blank

Tratado de Verdún

Tratado firmado en el año 843 por los descendientes del emperador Carlomagno luego de la muerte de su hijo, Luis, el Piadoso.

¿Qué fue el tratado de Verdún?

El tratado de Verdún fue un tratado firmado en el año 843 d. C. por los descendientes del emperador Carlomagno luego de la muerte de su hijo, Luis, el Piadoso. El objetivo de este tratado era terminar con las luchas sucesorias entre los nietos de Carlomagno, Lotario, Luis y Carlos, por la corona del Imperio carolingio.

En el tratado se acordó la división entre los nietos de Carlomagno del territorio del Imperio y, de ese modo, se concretó su disolución.

Los términos del tratado establecieron que Lotario sería reconocido como emperador y recibiría los territorios del medio del Imperio, correspondientes a Italia y los valles de los ríos Ródano, Saona, Mosa y Rin.

A Luis le correspondería la Germania, región al este del Imperio, y a Carlos, la región al oeste del Imperio que corresponde aproximadamente a la actual Francia. Por lo tanto, el tratado establecía tres reinos, uno para cada hermano, bajo la figura de un imperio cuya cabeza era Lotario.

mapa del tratado de Verdún

División del territorio europeo a partir de la firma del tratado de Verdún. En celeste la región de Carlos, marrón la región de Lotario y rojo la región de Luis.

Antecedentes del tratado de Verdún

A la muerte de Carlomagno, en 814, el Imperio carolingio pasó a manos de su hijo Luis I, el Piadoso (en una versión del nombre más cercana al latín, se lo conoce como Ludovico Pío). Su reinado fue más débil que el de su padre y no pudo hacer frente a las presiones de la Iglesia y la aristocracia para obtener espacios de poder. Esa situación, sumada a las disputas de sus hijos sobre el territorio del Imperio provocaron que este comenzara a disgregarse ya en vida del emperador.

A la muerte de Luis I, en 840, la guerra entre sus hijos, Lotario, Luis y Carlos, se profundizó. En un intento de superación del conflicto, el 14 de febrero de 842 se reunieron en Estrasburgo para jurarse fidelidad y establecer las condiciones para realizar un acuerdo satisfactorio para los tres. El tratado definitivo se firmó en Verdún, en agosto de 843.

Consecuencias del tratado de Verdún

Las principales consecuencias del tratado de Verdún fueron:

  • El tratado profundizó la desestructuración del Imperio carolingio y finalmente llevó a su desaparición.
  • Los reyes carolingios perdieron progresivamente su autoridad. Los nobles comenzaron a acrecentar su poder. Con la llegada de sucesivas invasiones de normandos, magiares y sarracenos y la necesidad de organizar fuerzas para enfrentarlas, llegaron a tener, en la práctica, autonomía del monarca.
  • Se fortaleció la figura del papado como cabeza de simbólica de una Europa unificada bajo el cristianismo.

Importancia del tratado de Verdún

La división del Imperio carolingio entre los herederos de Luis I a partir del tratado de Verdún marcó la estructuración de buena parte del territorio europeo hasta nuestros días, ya que los territorios adjudicados a Carlos y a Luis fueron la base de las actuales Francia y Alemania, respectivamente.

Bibliografía:
  • AA.VV. Historia Universal. 10. La Edad Media. Lima, Salvat. 2005.
  • Fossier, Robert. La Edad Media. Barcelona, Crítica. 1988.
  • Romero, José Luis. La Edad Media. México, FCE. 1995.
Citar contenido:
Tratado de Verdún. Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/tratado-de-verdun/).