blank

Vanguardismo

Conjunto de movimientos culturales, literarios y artísticos surgidos a partir de los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX en Europa.

¿Qué es el vanguardismo?

Se denomina vanguardismo al conjunto de movimientos culturales, literarios y artísticos surgidos a partir de los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX en Europa.

El término «vanguardia» proviene del ámbito militar. Se utiliza para designar aquellas tropas que van delante del cuerpo principal y, en general, son las primeras en entrar en contacto con el enemigo. Por extensión, se aplicó a aquellos grupos, incluso políticos, que fueron los primeros en proponer cambios revolucionarios en las sociedades de su época.

Características del vanguardismo

Las principales características del vanguardismo son:

  • Estaba constituido por movimientos muy diversos, de distintas disciplinas (cine, música, literatura, pintura, etc.), que tenían en común la crítica hacia la sociedad de su época. Esa crítica incluía todos los aspectos de la realidad: la política, las costumbres, la producción y consumo artístico, etc.
  • Especialmente las vanguardias históricas, cuestionaron la totalidad del arte de su época. Rechazaron las instituciones del arte como los museos y las academias y los salones que eran las tradicionales instancias legitimadoras del arte por considerar que eran manifestaciones de una sociedad que consideraban corrompida.
  • Rechazaron la tradición artística moderna. En ese sentido, propusieron una ruptura para la línea histórica de representación fiel de la realidad y de búsqueda de la belleza ideal que se había iniciado en el siglo XV con el Renacimiento.
  • Rastrearon en el arte de las civilizaciones antiguas y de los pueblos no industrializados formas, prácticas y procedimientos que consideraban más genuinos que los desarrollados por la cultura moderna europea.
  • Proponían unir la práctica artística con la vida cotidiana, transformando en gestos artísticos las actividades diarias y también empleando métodos artesanales para la producción artística.
  • Pretendieron liberar la subjetividad creadora, tanto del artista como del receptor de la obra.
  • Publicaron manifiestos, escritos en los que dieron a conocer sus consideraciones y su línea de acción. En general, consistían en propuestas revolucionarias tanto en política como en distintas artes.
Manifiesto futurista, publicado en el diario francés Le Figaro, en 1909.

Manifiesto futurista, publicado en el diario francés Le Figaro, en 1909.

Contexto histórico del vanguardismo

Las nuevas búsquedas artísticas fueron consecuencia de un contexto histórico dinámico. Entre los factores que influyeron en el nuevo modo de entender los procesos artísticos se pueden mencionar:

  • La aceleración de cambios que se sucedieron durante el siglo XIX y principios del XX:
    • Industrialización.
    • Cambio en las estructuras políticas.
    • Consolidación y ascenso de nuevas clases sociales.
    • Urbanización.
    • Aumento de la interacción entre las personas gracias a la movilidad y el desarrollo de las comunicaciones.
    • Extensión de la alfabetización.
    • Cambio de las relaciones internacionales con las nuevas oleadas de colonialismos y la división internacional del trabajo.
  • El surgimiento de nuevas miradas para explicar los fenómenos sociales e individuales, como el socialismo y anarquismo en política y el psicoanálisis de Sigmund Freud, entre otras.
  • Desde mediados del siglo XIX, el creciente fenómeno de reflexión de los artistas sobre sus medios expresivos (la música, la literatura, las artes plásticas) favoreció su desvinculación de las instituciones artísticas. Esto los liberó de la dependencia de un mecenas para realizar sus obras.
  • En pintura, el movimiento impresionista y, sobre todo, el postimpresionismo.

Etapas del vanguardismo

Si bien algunos autores proponen como auténticas vanguardias solo a las primeras, otros, en sentido más amplio consideran que el vanguardismo tuvo tres momentos.

Primera etapa

Desde 1900 hasta 1914 surgieron las llamadas «vanguardias históricas». Históricamente, este fue un período de aparente calma social en el que la prosperidad económica y el optimismo en el progreso de la burguesía ocultaban tensiones subyacentes de grupos tradicionalmente relegados como las mujeres o los obreros, que luchaban por mejorar sus condiciones de vida.

Los movimientos que surgieron en este período tenían una mirada crítica sobre la sociedad y sostenían que el arte no podía permanecer ajeno a esas tensiones. Algunos autores las consideran las auténticas vanguardias, son: el expresionismo alemán (Die Brücke, 1905 y Der Blaue Reiter, 1911); el fauvismo (Francia, 1905); el cubismo, 1907; el futurismo (Italia, 1909); las vanguardias rusas (suprematismo, constructivismo, futurismo ruso).

pintura cubista

Georges Braque, Botella y peces, 1910 – 1912. Pintura cubista, Tate Modern, Londres.

Segunda etapa

El período de entreguerras (1919-1939). Durante este momento de recuperación de Europa después de la Primera Guerra Mundial, se desarrollaron dos líneas opuestas: la constructivista, que pretendía retomar la racionalidad y el orden de ciertas épocas previas a la guerra. Dentro de esta línea, se pueden incluir movimientos como el suprematismo o el neoplasticismo que intentaban limitarse a los elementos mínimos de la pintura, como la línea, el punto y los colores básicos (primarios, blanco y negro).

También se incluyen aquí a aquellas escuelas que buscaron relacionar la actividad artística con la vida concreta de las personas, como la Bauhaus y el funcionalismo arquitectónico. Una línea opuesta proponía la irracionalidad como rechazo de una realidad que consideraba hipócrita y destructiva, ejemplos de esta línea son el dadaísmo, el surrealismo y la pintura metafísica.

imagen de un Grupo de alumnos de la Bauhaus en Dessau, 1928.

Grupo de alumnos de la Bauhaus en Dessau, 1928.

Tercera etapa

A partir de 1950, el eje de la actividad artística y cultural se desplazó a los Estados Unidos de América. Allí surgieron distintas tendencias vanguardistas como expresionismo abstracto, el pop art, el minimalismo y el arte conceptual.

También hubo movimientos vanguardistas en Hispanoamérica, especialmente en Argentina con el arte concreto y el perceptismo y en Brasil con los movimientos de la década de 1960.

Representantes del vanguardismo

Algunos de los representantes de los distintos movimientos vanguardistas fueron:

  • Expresionismo: Ernst Ludwig Kirchner (pintor), Bertolt Brecht (escritor), Friedrich Wilhelm Murnau (director de cine).
  • Fauvismo: Henri Matisse (pintor).
  • Cubismo: Pablo Picasso (pintor), George Braque (pintor).
  • Dadaísmo: Marcel Duchamp (artista plástico), Tristán Tzara (artista).
  • Futurismo: Umberto Boccioni (artista), Filippo Tommaso Marinetti (escritor).
  • Suprematismo: Kazimir Malévich.
  • Surrealismo: André Breton (escritor), Salvador Dalí (artista).
Bibliografía:
  • Aracil, A. y Rodríguez, D. El siglo XX. Entre la muerte del arte y el arte moderno. Madrid, Istmo. 1988.
  • Bürger, Peter. Teoría de la vanguardia (1974). Buenos Aires, Las Cuarenta. 2015.
  • Cirlot Valenzuela, Lourdes. Las claves de las vanguardias artísticas en el siglo XX. Cómo identificarlas. Barcelona, Ariel. 1988.
  • De la Peña, Pilar. Manual básico de historia del arte. Cáceres, Universidad de Extremadura. 2008.
  • De Micheli, Mario. Las vanguardias artísticas del siglo XX. Madrid, Alianza. 1999.
Citar artículo:
Vanguardismo (2021). Recuperado de Enciclopedia de Historia (https://enciclopediadehistoria.com/vanguardismo/).