miramón, el 19 de junio de 1867. Pintura realizada por el artista francés Édouard Manet.

Bibliografía:
  • Dios Arias, Juan. México, a través de los siglos. Barcelona, Océano. 1991.
  • Treviño, Héctor Jaime. Historia de México. Monterrey, Ediciones Castillo. 1997.
  • Vasconcelos, José. Breve historia de México. México, Editorial Trillas. 1998.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Segundo Imperio Mexicano. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/segundo-imperio-mexicano/). Última actualización: agosto 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)